EL PAíS › MAURICIO MACRI DESCARTó PRESENTARSE COMO CANDIDATO ESTE AñO, PERO ASEGURó QUE ESTA VEZ Sí SE POSTULARá A LA PRESIDENCIA

Parece que tiene equipo, pero no lo muestra

En una larga entrevista radial, Macri habló de todo. Dijo que no se postulará en provincia porque “no es natural”, que armará en caso de llegar a presidente “el mejor equipo desde Frondizi” y se distanció de De la Sota.

“Hay que tener en claro una cosa, cuando el miedo entra por una puerta el amor sale por la otra. No son compatibles, y esta cosa de infundir el miedo todo el tiempo ahuyenta el amor, ahuyenta la creatividad, ahuyenta el entusiasmo.” La frase no la pronunció Ravi Shankar, ni Osho, ni Paulo Coelho. Pertenece al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que ayer aprovechó una extensa entrevista radial para hablar de fútbol, de su familia y, sobre todo, de política: “Sí. Creo que puedo armar el mejor equipo que se haya visto en la Argentina, de Frondizi para acá”, respondió Macri cuando le preguntaron si cree que puede ser presidente. El líder del PRO, además, aclaró un punto importante de su futuro. Adelantó que no hay condiciones para que renuncie a su cargo y se presente como candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires este año.

Pasadas las turbulencias de principios de año por el cierre de la línea A del subte, Macri se metió a promocionar su candidatura presidencial y aprovechó el micrófono de Radio La Red para dar algunas precisiones sobre su futuro político. Ratificó su vocación de ser candidato a presidente en 2015 y les respondió a sus propios dirigentes que le pedían que renunciara a su cargo para encabezar la lista de diputados nacionales y catapultarse como principal referente de la oposición a nivel nacional.

“Entiendo a los de mi partido que quieren eso. Tiene una lógica, pero también tienen que entender que yo tengo una enorme responsabilidad”, advirtió. Explicó que el intento de “chavización” y atropello de la Justicia y a los medios de comunicación supuestamente perpetrado por el kirchnerismo fue frenado por la Corte Suprema y por las manifestaciones del 13S y 8N. “En esa Argentina que se la banca, no veo ese grado de peligro que justifique algo que para mí no es natural, que es dejar mi cargo para ser candidato en la provincia de Buenos Aires”, concluyó.

En el PRO, los dirigentes Jorge Macri, primo del jefe de Gobierno e intendente de Vicente López, y el diputado Jorge Triaca lo plantearon públicamente con mayor énfasis. Mientras tanto, el consultor ecuatoriano Jaime Duran Barba le aconsejaba en privado lo contrario. Macri, una vez más, parece haberle hecho caso. De todas formas, fiel a su estilo, el jefe de Gobierno nunca cierra del todo la puerta: “Tiene que ser un escenario absolutamente anormal”, concluyó.

–¿Sentís que podés ganarle al kirchnerismo, que podés ser presidente? –le preguntaron.

–Sí, claro que sí. Creo que puedo armar el mejor equipo que se haya visto en la Argentina, de Frondizi para acá. Con gente que sabe, sensata, honesta. Que ame este país, que quiera poner el hombro y trabajar. Con gente de la política que tenga experiencia, pero con un componente de renovación importante. Tengo mucha experiencia en el mundo empresarial, en Boca y en la Ciudad. Conozco el sistema y creo entender hacia dónde va el mundo.

Respecto de la política de alianzas, sobre las que viene trabajando con algunos dirigentes del radicalismo y del peronismo no kirchnerista, Macri tomó distancia, puntualmente del gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, con quien se había reunido semanas atrás. “Hay mucha vocación de los que no están contentos con el Gobierno para que sumemos del otro lado. Yo dije, después de la reunión con De la Sota, que lo que hicimos fue dialogar. Ya venimos dialogando hace rato, seguimos aunando criterios. El tiempo dirá si eso termina en alguna ingeniería electoral. Todavía estamos lejos”, detalló el jefe de Gobierno. Con otro peronista que congeló relaciones es con su ex socio Francisco de Narváez: “Está hablando con Jorge (Macri) y con Emilio Monzó, pero no sé por dónde va la cosa. Yo no me apresuraría mucho”, sostuvo.

En otra línea lo colocó a su “amigo” el gobernador bonaerense Daniel Scioli, a quien ubicó en el kirchnerismo “pero no con la vehemencia” de otros integrantes del Frente para la Victoria. El jefe de Gobierno desparramó críticas a la presidenta Cristina Kirchner, entre otras cosas, porque “no hay espacio para pensar distinto”, les “enchufaron el subte quebrado” y “no tiene un plan B” que no sea la reforma constitucional para lograr un tercer mandato.

Consultado por sus vínculos con el peronismo no kirchnerista, recordó que ya tiene varios referentes en las filas del PRO que vienen del PJ como Christian Ritondo, Diego Santilli y Santiago De Estrada. Además se mostró entusiasmado con las incorporaciones de figuras extrapartidarias como el ex árbitro cordobés Héctor Baldassi, el ex futbolista Carlos Mac Allister en la Pampa y el corredor de TC Lalo Ramos en Buenos Aires, entre otros famosos que se suman al pelotón encabezado por el capocómico santafesino Miguel Del Sel.

“Yo me siento muy bien, en un gran momento, primero porque estoy bien yo conmigo mismo. No podés amar a los demás si no te amás a vos mismo. Juliana (Awada) me da un equilibrio especial. La hechicera (por su esposa) me tiene loco y la hechicerita más”, detalló Macri, que no perdió la oportunidad para hablar de su hija Antonia: “Llegué hoy de viaje y la fui a cambiar. Me vuelve loco, limpiarle el traste es lo más lindo que hay en el planeta”.

Compartir: 

Twitter
 

Luego de hablar de la presidencia, Mauricio Macri se mostró ayer en un comedor junto a su ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.