EL PAIS › LOS PRINCIPALES POSTULANTES DE CASI TODOS LOS PARTIDOS SE MUESTRAN EN LA COSTA ATLANTICA

Candidatos entre las olas y el viento

Desde oficialistas como Urribarri, Randazzo, Rossi y Fernández hasta opositores como Binner y Sanz, entre otros, combinan vacaciones en familia con actividades de campaña. El único de los presidenciables que todavía no pisó la costa es Macri.

 Por Sebastian Abrevaya

Desde Mar del Plata

El 2015 no es sólo un año record de turistas y ocupación hotelera en la costa atlántica. A diferencia de temporadas anteriores, y en sintonía con la magnitud del desafío electoral de 2015, los principales dirigentes de casi todos los partidos políticos ya pusieron un pie en Mar del Plata para captar la atención de los veraneantes y conseguir su apoyo en las primarias de agosto. Algunos, como Sergio Urribarri, Florencio Randazzo, Hermes Binner, Ernesto Sanz, Agustín Rossi o Aníbal Fernández, aprovechan y vacacionan junto a su familia en alguna ciudad balnearia por la zona, intercalando durante la semana las actividades de campaña con las obligaciones de gestión, según el caso. El único de los presidenciables que todavía no puso un pie en la arena es Mauricio Macri, que recién hizo su regreso de sus vacaciones en Villa La Angostura. Hasta ahora Sergio Ma-ssa pasó sólo un instante por La Feliz, a principios de enero, para mostrarse con un grupo de hombres y mujeres de la farándula. De todas maneras, cuenta con una presencia permanente de camiones en los que se lee su eslogan: “Un país distinto”. El gobernador Daniel Scioli es por lejos el que mayor visibilidad tiene, a través del omnipresente color naranja que se funde en una mezcla indivisible de gestión y marketing electoral.

“Te dejo porque me espera mi familia”, se les escucha decir a varios de los principales candidatos presidenciales. Es que de acuerdo con los hábitos que impuso el kirchnerismo, las vacaciones largas son una de las cuestiones perdidas para los funcionarios en la última década. Para sortear el sacrificio personal, los que tienen responsabilidades en algún ministerio, como Randazzo (Interior y Transporte), Rossi (Defensa) o el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, se las ingenian para compatibilizar el descanso, la gestión y la campaña.

Randazzo tiene a su familia en Valeria del Mar, donde alquilan una casa hace unos 20 años. En paralelo, de manera permanente están instalados en las principales ciudades turísticas sus puestos del “operativo verano”, un combo que incluye juegos para niños y adultos sobre seguridad vial; tiendas para tramitar los nuevos DNI y reparto de folletería y merchandising veraniego: sombrillas, parasoles y bolsitas de tela para llevar los petates a la playa. En Mar del Plata, frente al tradicional hotel Costa Galana, está montada una pista de autitos eléctricos de carrera que son manejados a control remoto. El ministro se aparece por la zona, conversa con la gente, se toma una foto y sigue la recorrida. En paralelo, organiza actos de “gestión”, como el lanzamiento de la tarjeta SUBE en el distrito o la inauguración de alguna obra ferroviaria.

El gobernador de Entre Ríos va y viene a su provincia, preocupado por la subida del río Paraná y las inundaciones. Siguiendo la evolución del tema, decidió postergar la inauguración de la casa de la provincia, ubicada en la esquina de Córdoba y avenida Patricio Luro, en un lugar bien transitado de Mar del Plata. Según revelaron en su equipo de campaña, estaba prevista la presencia del ministro de Planificación, Julio De Vido, como una muestra del aval que el Pato recibe de un pingüino de la primera hora. Consciente de que tiene que aumentar su nivel de conocimiento, lanzó spots televisivos para llegar al gran público. Su familia también veranea en Mar del Plata, lo que le permite mechar las reuniones políticas, la campaña y preservar algo de su vida personal. En privado, se entusiasman con la posibilidad de acercarse a Florencio Randazzo en las encuestas y disputarle la representación del kirchnerismo más duro, enfrentando a la versión más independiente de Scioli.

El gobernador bonaerense juega de local. Con parador propio, camiones que prestan distintos servicios en las principales plazas de La Feliz y una enorme organización, la agenda del ex motonauta no da respiro: encuentro con el gobernador de Misiones, Maurice Closs, partidos de fútbol con su equipo de Villa La Ñata, caminatas y diálogo con veraneantes, fotos con funcionarios nacionales como el titular de la Anses, Diego Bossio, uno de los aspirantes a sucederlo en el sillón de La Plata.

En el otro extremo del Frente para la Victoria se encuentran Jorge Taiana y Julián Domínguez. Taiana no se acercó por la costa aún y Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados, se encuentra descansando en La Lucila del Mar. Muy cerquita, en Costa del Este, está la familia de Agustín Rossi. El ministro de Defensa tiene dos vías para posicionarse de cara a las primarias. La primera, la institucional, vinculada con la señalización de faros, la apertura al público de la Fragata Libertad (prevista para la semana próxima en Mar del Plata) y los puestos sanitarios que armó el ministerio para tomar la presión y cuidar la salud de los veraneantes. La segunda es más política, según cuentan sus asesores. La presentación de su libro con los discursos como jefe del bloque de Diputados del kirchnerismo, de la que forman parte militantes y dirigentes, como la directora de Asuntos Legales del ministerio, Graciana Peñafort. En ese plan también entran la presentación de las actas y las listas negras de la dictadura encontradas en el Edificio Libertad el año pasado.

Con menos presencia y recursos, varios de los candidatos del Frente Amplio Unen visitaron ya algún balneario de la costa. Hermes Bi-nner aprovechó el campamento de juventudes socialistas para lanzar formalmente su postulación y luego mostrarse junto al radical Julio Cobos. El ex gobernador santafesino veranea todos los años por la zona, aunque prácticamente nunca pisa la arena. Tal vez la joven pareja que se le conoció por estos días altere los hábitos del diputado nacional, que no dejó de tomarse unos días de descanso apenas largada su campaña. Cobos se mueve con el cletomóvil, un micro ploteado con su imagen con el que ya recorrió buena parte del país. Al igual que el mendocino Ernesto Sanz, que se encuentra veraneando en Cariló con su familia, aprovechan para utilizar el potencial de los medios locales y nacionales para suplantar la falta de recursos propios.

Elisa Carrió se acercará al mar en la segunda quincena de enero. Por ahora, la líder de la Coalición Cívica explora el interior bonaerense en busca de hacer pie en el principal distrito del país, luego de la masiva fuga de dirigentes hacia el Frente Renovador.

Tanto los que cuentan con presencia permanente en distintos puntos así como los precandidatos que van repartiendo sus escasos recursos en distintos lugares, reciben un trato en muchos casos indiferente y en otros muchos positivo. Enterrados varios metros bajo la arena parecen haber quedado aquellos años en los que el desprestigio de la clase dirigente les impedía mezclarse entre la gente sin recibir muestras de rechazo. La campaña empezó fuerte y todavía queda mucho tiempo por delante.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.