EL PAíS › YA SON NUEVE LAS VíCTIMAS FATALES DESDE QUE COMENZó EL CONFLICTO CON LAS POLICíAS PROVINCIALES

Los muertos y los heridos de los saqueos

Ayer se confirmó el fallecimiento de tres personas en Tucumán y de otra en el Chaco, donde ya había un muerto. En ambas provincias hubo acuerdo salarial con la policía. Por la noche, frente a la gobernación tucumana, hubo incidentes entre ciudadanos y policías.

Nueve personas murieron durante los últimos días en hechos vinculados con los saqueos que acompañaron con estudiada precisión a las protestas policiales en más de veinte provincias, mientras que decenas resultaron heridas. En Tucumán se vivieron los ataques más virulentos, que dejaron un saldo de tres muertos. El gobernador José Alperovich denunció a los acuartelados por sedición. Por la tarde, la policía local llegó a un acuerdo y levantó la protesta, aunque luego hubo cruces entre uniformados y ciudadanos frente a la gobernación. En Resistencia, Chaco, se informó inicialmente que hubo cuatro muertos, pero las autoridades locales aseguraron que dos de ellos no estaban relacionados con los saqueos. Anteayer falleció un joven en Jujuy por una herida de arma blanca; y en Concordia, Entre Ríos, otra persona murió electrocutada cuando estaba ingresando a un negocio. La semana pasada, un comerciante murió en Glew, mientras en Córdoba, donde se inició la oleada de sublevaciones policiales, había fallecido otro joven. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, expresó sus condolencias a las familias de las víctimas.

Tras una reunión con el gobernador José Manuel de la Sota, Capitanich manifestó “el profundo dolor y la consternación” del gobierno nacional y expresó sus “condolencias a los familiares de las víctimas”. “El pueblo argentino quiere paz y armonía. Reclamos de esta naturaleza superan cualquier límite previsible y merecen el repudio de todos”, señaló. “Los argentinos hemos optado por vivir armónicamente en democracia con diferencias, pero garantizando el pluralismo de voces e ideas”, remarcó, tras una jornada en la que las policías provinciales finalmente terminaron aceptando levantar las medidas de fuerza. La situación se resolvió provincia por provincia.

- Tucumán. En forma muy similar a lo que ocurrió en Córdoba la semana pasada, la provincia se vio paralizada por la protesta policial. No funcionó el transporte público ni las escuelas en todos sus niveles, ni los bancos ni las estaciones de servicio, ni los comercios. Tres personas murieron durante los saqueos que siguieron al acuartelamiento de la policía provincial. Los ataques a comercios se centraron en el área metropolitana y sus alrededores. La metodología incluyó grupos coordinados en motos y camionetas de alta gama. Diversos comerciantes defendieron sus negocios armados con palos o con armas de fuego.

Según confirmó la subdirectora del Hospital Padilla, María Lilia Rubio, uno de los fallecidos era un joven de unos 20 años que sufrió graves heridas al caer de una moto presuntamente en momentos en que cargaba el botín de un saqueo. El segundo era un hombre de 33 años, que recibió un balazo en el pecho que le lesionó los riñones y los pulmones. Lo operaron tres veces, según informó el Departamento de Comunicaciones del Hospital Centro de Salud. El tercero era un adolescente que recibió un disparo en la frente cuando estaba cerca del supermercado de Banda del Río Salí. Otras nueve personas permanecían internadas en el Hospital Centro de Salud con heridas de bala, aunque se encontraban fuera de peligro. En total, los heridos eran más de cincuenta.

El gobernador José Alperovich dictó un aumento por decreto del sueldo de bolsillo de los policías y lo llevó a 8500 pesos (un 35 por ciento de incremento). “Por favor”, les pidió Alperovich a los policías, que volvieran a cumplir sus funciones, luego los denunció penalmente por el delito de sedición. También amenazó con utilizar a la Gendarmería –que envió 500 agentes a la provincia– para desalojar la subjetafura provincial. El arzobispo de Tucumán, Alfredo Zecca, buscó intermediar. Finalmente, los policías aceptaron el aumento decretado. Por la noche, un grupo de personas protestó frente a la gobernación con cacerolas y fue reprimido por la policía que volvió a sus funciones habituales. La Gendarmería armó un cordón para separar a policías de caceroleros.

- Chaco. Dos personas murieron en medio de los saqueos en el área metropolitana de Resistencia. Uno de ellos era el subcomisario Cristian Vera, quien recibió un balazo debajo del chaleco antibalas. En un primer momento se habló de cuatro víctimas, pero el gobernador del Chaco, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, aclaró que sólo dos estaban relacionadas con los saqueos. “Han muerto dos personas en esta situación: el subcomisario Cristian Vera y Ricardo Robledo, mientras que otras dos personas murieron, pero no en relación con los saqueos.” Robledo tenía 23 años, y habría sido alcanzado por una bala el lunes cuando participaba de un saqueo. Llegó sin vida al hospital. Luego de que la policía levantara las medidas, el gobernador le solicitó a la Justicia federal que investigue los saqueos ocurridos en Resistencia, Sáenz Peña y Barranqueras y afirmó que habrá un “saneamiento” de las fuerzas de seguridad, a las que acusó de liberar presos para que salieran a robar. También habló de “zonas liberadas” por la policía (ver aparte).

- Jujuy. El lunes por la noche, un adolescente murió en Perico, luego de recibir una puñalada en el abdomen, en un local de ropa deportiva. La herida la habría recibido durante un forcejeo con el cajero del local. El fiscal de Investigación en lo Penal 8, Alejandro Bossatti, identificó al fallecido como Ezequiel Sanjorge. Falleció antes de llegar al Hospital Plinio Zavala. El lunes por la noche, finalmente, la policía local levantó la protesta luego de conseguir un aumento del salario básico a 8500 pesos. “La necesidad estaba ausente, nadie robaba harina ni pan, robaban televisores, hay una delincuencia intencionada que merece todo el rigor de la ley”, sostuvo el gobernador Eduardo Fellner, quien dijo que asumía “todas las responsabilidades” por los hechos vandálicos y que buscará “la condena de los irresponsables y delincuentes que han actuado”.

- Entre Ríos: Otro joven murió el domingo por la noche en Concordia. Recibió una descarga eléctrica cuando entró a un negocio en medio de los saqueos. Hubo más de 40 heridos en la provincia. Los policías locales levantaron la protesta tras firmar un acta acuerdo por la que se llevó su sueldo inicial de bolsillo a 8434 pesos.

El primer muerto asociado a los conflictos con la policía fue un joven de 20 años, en Córdoba, la semana pasada. En esa provincia se originó el conflicto inicial con saqueos, que luego fue replicado por diferentes policías provinciales, con mayor o menor nivel de virulencia. El joven cordobés recibió un disparo en el tórax el miércoles de la semana pasada, cuando huía en la parte de atrás de una moto.

También la semana pasada, en el conurbano bonaerense, un comerciante de origen chino murió tras repeler con disparos un intento de saqueo en Glew. Los atacantes prendieron fuego el local, en el que quedó atrapado.

Compartir: 

Twitter
 

Los saqueos en Tucumán alcanzaron a diversos comercios y mostraron a grupos coordinados en motos y camionetas de alta gama.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.