EL PAíS › JULIO COBOS Y ERNESTO SANZ COMPARTIERON UN ACTO EN PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Juntos para hacer pie en suelo bonaerense

Para promocionar sus candidaturas presidenciales y apuntalar a la UCR en el distrito, los dirigentes protagonizaron un encuentro junto a Ricardo Alfonsín. Se anunció que Casella y Gil Lavedra serán los interlocutores con las otras fuerzas del espacio no peronista.

Julio Cobos y Ernesto Sanz, los dos candidatos presidenciales del radicalismo, se mostraron por primera vez juntos en un acto partidario luego de las elecciones legislativas del año pasado. Convocados por la conducción del comité provincial, en manos del sector que lidera Ricardo Alfonsín, ambos dirigentes criticaron al gobierno nacional, se pronunciaron a favor de avanzar en el frente con el Frente Amplio Progresista, la Coalición Cívica y Proyecto Sur, y de definir las candidaturas a través de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Además, en su rol de titular del partido, Sanz anunció la designación de Juan Manuel Casella, secretario general del partido, y Ricardo Gil Lavedra, ex diputado nacional, como interlocutores con los otros partidos para la conformación de la alianza no peronista.

Unidos por la necesidad de levantar al radicalismo bonaerense y de impulsar sus candidaturas en el distrito más grande del país, Cobos y Sanz participaron del Primer Encuentro Regional de la UCR de la provincia de Buenos Aires, que se realizó en Bragado. Estuvieron presentes, además de Alfonsín, el titular del comité provincial, Alejandro Armendariz, y los representantes de los bloques legislativos, Jorge Silvestre y Carlos Fernández, los diputados Miguel Ba-zze, Juan Pedro Tunessi y Héctor “Cachi” Gutiérrez, entre otros. El senador mendocino habló durante la mañana, con una arenga a la dirigencia radical y un llamado a fortalecer los vínculos con las otras fuerzas no peronistas. Por la tarde, compartió una conferencia de prensa con Cobos y Alfonsín, quienes cerraron el encuentro, ya sin Sanz. La dinámica de mostrarse juntos se replicará en las 8 secciones electorales de la provincia, en el marco de la estrategia del alfonsinismo por apuntalar el flojo desempeño radical en el distrito más grande del país.

“Si Capitanich quiere debatir ahora, la UCR está dispuesta a discutir ya mismo”, dijo Sanz, en referencia a las declaraciones del jefe de Gabinete, quien había anticipado que recién en marzo se presentará en el Congreso, como le reclama la oposición. “Si quiere tomarse un micro y venir a Bragado lo esperamos”, bromeó Cobos, en la misma línea. El ex vicepresidente planteó que el radicalismo debe “abrir sus brazos” para construir “un espacio amplio”. “Las candidaturas se resolverán en las PASO con la participación de todos, aun cuando pueda perder. Hay que aportar y el esfuerzo hay que hacerlo. Unen y Santa Fe son ejemplos de ello”, afirmó el diputado.

Alfonsín, por su parte, hizo un llamado a acelerar los tiempos del armado con los otros actores políticos a nivel nacional. “Tenemos que concretarlo lo antes posible. No es necesario esperar demasiado tiempo para debatir propuestas y programas, por cuanto venimos de construir un frente con los mismos actores en la gran mayoría de las provincias”, explicó a Página/12, Miguel Bazze, uno de los referentes del alfonsinismo en la provincia.

La idea de Alfonsín choca con la estrategia de otros actores, como la Coalición Cívica o Proyecto Sur, que quieren replicar el esquema utilizado por Unen en la ciudad de Buenos Aires. En ese sentido, cerca de Elisa Carrió hablaron de concretar la alianza electoral recién una vez entrado el año electoral, es decir alrededor de marzo de 2015. Los lilitos quieren ver primero cómo se produce la dinámica parlamentaria en este año.

Por lo pronto, tanto Cobos como Sanz están tratando de armar sus propias estructuras políticas en la provincia con el objetivo de llevar sus candidaturas a los distintos distritos bonaerenses. El ex vicepresidente tratará de reconstruir el tejido que tenía en 2011, cuando finalmente se bajó de la pelea. Tendrá que sortear la dificultad de que sus principales espadas como los intendentes Mario Meoni (Junín) y Gustavo Posse (San Isidro) se pasaron al Frente Renovador de Sergio Massa. “Vamos a ver si los desmassificamos”, le escucharon decir al ex vicepresidente y ex gobernador de Mendoza, que ahora tiene como ariete a Gutiérrez, ex intendente de Pergamino. Sanz, por su parte, cuenta con el respaldo de otros dirigentes locales pero que no tienen todavía proyección provincial.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.