EL PAíS › EL JUEZ MARIO FERA ASUMIO COMO PRESIDENTE DEL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Por el pago de Ganancias

Asumió con apoyo del kirchnerismo, aunque busca hacer equilibrio. “Me resultó más fácil consensuar con el oficialismo que con la oposición”, señala. Dice que los jueces tienen “que estar sujetos a las mismas cargas tributarias que el resto de los ciudadanos”.

 Por Irina Hauser

El camarista laboral Mario Fera asumió ayer la presidencia del Consejo de la Magistratura tomando partido en dos temas que están en el centro del debate sobre la democratización del Poder Judicial: dijo que los jueces deberían pagar Impuesto a las Ganancias “como el resto de los ciudadanos” y que “el ingreso a todos los cargos en tribunales debería ser por examen”. La elección de Fera para comandar el organismo fue impulsada por el kirchnerismo, que busca en él un aliado del estamento de los jueces, que no siempre tienen asegurado. “No esperen de mí definiciones políticas, soy un hombre de carrera judicial”, se atajó el juez, que además intentó mostrarse poco fanatizado con el debate sobre la “democratización” judicial. Lo que sucede, explicó a Página/12, es que por lo general le resultó “más fácil consensuar con el oficialismo que con la oposición”, aunque aclaró que intentará que esa situación cambie para destrabar cuestiones como los concursos del fuero civil y comercial, paralizados por la discusión en torno de la causa de la ley de medios.

“La discusión por el pago de Impuesto a las Ganancias es un tema que tiene que resolverse, se tiene que terminar porque enfrenta innecesariamente a los poderes del Estado”, dijo Fera en diálogo con este diario. “Los jueces tenemos que estar sujetos a las mismas cargas tributarias que el resto de los ciudadanos, pero no se puede hacer un análisis simplista. La ecuación salarial actual de los magistrados se estableció teniendo en cuenta que estábamos exentos, entonces esto es algo que habría que tener en cuenta. No por una razón caprichosa ni de privilegios, sino porque hay un artículo de la Constitución que establece la intangibilidad de los salarios”, señaló.

–Pero es un impuesto, no es el salario.

–Yo entiendo que afecta el salario, pero que deberíamos tributar. Entonces habría que buscar un mecanismo para no violar la Constitución.

–Hay jueces que piden que haya una compensación por lo que les reducirían de ingreso.

–Es una opción. Otra es establecer el pago para los nuevos jueces de manera escalonada. Es una tarea legislativa.

–¿Pero la deducción del impuesto es algo que debe implementar el Congreso por ley o la Corte Suprema?

–Técnicamente no hace falta una ley, porque el pago indiferenciado está en la ley actual. Lo que sucede es que la Corte, con una composición anterior, lo declaró inaplicable. La Corte misma tendría facultades para dejar esa acordada sin efecto y dictar una nueva.

–Otro argumento repetido contra el pago de Ganancias es que afecta la independencia de los jueces. ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?

–Si se aplica un impuesto que disminuye la remuneración de un poder del Estado, se puede interpretar que hay una intromisión del poder político sobre el Judicial.

Como quien hace equilibrio para no irritar a ningún sector, Fera dijo en su discurso de asunción de que cree “necesario cuidar celosamente que la sociedad cuente con magistrados independientes para custodiar el cumplimiento de la Constitución y sus normas reglamentarias”. Cuando este diario le preguntó qué entiende o qué le parece que habría que hacer para democratizar el Poder Judicial señaló que “el Poder Judicial esté en una estructura democrática de gobierno, aunque no es representativo de la sociedad como los otros poderes; hablar de democratizar tiene que ver con la necesidad de oxigenar estructuras democráticas”. “Habrá que pensar en otras cosas concretas, estoy dispuesto a abrir un espacio para escuchar opiniones en el Consejo”, sostuvo.

Fera tendrá como vicepresidente al académico kirchnerista Manuel Urriza, quien presidió hasta ahora el organismo, y que ayer al referirse a cómo se llega a ser juez, dijo que “la selección de jueces debería ser menos corporativa” porque eso conspira contra “una Justicia democrática”. “El Poder Judicial tendría que flexibilizarse más”, sostuvo Urriza. “Los canales existentes para acceder a los cargos de jueces son muy estrechos y muy controlados por determinados sectores”, insistió. También llamó a buscar mecanismos para abreviar los concursos, cuyas demoras de años han llevado a que haya cerca de un 30 por ciento de cargos vacantes.

En ese rubro, el año pasado quedó a la vista la capacidad de bloqueo de la oposición que impidió la aprobación de las ternas para dos concursos que incluían jueces que intervendrían en el caso Clarín, de la ley de medios: el concurso para cinco juzgados en lo Civil y Comercial y dos cargos en la Cámara de ese fuero. “Estoy tratando de tener conversaciones con todos los sectores y, en principio, parece haber predisposición al diálogo, pero veremos en el momento oportuno; hay muchos concursos y más de un centenar de vacantes que resolver”, advirtió Fera. En su exposición de ayer llamó a “asumir el desafío de intentar consensuar con vocación patriótica, republicana y democrática” y “abordar sin pausa los temas que faltan resolver, y no demorar dictámenes”. A la vez les reclamó a los consejeros que asistan con “periodicidad” a los plenarios, que a veces ni se hacen. “Son tiempos claves para que se asuman roles con mayor responsabilidad y con mayor presencia”, dijo.

–¿Va a promover desde el Consejo el ingreso por concurso a los cargos en el Poder Judicial?

–Apoyo el ingreso a la carrera judicial mediante exámenes. Es un tema a analizar, que también hay que conversar con la Corte. Estudio la posibilidad de que esto incluso funcione en las áreas técnicas y administrativas.

–¿Va a ir al encuentro que promueve debatir una “Justicia legítima”?

–Voy a estar fuera del país, en reuniones, estoy en el comité de seguimiento de la Cumbre Judicial Iberoamericana, en Guatemala. Pero me parece un espacio interesante que se abre al que hay que estar atentos.

–¿Se considera un aliado del kirchnerismo?

–No me considero ni oficialista ni opositor. Al Consejo no voy a hacer política partidaria, trabajo para el Poder Judicial. Hasta ahora me resultó más fácil consensuar con el oficialismo que con la oposición para lograr mejoras. Para producir, cada uno tiene que ceder algo.

Fera fue durante una década secretario letrado de la Corte y es camarista laboral desde 2006. Integra la lista Celeste de la Asociación de Magistrados, que es la opositora a la lista oficialista, la Bordó, que supo tener como referente al camarista anti-K Ricardo Recondo, quien disputó sin éxito con Fera la presidencia del Consejo. La capacidad de lograr acuerdos para sacar al organismo de su parálisis es uno de los mayores desafíos de la nueva gestión.

Compartir: 

Twitter

“Hablar de democratizar tiene que ver con la necesidad de oxigenar estructuras democráticas”, señala Mario Fera.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.