EL PAIS › BALEARON EN JUNIN A UNA EMPLEADA DE UN QUIOSCO

Crimen en el polvorín

Karen Campos, de 17 años, murió baleada en la noche del sábado, cuando intentó detener a un asaltante con una picana que le había dado el dueño del quiosco, de la Policía Científica.

Una adolescente de 17 años fue asesinada de un tiro en el abdomen el sábado a la noche, durante un robo a un quiosco en el barrio Villa Belgrano de Junín. A raíz del hecho, vecinos del lugar se manifestaron el sábado y ayer, y algunos causaron destrozos frente a la comisaría local. Hay un detenido y buscan a otra persona más.

El asesinato de Karen Campos, de 17 años y madre de un nene, fue atestiguado por su compañera de trabajo, de nombre Pamela, que vio cómo el joven atacante logró escapar en medio de un corte de energía en el pueblo tras un temporal y a sólo una cuadra de la comisaría 2ª.

“Estábamos trabajando del lado de la caja y entra una persona cubierta con una campera con capucha y prácticamente no se le veía la cara. Entró alterada diciendo: ‘¡Esto es un asalto!’. Karen, que era la que estaba más cerca de él, le empezó a dar la plata y le decía: ‘Llevate todo, llevate todo’”, relató Pamela.

La empleada contó que los encargados del quiosco siempre les dejan gas pimienta y una picana por razones de seguridad, en especial cuando trabajan de noche. “Ella (por Karen) intenta agarrar la picana. Siento el ruido y él automáticamente dispara”, indicó.

“Ella no gritó ni nada. Se dio vuelta y se cayó al piso”, precisó. El delincuente huyó mientras que ella y su compañera acostaron a Karen en el piso y recién entonces descubrieron la herida de bala en el abdomen. En ese momento la víctima “empezó a largar sangre por la boca”.

“Después salimos a llamar a la policía y la gente no hacía nada, no ayudaba. Los oficiales vinieron caminando. Ella esta tirada en el piso y yo le decía que se quedara tranquila, que ya venían a ayudarla”, continuó Pamela. La testigo sostuvo que la ambulancia llegó veinte minutos más tarde y, cuando los médicos se la llevaron, Karen ya estaba muerta.

Por su parte, el dueño del quiosco que facilitó la picana a las empleadas y perito científico de la Policía Bonaerense, Pedro Alaniz, lamentó el incidente y despotricó contra su propia fuerza. “Después vienen los de inspección con la policía a romper las bolas al negocio por si vendo cervezas. A una cuadra estamos y no hacen nada. Son todos unos hijos de puta coimeros, para eso sirven, nada más”, señaló.

Cerca de la medianoche del sábado, cuando se conoció el fallecimiento de la adolescente, que había sido internada y operada de urgencia en el hospital local, los pobladores marcharon hacia la comisaría donde un grupo se dedicó a quemar un patrullero, cinco vehículos particulares y a romper los vidrios de la seccional.

El intendente de Junín, el cobista Mario Meoni, admitió que “no encuentra cómo resolver la crisis de inseguridad que atraviesa el distrito”, a la que definió como una “situación social que vive todo el país” (ver aparte).

En tanto, ayer se sucedieron nuevos incidentes frente a la seccional 2ª del lugar, donde los vecinos atacaron la comisaría y eran repelidos con balas de goma. De la marcha participó también el padre de Karen, quien pidió que la movilización fuera pacífica. “Supuestamente los agarraron, pero eso no me devuelve a mi hija. Que Dios y la Justicia los hagan pagar. Se trata de un tal ‘Pelado’ al que le estaban sacando la ropa de la casa para que se escapara. Hagamos justicia en paz, reclamemos por nuestros hijos en paz”, instó.

Por el episodio, la Bonaerense detuvo a un adolescente de 17 años, la misma edad que la víctima, tras varios allanamientos realizados cerca del lugar del asesinato. En tanto, los policías intentan encontrar a un supuesto cómplice del adolescente detenido.

Compartir: 

Twitter
 

Karen Campos intentó aplicar la picana, pero no llegó a tocar al asaltante, que le disparó.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.