EL PAíS › LOS METRODELEGADOS RETOMARáN LOS PAROS ESCALONADOS SI HOY NO RESPONDEN A SUS RECLAMOS

Si no acuerdan, mañana vuelven los paros

Arrancarán el jueves a las 5, de a tres horas por línea. El gobierno porteño anticipó que multará al gremio de los metrodelegados, pero también pidió a la empresa Metrovías que acerque una propuesta que evite la continuación del conflicto.

 Por Laura Vales

Mañana volverán los paros escalonados en el subte. Así lo anunciaron los metrodelegados, que decidieron retomar el plan de lucha a partir de las 5 de la madrugada de mañana si para entonces no tuvieron una respuesta a sus reclamos. Tras el anuncio, el subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Sabor, dijo que multará al gremio si desconoce la conciliación obligatoria; al mismo tiempo, hizo un llamado a la empresa Metrovías para que “acerque alguna propuesta para evitar el conflicto”.

La continuidad de los paros escalonados fue votada ayer en un plenario en el que durante tres horas los delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y el Premetro (AGTSyP) debatieron cómo seguían después de lo sucedido el lunes, cuando un grupo de la Unión Tranviarios Automotor irrumpió en la estación Congreso de Tucumán para romper el paro, generando una situación violenta. Ese mismo día, la UTA paró durante diez horas el funcionamiento de los trenes, ante lo que fue dictada la conciliación obligatoria.

En principio, los metrodelegados resolvieron mantener sin cambios la modalidad de protesta, es decir que seguirán con paros de tres horas por línea. El cronograma de mañana prevé comenzar en la línea B, que no funcionará de 5 a 8; seguirá la C (de 8 a 11), la D (de 11 a 14), la E (de 14 a 17), la H (de 17 a 20) y finalmente la A (de 20 a 23).

El secretario general de la AGTSyP, Roberto Pianelli, explicó que hoy “no habrá medida de fuerza porque apostamos a tener alguna reflexión de la empresa y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”.

Pianelli agregó que el conflicto “no es deseado” por los metrodelegados, pero que fueron puestos “en esta situación” al obligar a todos los trabajadores del subte a hacer un aporte compulsivo del un por ciento de sus sueldos a la UTA. “Esperamos que tengan el gesto de reconocer que se equivocaron, porque los hechos de violencia no se hubieran generado si no hubieran firmado (con la UTA) el acuerdo que firmaron. No pueden descontarnos compulsivamente del sueldo un porcentaje para dárselo al sindicato que abandonamos debido a su metodología, que todos pudieron volver a presenciar en la línea D (por los incidentes del lunes). Esa metodología no es de ahora, sino de hace muchísimos años. Fue una provocación imponer ese descuento para mantener a otro, que encima es el que te apalea.”

La AGTSyP ratificó así que sostendrá las medidas de fuerza mientras la empresa no dé marcha atrás con la “cuota solidaria” para la UTA. El otro punto que no quieren negociar es la cláusula del acta firmada entre la UTA y Metrovías por la cual los trabajadores deberán devolver un plus que habían conseguido en agosto como compensación por los días no trabajados durante el conflicto de ese mes.

Minutos después del anuncio, el subsecretario de Trabajo porteño Ezequiel Sabor, en declaraciones radiales, ratificó que está vigente la conciliación que dictó el lunes. El funcionario aseguró, de todas maneras, que Metrovías y los metrodelegados están realizando algunas negociaciones informales, por lo que no descartó que hoy se llegue a una solución. En ese sentido, llamó a la empresa a que acerque “alguna propuesta que evite este conflicto”. Sin embargo, Sabor advirtió que en caso de que el nuevo paro se concrete, su cartera volverá a multar a la AGTSyP.

A raíz de la huelga de agosto, Sabor ya les impuso una multa de cinco millones de pesos a los metrodelegados. La sanción no fue pagada todavía porque el gremio la apeló, ya que realizó la huelga para que la subsecretaría reabriera la negociación paritaria. En aquel momento, el macrismo no quería hacerse cargo del subte y por eso la cartera de Trabajo no intervenía en el tema, hasta que debió hacerlo por orden de la Justicia.

El conflicto entre la UTA y los metrodelegados lleva casi diez años. La UTA, que es el sindicato preexistente, es la que tiene la personería gremial en el subte, y por esto es el gremio habilitado para realizar los acuerdos paritarios. Pero la Asociación Gremial, creada por el cuerpo de delegados del subte hace tres años, tiene una fuerte legitimidad en las seis líneas, por lo que históricamente ha logrado controlar y muchas veces modificar los acuerdos firmados por la UTA.

Compartir: 

Twitter
 

Si no hay propuesta, los porteños volverán a sufrir mañana el paro de los subterráneos.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.