EL PAíS › LA CAMARA EN LO CIVIL NOMBRO A ROBERTO TORTI EN REEMPLAZO DE TETTAMANTI

Un juez con los días contados

El magistrado, que falló a favor de Fibertel contra el Estado, estará al frente del Juzgado Civil y Comercial Nº 1 una semana. Después lo sucederá Alejandro Nóbili. Los reemplazos serán semanales. Sólo podrá dictar sentencia quien sea nombrado en forma definitiva.

Luego de que el juez Raúl Orestes Tettamanti dejara “por violencia moral” la causa por el artículo 161 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la Cámara en lo Civil designó como subrogante a Roberto Torti, un magistrado que tiene en su haber un fallo sobre el caso Fibertel, una de las empresas insignias del Grupo Clarín. Torti, sin embargo, no cuenta con el tiempo suficiente ni con las atribuciones para tomar ninguna determinación, dado que la Cámara resolvió que será reemplazado en una semana. La medida se repetirá semana a semana hasta que se designe un juez definitivo a cargo de la causa en la que se debe definir la adecuación del Grupo Clarín a la ley. Se trata de un trámite que está trabado en la disputa del Consejo de la Magistratura.

En una resolución que tomaron los camaristas Martín Farrell, Graciela Medina y Ricardo Guarinoni, Torti fue nombrado como subrogante del juzgado que dejó vacante el juez Edmundo José Carbone, que se jubiló y dictó la cautelar a favor del Grupo Clarín (en ese orden). Pero Torti estará al frente del juzgado entre el 11 y el 19 de octubre, un plazo exiguo para que cualquier magistrado lea la causa completa y dicte una sentencia fundada y seria. El anterior magistrado que designaron ante el juzgado, Tettamanti, se apartó por “violencia moral” luego de que el ministro de Justicia, Julio Alak, señalara que su elección había sido irregular.

Según dispusieron los camaristas, el siguiente juez en estar al frente de la causa será Alejandro Nóbili, entre el 11 y el 25 de octubre. En julio de 2011, Nóbili dictó una medida cautelar para que se permitiera la venta de Clarín en el Mercado Central. Su paso por el juzgado tampoco le da tiempo para leer la abultada causa, que viene demorando la aplicación plena de la ley desde que fue sancionada en 2009.

Además, los camaristas resolvieron que “se deja sin efecto” la resolución que le permitía a Tettamanti hacerse cargo de la causa y dictar una sentencia. Esto implicaría también que Torti tampoco podrá expedirse sobre la objeción presentada por el Grupo Clarín sobre el artículo 161 de la ley de medios. También decidieron que se sorteen los otros expedientes que estén ya en instancia de sentencia y las nuevas causas que caigan en ese juzgado que está vacante.

Según recordaron ayer dirigentes kirchneristas, Torti está a cargo del Juzgado Civil y Comercial 3 desde el 27 de noviembre de 1981 y fue designado por el dictador Roberto Viola. En esa misma época también fueron nombrados Carbone y Tettamanti. Torti ya intervino en una causa que involucraba al Grupo Clarín. En un fallo, empujado por la Cámara integrada por Ricardo Recondo, la misma que lo designó frente al caso de la ley de medios, resolvió que Fibertel siguiera operando sin licencia.

En 2011, Torti recibió un pedido de cautelar que fue presentado por la Asociación para la Defensa de la Competencia (ADC), se trata de una ONG poco conocida mayormente compuesta por abogados, que tienen entre sus clientes a Cablevisión. Le reclamaron al juez que garantizara la permanencia de Fibertel, pese a que la Secretaría de Comunicaciones había decretado por la resolución 100/10 la caducidad de la licencia de la empresa de Internet. En un primer momento, Torti desestimó el pedido porque consideró que la ONG no tenía legitimación para intervenir en el caso. Era porque desde 2001 –cuando había sido creada– nunca había presentado balances, actas de asambleas ni ninguna otra constancia de actividad ante la Inspección General de Justicia (IGJ). Sus autoridades tenían los mandatos vencidos desde noviembre de 2002. El juez estimó que Fibertel podía presentar su propio pedido de cautelar.

La organización ADC apeló y la Cámara que integran Farrell y Ricardo Recondo falló a favor de ADC y le ordenó a Torti entender en el amparo que permitía a Fibertel seguir operando. En un segundo fallo, entonces, Torti dejó sin efecto la resolución del gobierno nacional y exigió a la Secretaría de Comunicaciones que permitiera a Fibertel continuar brindando servicio de Internet, aunque no tenga ya la licencia para hacerlo. Lo hizo hasta que se resolviera la cuestión de fondo, que ahora está en manos de la Corte Suprema de Justicia. Torti le prohibió a Fibertel incorporar nuevos clientes.

Los camaristas resolvieron que los jueces subrogantes se sucedan a razón de uno por semana, lo que hace improbable que exista un fallo sobre la cuestión de fondo hasta que el Consejo de la Magistratura consiga definir la terna para el juzgado.

Compartir: 

Twitter
 

La Cámara en lo Civil dispuso que los subrogantes no permanezcan más de una semana en el juzgado.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.