EL PAíS › EL CASO DE JULIO LóPEZ

Fiscales vs. juez

 Por Adriana Meyer

Dos fiscales platenses de la Unidad que interviene en procesos por violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado reivindicaron el valor probatorio del testimonio de Jorge Julio López, que había sido cuestionado por el juez federal Manuel Humberto Blanco. Lo hicieron al apelar la falta de mérito dictada por ese magistrado a cuatro ex policías que habían sido identificados por el albañil que está desaparecido. “El señor juez ha incurrido en contradicciones, ha pasado por alto elementos probatorios y, al mismo tiempo, ha ignorado cuestiones inherentes al tratamiento de la prueba en casos de crímenes de lesa humanidad”, dijeron los fiscales Marcelo Molina y Gerardo Fernández.

“A este Ministerio Público le resulta cuestionable lo expresado por el señor juez en cuanto asevera que López ‘debería haber comunicado a los organismos correspondientes los aberrantes sucesos mucho tiempo antes o documentado dichas circunstancias’ porque ‘lamentablemente, el tiempo transcurrido opera en detrimento de la búsqueda de la verdad’”, dijeron en su escrito presentado en la causa por los crímenes cometidos la comisaría 5ª. “Esas afirmaciones parecen desconocer los procesos históricos atravesados por nuestro país en los últimos treinta años y, específicamente, sobre el estrés postraumático que sufren las víctimas de los crímenes del terrorismo de Estado y sus consecuencias”, afirmaron.

En cuanto a la apreciación del juez respecto de que López debió denunciar ante los hechos, Molina y Fernández recordaron que López fue secuestrado el 27 de octubre de 1976 y que recuperó su libertad el 25 de junio de 1979. “En esos tres años fue víctima de agentes estatales, muchos de los cuales eran sus vecinos en Los Hornos, por ello entendemos que poner sobre el testigo víctima la carga de denunciar y documentar sus sufrimientos, cuando fue el propio Estado en la clandestinidad el que lo victimizó y se encargó de borrar las pruebas, es volver a victimizar a López”, expresaron. También indicaron que Blanco ignora el contexto histórico y por eso “no puede afirmarse que era esperable que López fuera a denunciar a muchos de sus vecinos policías en un contexto de impunidad total respecto de los crímenes que él y sus compañeros sufrieron”. Y mencionaron la oposición de la familia del albañil a que denunciara el calvario de su cautiverio. Por último, los fiscales consideraron que “lo manifestado por el señor juez sobre la existencia de otros testigos y víctimas que obraron de forma distinta y sufrieron ‘igual’ que López ‘o más aún’ resulta una ponderación innecesaria que nada aporta al análisis de las imputaciones realizadas por el testigo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.