EL PAIS › LOS KELPERS VOTAN DESDE AYER EN UN REFERENDUM QUE LA ARGENTINA DESCONOCE Y CONSIDERA ILEGAL

Un plebiscito con el resultado puesto

Hoy concluye la consulta impulsada por el Reino Unido entre los habitantes de Malvinas para que opinen sobre si las islas deben seguir siendo una colonia británica. El gobierno nacional aseguró que el referéndum no tendrá efectos en la discusión sobre la soberanía.

Los habitantes de Malvinas terminarán de votar hoy en el referéndum impulsado por Londres sobre si quieren mantener el status político de las islas como colonia británica de ultramar. En el primer día de la consulta, los kelpers fueron a los lugares de votación con banderas inglesas en sus vehículos y estampadas en sus ropas. Hubo una participación importante, según los voceros kelpers de más del 50 por ciento, ayudada por una mejoría en el clima de Puerto Stanley. El gobierno argentino reiteró que la consulta no tendrá efectos en la discusión de la soberanía, ya que es el derecho internacional el que rige la relación entre los Estados.

Para la consulta hay cuatro mesas electorales tradicionales y cinco urnas móviles en camionetas cuatro por cuatro y una avioneta, destinadas a llegar a las zonas no urbanas. Están habilitados para participar 1672 habitantes y, más allá de que el resultado no será vinculante, se descuenta que habrá un apoyo prácticamente absoluto al “Sí”.

Jan Cheek, miembro de la Asamblea Legislativa de las Malvinas y una de las principales portavoces de la postura por la autodeterminación, explicó en los siguientes términos las expectativas de los kelpers: “Nos engañaríamos si pensáramos que Argentina va a cambiar (de posición) de la noche a la mañana, pero esperamos mandar un mensaje fuerte a ellos y a los demás”.

A su vez, Dick Sawle, también integrante de la Asamblea Legislativa malvinense, apuntó que ellos descuentan que Buenos Aires desconocerá el resultado, pero esperan que la consulta “al menos, a nivel internacional, traerá a los isleños al frente”.

Entre las imágenes de casas embanderadas, cochecitos de bebés con los colores británicos y remeras con consignas en favor de la soberanía británica sobre las islas, la postal más llamativa fue la de un malvinense que fue a votar vestido de pies a cabeza con la bandera inglesa, estampada incluso en sus zapatos.

El inicio del referéndum tuvo repercusiones en Buenos Aires. El señalamiento extendido es que no se puede hablar de autodeterminación cuando se trata de una población implantada, y que hay más de 40 resoluciones de Naciones Unidas llamando a los gobiernos de Gran Bretaña y Argentina al diálogo como único camino para resolver el diferendo por la soberanía. Sobre estos términos, el Senado rechazará el referéndum en una sesión de este miércoles, convocada a pedido de los senadores Daniel Filmus y Rubén Giustiniani (ver aparte).

Desde el oficialismo, el senador Aníbal Fernández recordó que los resultados no tendrán valor ni “para el derecho internacional” ni conseguirán “ningún gesto de aprobación del Comité de Descolonización de Naciones Unidas”.

El ex ministro marcó que el “plebiscito kelper” no sólo “no cuenta con observadores de la ONU sino que hasta Estados Unidos ha mantenido una posición neutral”. Fernández recordó también que “jamás regirá autodeterminación con población implantada”.

En el mismo sentido, la embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, apuntó que “es el derecho internacional el que rige la relación entre los Estados”. La embajadora sostuvo que se trata de “un referéndum organizado por británicos, para británicos y con el fin de que digan que el territorio tiene que ser británico”, y concluyó: “Sabemos que, a diferencia de otros casos de descolonización, el referéndum no es convocado por las Naciones Unidas ni cuenta con su aprobación o supervisión”.

El día de inicio de la votación, el primer ministro británico, David Cameron, publicó en el diario The Sun una nota de opinión de respaldo a la medida. “Mientras los isleños quieran seguir siendo británicos, siempre vamos a estar ahí para protegerlos. Tienen mi palabra”, escribió. Apuntó que “Argentina puede seguir con su postura. Intimidar a los buques pesqueros. Reivindicar la propiedad de las islas. Amenazar empresas que comercian con las islas” y “estrangular los medios de vida de los isleños”.

La consulta será cerrada esta tarde y las urnas trasladadas a Puerto Stanley para el conteo. Según los kelpers, la votación contó con observadores internacionales, aunque es claro que no tienen gran relevancia porque ni siquiera han dado a conocer sus nombres.

Compartir: 

Twitter
 

Un ciudadano malvinense fue a votar con la bandera británica estampada en su ropa.
Imagen: efe
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.