EL PAíS › UN FUNCIONARIO BRITáNICO DIJO QUE MASSA O MACRI TENDRíAN “UNA VISIóN MáS MADURA”

La corona sueña con un cambio de rumbo

Hugo Swire, encargado para América latina, de visita en Uruguay, consideró que el próximo gobierno argentino cambiará su visión sobre Malvinas. Timerman, Filmus y Fernández le respondieron.

De visita en Montevideo, el ministro británico para América latina, Hugo Swire, reveló que para Londres el diputado del Frente Renovador Sergio Massa o el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, tendrían “una visión más madura que el actual gobierno” en el tema Malvinas. Semejante opinión generó una catarata de respuestas del lado argentino. Para empezar, el canciller Héctor Timerman, quien aseguró que el funcionario británico “se equivoca porque la política de Malvinas no es la política de este gobierno, es la de todos los argentinos y de todos los latinoamericanos”. El secretario de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, Daniel Filmus, cuestionó que Swire se refiriera a cuestiones internas del país y coincidió con el canciller en que Argentina lleva adelante una política de Estado sobre el conflicto “que está más allá de cualquier cuestión partidaria”. Para el senador Aníbal Fernández, en verdad, “Swire está ofreciendo un negocio”.

Swire fue consultado en Uruguay. Manifestó que en su país aguardan expectantes las elecciones de 2015 y el cambio de gobierno. “Habrá un nuevo presidente y nosotros deseamos mucho que el próximo gobierno en Buenos Aires tenga una mirada distinta de la del actual”, avisó. “Nosotros y el resto de la región querríamos una relación amigable entre las Falklands y el resto de los países, incluida Argentina”, aseguró, y agregó: “Espero el día que eso pase”. Insistió que Massa y Macri son “contendientes presidenciales que tendrán un acercamiento más realista y maduro a la cuestión de las Falklands”. Swire, quien aseguró que “un cambio en la actitud a Argentina le traería beneficios económicos”, fue recibido en Montevideo por el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori, y justificó que “es improductiva para Argentina” la relación actual.

La política argentina en Malvinas es mantener vigente en cada foro internacional el reclamo de la apertura de un diálogo bilateral, tal como lo establecen las resoluciones de las Naciones Unidas. Por otro lado, el Gobierno denunció en la ONU la militarización del Atlántico Sur que vienen realizando las fuerzas armadas británicas. También anunció sanciones para las empresas petroleras que operan en la cuenca de las islas.

Luego de participar de un acto en el Ministerio de Defensa, Timerman fue consultado sobre las afirmaciones de Swire. Resaltó que “lo que corresponde es que hablen con el canciller de la República Argentina” y agregó que el hecho de “que elijan a personas de otros partidos ratifica que estamos en el buen rumbo”. “Son ellos los ocupantes, los que deben sentarse a la mesa de negociaciones para cumplir con las obligaciones del derecho internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas y sobre eso trabajamos”, expresó.

Filmus destacó que “todas las fuerzas políticas no sólo plantean el reclamo sobre la soberanía, sino que insisten en el reclamo sobre la resolución de la Naciones Unidas”, y recordó que los bloques parlamentarios argentinos votaron hace dos años por unanimidad la Declaración de Ushuaia.

Aníbal Fernández fue aún más duro. “Creo que el ministro no pensó mucho su razonamiento, que es simplista y de contextura berreta. Su lengua es más grande que su cabeza”, respondió. “Alguien le ha provisto dos nombres del conservadurismo argentino, de derecha, como Massa y Macri, y esa persona se vale de esa situación parecida a lo que analiza en su cabeza”, sostuvo. El legislador agregó que “lo que hizo es una definición que no es difícil de imaginar”. “Es que los agentes del pensamiento conservador o neoliberal se inclinan hacia un beneficio económico, que es lo que él les ofrece a los argentinos”, por encima de “los derechos legítimos que tenemos sobre Malvinas”, sostuvo. “Está ofreciendo un negocio”, reiteró.

Por el último, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Guillermo Carmona, señaló como una “injerencia” y de intentar “dividir para reinar, procurándose gestores locales de sus propios intereses”.

Compartir: 

Twitter
 

El británico Hugo Swire ayer con el vicepresidente uruguayo, Danilo Astori. El canciller Timerman salió a responderle.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.