EL PAIS › CONTRAPUNTO EN SAN PETERSBURGO POR LA AMENAZA BELICISTA DE ESTADOS UNIDOS Y LA DEFENSA RUSA DEL REGIMEN DE AL ASSAD

Obama dice que va a atacar; Putin, que ayudará a Siria

El presidente norteamericano y su par ruso –un aliado de Damasco que se opone al ataque– mantuvieron un imprevisto encuentro de 20 minutos, al margen de la cumbre, en el que hablaron sobre Siria pero sin ponerse de acuerdo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ratificó ayer la necesidad de atacar a Siria. Sin embargo, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó que su país ayudará a Siria en caso de que sufra un ataque militar del exterior, aunque no explicó de qué manera. Ayer, en una conferencia de prensa, el presidente estadounidense no dio muestras de flaquear en su intención de atacar a Siria a pesar del rechazo de la mayoría de los países reunidos en la cumbre del G-20. “Seguimos pensando que el régimen de Al Assad ha usado esas armas y es una tragedia. También es una amenaza para los países vecinos y para todo Medio Oriente porque pueden caer en manos de grupos insurgentes”, afirmó Obama.

Por su parte, Putin precisó que ya está ayudando al gobierno sirio con cooperación económica y mediante el envío de armas. El mandatario chino Xi Jinping afirmó ante Obama que una solución política es la única salida apropiada para la crisis siria y que un ataque militar no puede resolver el problema.

El presidente norteamericano y su par ruso –un aliado de Damasco que se opone al ataque–, mantuvieron un imprevisto encuentro, al margen de la cumbre, en el que hablaron sobre Siria pero sin ponerse de acuerdo, luego de una discusión entre todos los líderes sostenida la noche del jueves. Al término de la cumbre, Putin dijo que la reunión de 20 minutos con Obama fue sustancial y constructiva, pero que cada uno mantuvo su posición sobre Siria. “Nos escuchamos y entendimos nuestros argumentos, pero no coincidimos. Nos quedamos cada uno con su propia opinión. Pero hay diálogo”, señaló.

“El uso de la fuerza contra un Estado soberano es posible en caso de que sea en defensa propia, y Siria, como es sabido, no ataca a Estados Unidos”, remarcó Putin y recordó que también se debe contar con una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU. “No quiero ni pensar en que otro país pueda ser víctima de una agresión externa”, respondió al ser consultado sobre cuál cree que pueda ser el próximo en la lista de posibles objetivos de una acción militar occidental. Además de la postura expresada por Putin, la Cancillería de Rusia advirtió también a Estados Unidos que no ataquen ningún depósito de armas químicas en Siria porque esto podría liberar tóxicos y permitir que grupos extremistas islámicos que combaten a Al Assad se apoderen de esas armas químicas.

Por su parte, Obama reconoció que mantuvo una conversación constructiva con Putin, pese a que ambos aún no están de acuerdo en cómo responder al presunto uso de gas sarín por parte del gobierno de Al Assad, en el marco de la guerra contrainsurgente que libra Damasco. El mandatario norteamericano dijo que ambos coinciden en que la guerra en Siria, que empezó en 2011 y que según la ONU ya dejó más de 100.000 muertos, sólo puede resolverse por la vía política.

Aunque admitió que algunos de sus colegas quieren un aval del Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que respeta a quienes piensan que es inaceptable un ataque sin este respaldo, agregó que dada la inacción del Consejo este principio no puede aplicarse en este caso. “El Consejo de Seguridad de la ONU prácticamente está paralizado para una decisión sobre la cuestión siria”, señaló Obama, en alusión a la postura de Rusia y China, con poder de veto en el Consejo, contraria a una intervención en Siria. Obama aprovechó la ocasión para anunciar que el martes próximo dará un mensaje a los norteamericanos para promover estos planes.

Por ahora, tres días después de haber partido desde Washington, la coalición internacional que Obama buscaba formar para respaldar sus planes militares cuenta con Francia, la única potencia occidental que se manifestó dispuesta a participar de la ofensiva contra Siria. Putin destacó que el plan impulsado por Estados Unidos de lanzar un ataque limitado a Siria tiene el apoyo de apenas cinco países del G-20 –Francia, Canadá, Turquía, Arabia Saudita y el Reino Unido–. “Rusia, China, India, Indonesia, Argentina, Brasil, Sudáfrica e Italia estuvieron categóricamente en contra de una guerra”, señaló Putin. Asimismo, consideró que la canciller alemana, Angela Merkel, actúa con mucha cautela porque Alemania no tiene intención de participar en ninguna acción militar.

Estados Unidos y Francia consideran probado que el gobierno sirio usó armas químicas –algo prohibido por la ley internacional– en un ataque a posiciones insurgentes en una zona residencial al este de Damasco el 21 de agosto pasado. El gobierno de Al Assad niega los cargos y acusa a la insurgencia de haber utilizado gas sarín.

En medio de resistencias en el Congreso estadounidense a apoyar una intervención militar en Siria, Obama se negó a especular sobre qué hará si no obtiene el aval parlamentario que pidió la semana pasada, aunque se dijo confiado en que recibirá la luz verde. El Senado norteamericano tiene previsto votar la semana próxima sobre el ataque a Siria y luego deberá hacerlo la Cámara baja.

En un reflejo de los riesgos asociados a un ataque a Siria, el Departamento de Estado norteamericano ordenó ayer la evacuación del personal diplomático no esencial de la embajada estadounidense en Beirut, Líbano, una medida que Estados Unidos contemplaba desde que Obama dijera que planeaba una acción militar en Siria. En un comunicado, el Departamento dijo que, además, pidió a los ciudadanos estadounidenses abandonar Beirut.

Compartir: 

Twitter
 

“No quiero ni pensar en qué otro país pueda ser víctima de una agresión externa”, dijo Putin.
Imagen: EFE
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.