CIUDAD › REFUERZAN MEDIDAS TRAS LA AGRESIóN A UN RESIDENTE EN EL HOSPITAL PROVINCIAL

El médico fue el blanco de la bronca

Un cirujano recibió golpes de familiares de un enfermo en el hall de la sala. Serán "más estrictos" con horarios y controles.

 Por Lorena Panzerini

Un médico cirujano residente del Hospital Provincial fue agredido anteayer por los familiares de un paciente, en el hall de la sala, pese a que ese mismo día se había duplicado el personal policial en el efector. "El desafío es crear un ambiente saludable para todos", dijo el director del hospital, Pietro Belletich, quien aseguró que serán "más rigurosos" al exigir el cumplimiento de horarios de visita y tomar medidas de prevención. De todos modos, aclaró que se trata del segundo caso en cuatro años --en el área de cirugía--, y aseguró el profesional sufrió "lesiones menores". Desde los gremios que nuclean a los trabajadores aseguran que hubo un incremento de las situaciones violentas y aseguran que "si hubiera directivas claras, no harían falta más uniformados".

En la tarde del miércoles, cuarenta minutos después de hablar con el paciente que presentó una complicación en su cuadro, Lucas charlaba con los familiares de otro paciente en el hall de la sala cuando desde atrás recibió una piña en el rostro. "Se me acercó el padre del muchacho y me dio una piña y enseguida se acercaron mujeres con niños, y recibí patadas; hasta me escupieron. Mis compañeros se acercaron a separarnos", relató el profesional de 32 años, quien lamentó que "nada va a cambiar, porque así funciona todo: los padres de alumnos contra los docentes, los hinchas de fútbol que delinquen; y los políticos de turno no toman medidas". De todos modos aclaró que no abandonará el servicio. "Voy a hacer cirugía hasta que me muera", dijo el médico que ayer hizo la denuncia policial en la comisaría 1º.

El episodio de violencia alarmó al plantel médico que, reunido en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus), pidió mayor seguridad y la restricción de personas en los pasillos del lugar por fuera del horario de visita.

Por la tarde, Belletich dijo a este diario que se pondrán "más estrictos" en los controles. Además, indicó que el hospital cuenta con la custodia de dos policías de la provincia, y cinco empleados de vigilancia privada.

Pasado el mediodía de ayer, una vez finalizada la reunión del Comité Mixto de Higiene y Seguridad integrado por autoridades provinciales y profesionales médicos, Belletich, reflexionó que "el hospital no es una isla" sino que "está inmerso en una sociedad" en la que hay hechos de violencia en varios ámbitos.

Por su parte, la representante de Siprus, María Fernanda Boriotti, lamentó que "no es una situación aislada". Después de las 17, en el hospital de 180 camas debería quedar una sola persona al cuidado del paciente internado, sin embargo, el episodio de ayer se registró alrededor de las 19 y --según indicó Boriotti-- había cinco parientes de la persona por la que se desató el incidente. "El hospital libre, de cara a toda la comunidad, trae aparejado un riesgo que hoy por hoy no lo podemos sostener", lamentó la gemialista. Desde ayer, el horario de visita finalizará a las 16 y habrá controles y recorridos puntuales por parte del personal de seguridad.

En tanto, desde la Asociación Médica de Rosario manifestaron su solidaridad con el médico agredido. Al mismo tiempo, el sindicato habilitó un sitio en su página web (www.amr.org.ar/registrodeincidentes) para registrar los hechos de violencia laboral y sus consecuencias en los servicios de salud.

Compartir: 

Twitter
 

En el hospital Provincial aseguran que la institución "no es una isla" sino un reflejo de la sociedad.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.