EL PAíS › ROSSI DESMINTIó QUE SE HUBIERAN REASIGNADO FONDOS A INTELIGENCIA Y SEGURIDAD INTERIOR

“Intentan tergiversar de forma burda”

El ministro de Defensa rechazó la denuncia del radical Julio Martínez y detalló que del incremento presupuestario, que se realiza todos los años, se destinó un 90 por ciento a salarios y el resto a municiones y un operativo en el Norte.

 Por Nicolás Lantos

“No hubo absolutamente ningún cambio ni asignación extra en el presupuesto de las Fuerzas Armadas destinado a tareas de Inteligencia y de Seguridad Interior”, aseguró ayer a Página/12 el ministro de Defensa, Agustín Rossi, luego de que dos diarios se hicieran eco de una denuncia del diputado radical Julio Martínez acerca de la supuesta reasignación de partidas presupuestarias por 1325 millones de pesos para beneficiar esas áreas. Según explicó esa cartera en un comunicado ayer por la tarde, el decreto citado por la denuncia “incrementa los créditos presupuestarios a fin de atender las erogaciones resultantes de las mejoras en las remuneraciones”, a lo que se dedica el 90 por ciento del dinero reasignado. El ministro destacó que se trata de un decreto habitual llevado a cabo todos los años a esta altura para permitir el pago en término de los salarios de todos los efectivos de las FF.AA.

“La medida presupuestaria en cuestión fue impulsada hace 40 días, es de conocimiento público y puede accederse a ella a través de cualquiera de los portales vinculados a cuestiones jurídicas”, sostiene el comunicado. Se trata del decreto 1753/13, publicado el 8 de noviembre en el Boletín Oficial, que incrementa el presupuesto del Ministerio de Defensa en 2854 millones de pesos, de los cuales 1325 millones (la cifra citada en la denuncia) están destinados al Ejército. “El verdadero destino de esos fondos fue 1198 millones (90 por ciento) para atender el incremento salarial, 44 millones para la compra de municiones (3 por ciento) y sólo 83 millones para la compra de medios para Fortín II”, el operativo de vigilancia que realizan las FF.AA en el norte del país para colaborar con Gendarmería en el control del narcotráfico.

“Es absolutamente falso que el refuerzo tenga como destino tareas de Inteligencia o vinculadas a la seguridad interior”, sostiene el texto. “Intentan tergiversar de forma burda”, completó Rossi, que cree que existe “una campaña para tergiversar las políticas de defensa en la Argentina”. Para el ministro, “se agarran de un decreto viejo y habitual e intentan asociarlo con los ascensos producidos el día miércoles por el Senado de la Nación”. Entre los pliegos estaba el del jefe del Ejército, César Milani, cuestionado por denuncias por crímenes de lesa humanidad que no han avanzado en los tribunales.

Ayer, el jefe del bloque de senadores radicales Gerardo Morales continuaba denunciando en los medios a Milani por una supuesta violación de la Ley de Defensa. “Las Fuerzas Armadas van participando cada vez más en los temas internos, de seguridad interior y en los temas de inteligencia”, aseguró el senador en declaraciones radiales. “No hay ninguna prueba, lo que hay es la construcción de un discurso político”, replicó Rossi.

El ministro, que ayer participó de una ceremonia a bordo de la Fragata Sarmiento, agregó que el presupuesto destinado a inteligencia votado en el Congreso para 2014 “no difiere del que se le asignó en años anteriores”, y que del total del dinero que se destina a esa área cada año el 90 por ciento está destinado a pagar sueldos. “Les molesta la buena recepción en las Fuerzas Armadas a la convocatoria que hizo la Presidenta para que se sumen a la construcción del país, lo que no significa que tengan un sesgo partidario sino que se identifiquen con los intereses de toda la sociedad y no solamente de algunos”, concluyó Rossi.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, durante una ceremonia a bordo de la Fragata Sarmiento.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.