EL PAIS › LA MINISTRA DE DESARROLLO, ALICIA KIRCHNER, CERRO LA CUMBRE SOCIAL

Democracia e inclusión social

Con la consigna “La construcción de la integración”, miembros de ONG, organizaciones sociales y funcionarios debatieron sobre el rol del Estado y llamaron a defender la democracia en la región. La situación de Paraguay y la crisis mundial fueron temas dominantes.

La Cumbre Social que se realizó en Mendoza en simultáneo con las reuniones del Mercosur y la Unasur condenó la destitución de Fernando Lugo en Paraguay y llamó a defender la democracia en la región. Unos 800 participantes –integrantes de ONG, de asociaciones civiles y funcionarios– habían debatido antes durante dos días sobre temas como el rol del Estado, la inclusión social, la soberanía alimentaria y la economía social. El encuentro fue cerrado ayer por la tarde por Alicia Kirchner. La ministra de Desarrollo Social felicitó a la militancia “por cómo trabajaron a favor de la inclusión social” y recordó que el gobierno nacional toma el tema como una política de Estado.

La Argentina “fue el primer país que logró hace cuatro años que esa cuestión fuera incorporada a las discusiones en las cumbres del G-20”, señaló en ese sentido.

La funcionaria aludió luego a la situación de Paraguay al señalar que “hermanos de otros países la están pasando muy mal” y advirtió que “el verdadero enemigo de hoy no son las dictaduras militares, sino el fundamentalismo de mercado que trajo a la región del Mercosur resultados que no queremos nunca más”.

También advirtió sobre la crisis internacional. “Fíjense lo que está pasando en el mundo. Lo dice nuestra presidenta, Cristina Fernández: se nos viene el mundo encima, pero si nuestro pueblo trabaja organizadamente y en cada país, habrá un Estado presente”.

Esta fue la Cumbre Social del Mercosur número 15; comenzó a realizarse en el 2006 junto con una reunión de presidentes del Mercosur y, desde entonces, se instaló acompañando los encuentros de los mandatarios.

Al estadio Vicente Polimeni llegaron participantes de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Chile y Venezuela. El encuentro se realizó con la consigna “La construcción de la integración”.

Una de las invitadas que más interés generó entre los asistentes a la Cumbre Social fue la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. “Hay sectores que siguen conspirando en la región para repetir la historia”, dijo allí. Sobre la situación paraguaya, opinó concretamente que “es importante luchar para que Fernando Lugo vuelva a ser presidente porque fue electo por el pueblo”. La presidenta de Abuelas habló más adelante sobre la importancia de la unidad para defender la democracia y recordó la historia de la entidad que encabeza donde, “gracias a la unidad, pudimos llegar a la verdad”.

“Podemos disentir, discutir, pero no mentir, agraviar ni poner palos en la rueda a esta democracia que se está fortaleciendo día a día.”

Carlotto compartió el panel con el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda; el director del Instituto de Derechos Humanos del Mercosur, Víctor Abramovich, y el director ejecutivo de Políticas Públicas del Mercosur, Christian Mizra, que contó que estaba en Paraguay cuando destituyeron a Lugo. “No podemos ni debemos dejar solos a los paraguayos. La consigna es militancia por Paraguay”, agregó.

Fresneda, por su parte, habló del orgullo de que “haya una nueva generación política que se presenta de cara a sus pueblos, que debata cómo quieren vivir y cómo conseguir la conquista de ello”.

Otro de los ejes del encuentro en Mendoza fue el vinculado con el trabajo. En esa área, Hugo Yasky, secretario general de la CTA, anunció que los representantes de cinco centrales del Mercosur llegaron a un acuerdo para crear una Carta de Derechos Sociales, con el propósito de que sea luego aprobada por todos los gobiernos del bloque.

Yasky detalló que entre los temas acordados como de interés común está el impulso a “la libre circulación de los trabajadores” y la definición de “un plan regional de creación de empleo registrado”.

“Estas son iniciativas que se deben profundizar porque la integración no se debe entender como una cuestión meramente entre grupos de empresarios para crear ventajas en el terreno comercial, sino para consolidar un gran espacio de integración regional con pueblos que puedan coincidir con buenos salarios, con gobiernos que puedan recaudar porque hay gente que consume, y modelos productivos”, concluyó el dirigente.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra Alicia Kirchner señaló que, para el gobierno nacional, la inclusión es una política de Estado.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared