EL PAIS › EL CONFLICTO EN SANTA CRUZ

Oferta y acuerdo

Los policías autoconvocados de Santa Cruz resolvieron en asamblea aceptar el aumento salarial ofrecido por el gobernador Daniel Peralta, aunque recién levantarán la medida mañana, cuando el mandatario provincial firme el decreto que hará efectiva su decisión. Hasta ayer a la tarde los uniformados seguían reclamando garantías por escrito de que quienes participaron de las medidas de fuerza no sufrirán el descuento de los días que se mantuvieron autoconvocados y que tampoco recibirán sanciones administrativas por ejercer su derecho a manifestarse. Los 500 gendarmes enviados por el gobierno nacional para reforzar la seguridad en el territorio provincial volverán a sus destacamentos móviles en Córdoba y La Pampa cuando se levante la medida, según explicó ayer el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

La decisión de aceptar la oferta de Peralta se tomó a última hora del viernes en una asamblea de los policías autoconvocados. En ese ámbito los policías analizaron el ofrecimiento que hizo Peralta para destrabar el conflicto. La oferta del gobierno provincial incrementaría el denominado “valor punto” (unidad de medida sobre la que se calculan los salarios) de 15,60 pesos a 21,10 pesos desde julio, a 22 pesos desde enero próximo y a 26 pesos desde marzo.

La huelga policial se inició hace veinte días. El reclamo incluyó marchas y carpas instaladas frente a la Casa de Gobierno y la Jefatura de Policía santacruceña. El viernes una delegación de once uniformados elegidos por sus compañeros fueron recibidos por Peralta.

De las tratativas entre el gobierno santacruceño y los policías participó el diputado provincial Alejandro Victoria, del Frente para la Victoria, que ofició de mediador. Para acceder al encuentro que se realizó en el mismo despacho del gobernador los policías aceptaron levantar la medida de protesta que venían realizando en comisarías de Río Gallegos y algunas localidades del interior.

Tras la reunión, que duró dos horas, el ex suboficial Mario Monsalvo, vocero de los policías, afirmó que la oferta salarial era insuficiente. “La evaluación tiene dos aspectos: una parte salarial y otra ordinaria que implica una reforma policial”, explicó. “La reforma la hemos obtenido, la idea de cambiar la policía, de reformarla, de parir una nueva fuerza. En cuanto a lo salarial, han mejorado la oferta pero no nos acercamos. Estamos muy lejos”, aseguró, antes de comenzar a debatir en la asamblea la oferta hecha por el gobernador.

La asamblea, sin embargo, concluyó entrada la noche del viernes con la aceptación de la oferta pero la advertencia de que mantendrán las medidas hasta mañana, cuando Peralta firme el decreto y honre su palabra.

Más allá de los números del aumento, los uniformados santacruceños exigían ayer que quedara por escrito la garantía para que quienes protagonizaron la huelga no sufran el descuento de los días que estuvieron autoconvocados y que no reciban sanciones administrativas por ejercer sus derechos laborales.

El secretario Berni salió a aclarar ayer que el medio millar de gendarmes que fueron trasladados a Santa Cruz para auxiliar a Peralta se quedará en la provincia hasta mañana, cuando los uniformados vuelvan a sus tareas habituales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.