EL PAIS › EL GOBIERNO PORTEñO INTIMO A LOS METRODELEGADOS POR NO ACATAR LA CONCILIACION

Por la vía de la multa

La administración PRO los multó con la suma de 4.933.000 pesos y además los denunció ante la Justicia para que les saquen la personería jurídica. Los sindicalistas acusaron a Mauricio Macri de politizar el conflicto. La huelga continúa.

 Por Werner Pertot

No se ve la luz al final del túnel. El paro del subte ya va por los nueve días y los metrodelegados reclaman que se vuelva a una negociación. El gobierno porteño, en tanto, los multó por no acatar la conciliación obligatoria con la suma de 4.933.000 pesos. También los denunció ante la Justicia laboral para que les quiten la personería jurídica. “Esto era un conflicto gremial y Macri lo transformó en un conflicto político”, reaccionaron los sindicalistas. Los macristas reclamaron además al Ministerio de Trabajo nacional que intervenga en el conflicto, algo que Carlos Tomada ya dijo que no hará. Según adelantaron en Bolívar 1 a este diario, si les vuelven a responder eso irán a la Justicia para obligar al gobierno nacional a involucrarse.

La situación es cada vez más enredada. Metrovías firmó el viernes un acuerdo con el otro gremio, la UTA, en el cual promete pagar el 23 por ciento de aumento cuando cuente con los fondos. Que es lo mismo que decir: cuando los gobiernos de Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner lleguen a un acuerdo. Metrovías insiste en que, hasta ese momento, no tiene recursos para poder pagar un aumento. Sostiene que la suba de tarifa dispuesta por Macri les hizo perder pasajeros y que hay una diferencia de hasta ocho millones de pesos con respecto al dinero que tenía que aportar el gobierno porteño. La empresa afirma además que hay 240 millones de pesos del gobierno nacional que el macrismo se niega a transferirles. Hace poco le hizo un reclamo por carta para que disponga de ese dinero para arreglar los 20 coches que sacaron de circulación. La gestión PRO no les respondió. El gobierno porteño, en tanto, ya gastó esta semana un millón de pesos en micros escolares como un paliativo al paro.

Los metrodelegados no aceptaron el acuerdo que firmó la UTA y reclamaron que la empresa haga una oferta real de aumento salarial. Decidieron no acatar la conciliación obligatoria del gobierno porteño, que duraría 21 días corridos. Argumentaron que la gestión PRO es juez y parte. Estiman que si Macri hubiera aceptado el traspaso, toda esta situación se habría evitado.

“Vamos a tomar todas las medidas para que los metrodelegados levanten el paro y se restablezca el servicio”, sostuvo ayer el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, antes de anunciar las sanciones a la Asociación Gremial de Trabajadores de Subterráneo y Premetro (AGTSyP).

El subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Sabor, le aplicó una multa que ronda los cinco millones de pesos. “La multa es sobre la Asociación Gremial. Se calcula por la cantidad de empleados. Son mil pesos por cada empleado. Son 4933 empleados”, explicó Sabor a Página/12. “Esperemos que recapaciten con esto y acaten la conciliación. Lamento tener que tomar esta decisión. Hubiera preferido que acataran y que las partes negociaran libremente”, dijo el funcionario macrista.

“Además, mandamos una denuncia al Ministerio de Trabajo y a la jueza en lo contencioso administrativo Patricia López Vergara. También denunciamos a los sindicalistas ante la Justicia laboral para que se le quite la personería jurídica por incumplimiento”, destacó Sabor. Según señalan en Bolívar 1, la estrategia judicial no sólo se dirige a los metrodelegados, sino que ahora volverá a apuntar al gobierno nacional. Los macristas esperan que el Ministerio de Trabajo decline formalmente un pedido de intervenir en el conflicto para poder judicializar la decisión. Como argumento, los funcionarios del PRO sostienen que los metrodelegados dijeron el viernes que no reconocen la competencia de la Ciudad por falta de imparcialidad. Lo asentaron en un acta que enviaron ayer al Ministerio de Trabajo nacional y esperan su respuesta.

En el gobierno nacional indicaron a este diario que la posición sigue siendo la misma: la Ciudad debe ocuparse de resolver el conflicto. Así lo señaló ayer el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien dijo que la Nación “resolvió este año 1500 paritarias y Macri no pudo resolver una; eso habla a las claras de su capacidad para gestionar” (ver página 5). En Balcarce 50 consideraron que Macri “de a poquito va dando pasitos chiquitos para hacerse cargo”. Entre ellos, señalaron el hecho de que, luego de que se lo ordenara la Justicia, aceptó que se iniciara la negociación en la Subsecretaría de Trabajo porteña. Los kirchneristas insisten en que si Macri decidiera hacerse cargo, se podrían discutir las otras cuestiones que plantean. De todas formas, aclararon: “En el acta de enero, no reclamó las inversiones”.

En tanto, los metrodelegados cuestionaron la decisión de Macri de multarlos. A través de su cuenta de Twitter, el secretario general Roberto Pianelli señaló que “la AGTSyP fue multada por Macri por la suma de 4.933.000, mientras los trabajadores no tenemos paritarias ni mejores condiciones de trabajo”. Sobre la multa millonaria, simplemente advirtieron que tienen tantas intenciones de pagarla como Metrovías de dar un aumento salarial.

“Macri tiene que ponerse a trabajar y dejarse de dar discursos lavándose las manos”, consideró la diputada ibarrista María Elena Naddeo, quien señaló que Metrovías “es pasible de sanciones y de revisión de concesión al afirmar que no puede sostener el compromiso salarial que reclaman”. La legisladora de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti estimó que “Macri se hace cargo del subte para decir que tiene que valer 5,50 y denunciar judicialmente a los sindicalistas. ¡Para que funcione no!”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Rafael Yohai
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.