EL PAíS

“Decidían quién moría”

En el juicio de la megacausa La Perla, por crímenes de lesa humanidad cometidos en Córdoba durante la dictadura, un sobreviviente del terrorismo de Estado declaró que los represores “eran los dioses, decidían quién moría y quién vivía”. Eduardo Pinchevsky militaba en la Juventud Universitaria Peronista (JUP) cuando fue secuestrado el 8 julio de 1976 en la capital de Córdoba y trasladado a La Perla, donde fue recibido con “insultos” por el origen judío de su apellido, relató ante el Tribunal Oral Federal 1. Dijo que estar en el centro clandestino de La Perla era convertirse en “esclavo, en desaparecido, excluido de la sociedad, reducido a la servidumbre por el Estado terrorista”. Su cautiverio se extendió por más de un año y en ese período “uno deja de ser persona. Habíamos perdido el pasado, se nos había extinguido el presente y no había futuro. Ellos sí tenían todo el tiempo para torturar y matar. El único tiempo era la atemporalidad”. Al describir el trabajo de los torturadores, Pinchevsky manifestó que para ellos era como quien enciende una computadora al llegar a la oficina: “Eran capaces de tomar a una persona, desnudarla y comenzar a darle con la picana mientras conversaban de otras cosas. Lo hacían con placer”. La megacausa contempla a 42 represores –entre ellos al ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército Luciano Benjamín Menéndez–, acusados de delitos como privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravados, aplicación de tormentos seguidos de muerte, homicidio calificado, tentativa de homicidio calificado, sustracción de un menor de 10 años, abuso deshonesto y violación.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.