EL PAIS › CRISTINA KIRCHNER ENCABEZO EL ACTO POR EL DIA DE LA INDEPENDENCIA, EN TUCUMAN

“El Estado es el gran reparador”

Desde Tucumán, la Presidenta insistió con la necesidad de una reforma del Poder Judicial e hizo una defensa de los logros conseguidos en los diez años de kirchnerismo. Les apuntó a las cerealeras por “guardarse un poco de cosecha”.

La presidenta Cristina Kirchner reivindicó la acción del Estado como “el instrumento más poderoso que han logrado los argentinos en esta década”, en el marco de los festejos por un nuevo aniversario de la declaración de la Independencia, en Tucumán. “El Estado, que es el gran reparador y el gran constructor, junto al sector privado, para la ayuda, para el crecimiento, el Estado necesita de sus tres poderes”, señaló, antes de insistir con la necesidad de “democratizar” el Poder Judicial. “Los jueces tendrían que pagar impuestos, sería una buena señal de igualdad ante la Justicia y ante la ley. Pero miren, yo me conformo con que se democratice la Justicia y el pueblo pueda votar, no a los jueces, pero sí a los que establecen que aquellos jueces que no obran de acuerdo a la ley, que aquellos que no permiten que haya seguridad, tengan castigo”, manifestó. “Que nadie me venga a hablar de seguridad si antes no me habla de reforma judicial”, subrayó.

En un discurso donde los pasajes más fuertes estuvieron reservados a la situación de la región luego del incidente sufrido por el presidente boliviano Evo Morales en Austria (ver página 3), la Presidenta también hizo referencia a la situación del país, con un ojo en la campaña electoral. Cristina Kirchner estuvo algunas horas en la provincia y el acto central se realizó pasadas las 14.30 ante una multitud de militantes que se congregó en el Hipódromo de la capital tucumana. Antes del discurso, se entonó el himno interpretado por la banda de Granaderos a Caballo y habló el gobernador José Alperovich.

“Néstor Kirchner recibió un país con un endeudamiento de más del 160 por ciento de su PBI, con 25 por ciento de desocupados, con fábricas cerradas, con todo que se importaba –recordó la Presidenta–. Hemos dado en esta década una larga y dura batalla cultural y de opinión, porque nos decían que esto no podía durar.” CFK enumeró “todos los logros de los millones de puestos de trabajo, de los convenios salariales, de ese Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil que se reúne desde 2003 invariablemente todos los años para fijar el salario mínimo de cada trabajador argentino, las 48 universidades nacionales, nueve fundadas en esta década, que permiten que los pibes puedan estudiar sin tener que abandonar casa y trabajo”, mencionó entre los logros alcanzados durante los últimos diez años.

Sin embargo, advirtió, “el instrumento más poderoso que han logrado los argentinos en esta década” fue “el Estado, que es el gran reparador y el gran constructor y junto al sector privado, la ayuda para el crecimiento” del país. En ese sentido, sostuvo que “hasta el año 2003, y basta mirar los números, la posición dominante en el sector financiero era la banca extranjera” mientras que “hoy es la banca nacional”. Y agregó que “lo mismo pasa con los industriales, con los empresarios, con los comerciantes”. Les apuntó a las cerealeras. “Hay algunos que se guardan un poco de la cosecha, pero no nos van a correr ni me van a hacer tomar decisiones equivocadas”, dijo. En otro tramo agregó: “Tener plata no te hace más inteligente. Es más, muchas veces, cuando tenés tanta no te das cuenta y te mandás alguna macana”.

A tono con la campaña electoral, sostuvo que “ese Estado no es solamente el Poder Ejecutivo” sino que “también es el Poder Legislativo, que requiere de hombres y mujeres que cuando toman decisiones, más allá de las lógicas ubicaciones partidarias, lo hagan pensando en los intereses de la patria y no en lo que le marcan desde una agenda corporativa que ni siquiera es económica sino apenas mediática”. Por último recordó que fue otro 9 de Julio cuando había anunciado la reforma política que afectó a esos dos poderes y señaló: “Falta la otra reforma, la que queremos hacer, la democratización de la Justicia. Que nadie me venga a hablar de seguridad si antes no me habla de reforma de la Justicia. Tenemos la autoridad moral de haber sido el único partido político que no puso amigos en la Corte de Justicia. Tenemos la autoridad moral de haber designado a miembros de la Corte a los que ni siquiera el presidente les conocía la cara”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Kirchner encabezó el acto central por la fecha patria, en el Hipódromo de San Miguel de Tucumán.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.