EL PAíS › FERNANDO ESPINOZA SE ENCAMINA HACIA LA PRESIDENCIA DEL PJ BONAERENSE

Con la promesa de trabajar por la unidad

El intendente de La Matanza es el candidato del oficialismo para conducir el peronismo bonaerense. Tendrá que competir con el ex intendente de José C. Paz Mario Ishii, quien consiguió los avales para presentarse a la interna del próximo 15 de diciembre.

“Trabajaremos por la unidad de todos los sectores del justicialismo desde la provincia de Buenos Aires y con la responsabilidad del mandato histórico que la provincia tiene hacia todo el país”, señaló ayer el candidato a presidir el Partido Justicialista bonaerense, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Con una lista que tiene el apoyo del gobierno nacional, del gobernador Daniel Scioli y de más de doscientos distritos, Espinoza lleva todas las de ganar en la interna del próximo 15 de diciembre. Tendrá que competir con el ex intendente de José C. Paz Mario Ishii, quien consiguió los avales y participará de la compulsa por las autoridades del PJ.

“Acá están desde los más jóvenes hasta los más experimentados, porque el peronismo y la Argentina necesitan de todos para seguir profundizando este movimiento que refundó Néstor Kirchner y hoy lidera nuestra querida compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner para ampliarlo a todos los sectores de la sociedad”, señaló Espinoza en la sede del PJ de Matheu 130. Después de idas y vueltas, finalmente la candidatura de consenso del oficialismo justicialista recayó sobre las espaldas del intendente matancero, que desde hace ya un tiempo había mostrado sus aspiraciones de encabezar el PJ bonaerense.

El justicialismo de la provincia de Buenos Aires quedó prácticamente inactivo a partir de los problemas de salud del ex intendente de La Matanza Alberto Balestrini. A partir de allí el PJ quedó en manos del camionero Hugo Moyano, que nunca pudo hacer pie entre los intendentes del conurbano. La relación directa del dirigente gremial con los problemas de la recolección de residuos en los distritos le jugó una mala pasada a Moyano, que tuvo que levantar dos convocatorias por las ausencias de la mayoría de los integrantes del consejo partidario. El camionero renunció al apostar a su proyecto político personal que lo llevó a la ruptura con el kirchnerismo después de ocho años de ser su aliado, y de manera provisoria el PJ quedó en manos de la ministra de Gobierno bonaerense, Cristina Alvarez Rodríguez.

“Desde el peronismo trabajaremos por la unidad de todos los sectores del justicialismo desde la provincia de Buenos Aires y con la responsabilidad del mandato histórico que la provincia tiene hacia todo el país”, señaló Espinoza en un comunicado en el que agradeció la confianza de sus colegas. Lo acompañarán en el consejo peronista nombres de la talla del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, el ministro de Ambiente, Juan José Mussi, y el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. También figuran allí, además, intendentes como Hugo Curto, de Tres de Febrero; Alberto Descalzo, de Ituzaingó; y Mariano West, de Moreno; el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

La designación de Espinoza no fue sencilla. Con el 2015 no tan lejos y con Scioli fuera de competencia, la carrera por la gobernación se calienta. Los distintos actores que pretenden participar en la competencia para ser candidatos proponían la presidencia del PJ para Scioli, para evitar adelantar una interna, pero también para intentar que la figura de Espinoza no creciera con su designación. Randazzo, Domínguez y el intendente de Lomas de Zamora y diputado electo, Martín Insaurralde, forman parte del puñado de dirigentes que se ven con aspiraciones como para ser candidatos a gobernador. Por ello las negociaciones fueron intensas hasta que lograron encolumnar detrás de Espinoza a todo el oficialismo justicialista.

Cuando parecía que la lista del oficialismo se encaminaba a ser la única que participaría en la elección del 15 de diciembre, el senador provincial electo Mario Ishii logró presentar los avales de su lista para participar de la compulsa. Ishii espera recolectar los votos de los intendentes del Frente Renovador massista y lo que quede del espacio de Francisco de Narváez. A pesar de ello, Espinoza no parece tener problemas para imponerse, ya que su lista cuenta con el apoyo de la mayoría de los casi 1.400.000 afiliados del PJ bonaerense.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Espinoza tiene el aval de la Rosada, de Scioli y de más de doscientos distritos.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.