EL PAíS › EL CANDIDATO DE ECO ACORTó A SóLO 3 PUNTOS LA DIFERENCIA DE 20 PUNTOS QUE LE LLEVABA SU RIVAL DEL PRO

Lousteau perdió como si hubiera ganado

En medio de un clima de festejo pese a la derrota, Martín Lousteau aseguró que encarnará “una oposición constructiva, que sepa acompañar las cosas que debe acompañar y señalar aquellas cosas que nos parezcan reñidas con la ética”.

 Por Sebastian Abrevaya

“Macri decime qué se siente, tener a Guga en la Ciudad, te juro que aunque pasen los años, nunca nos vamos a olvidar, que tuviste el poder, no supiste qué hacer, le mintieron a la gente otra vez”, gritaban anoche eufóricos los militantes radicales en el bunker de Martín Lousteau. Paradójicamente, a pesar de haber quedado 3 puntos abajo de su competidor, Horacio Rodríguez Larreta, reinaba el clima de festejo en el comité de campaña de ECO en Palermo. El diputado nacional y ex ministro de Economía quedó a un paso de terminar con ocho años de gobierno macrista en la ciudad y había logrado triunfos en 9 de las 15 comunas porteñas, había acortado a un porcentaje mínimo la brecha de 20 puntos de la elección de primera vuelta. “Vamos a ser una oposición constructiva, que sepa acompañar las cosas que debe acompañar y señalar aquellas cosas que nos parezcan reñidas con la ética”, aseguró Lousteau al salir al escenario, donde dio un discurso que combinó cuestiones nacionales con el resultado porteño.

Los cantitos marcaron el clima de una noche que fue una sorpresa para todos. Ninguno de los sondeos previos se aproximaban a los números que finalmente se concretaron: 51,6 por ciento para Rodríguez Larreta, del PRO, frente a un 48,4 para Lousteau. “No creemos en las polarizaciones artificiales y caprichosas. Creemos en la multitud y la diversidad de opiniones”, aseguró el ex ministro de Economía, en alusión al enfrentamiento entre el kirchnerismo y el PRO. La frase pareció referirse también al escenario nacional, donde Daniel Scioli y Mauricio Macri figuran como los mejor posicionados de cara a las PASO del 9 de agosto. Apenas Lousteau terminó de decir esas palabras, los militantes retomaron los cantitos: “¿A dónde están, a dónde están, los que decían que nos íbamos a bajar?”, se preguntaron mientras el ex ministro de Economía agitaba el brazo. La alegría no sólo estaba vinculada con el resultado, muy superior a las expectativas iniciales, sino también frente a las presiones que había recibido para desistir de la segunda vuelta. El PRO, así como algunos medios e incluso algunos actores de su propio frente, habían hecho gestiones para tratar de convencerlo de que no se presentara.

En el bunker, junto al líder de ECO estaban su postulante a vice, Fernando Sánchez, la ex ministra de Salud y ex precandidata a jefa de Gobierno, Graciela Ocaña, el legislador Maximiliano Ferraro, el candidato a diputado nacional de la UCR, Mariano Genovesi, y el de Progresistas, Manuel Garrido. Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, se había quedado en Misiones y ni siquiera había viajado hasta Buenos Aires para votar. En cambio, Ernesto Sanz, titular de la UCR y precandidato presidencial de Cambiemos, ocupó un lugar en el escenario, al igual que el jefe de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti. Con perfil más bajo pudo verse también a Chrystian Colombo, ex jefe de Gabinete de la Alianza y uno de los armadores del proyecto Lousteau. “Nosotros somos un pueblo futbolero. En el fútbol el partido termina con el resultado. En la política es exactamente lo contrario, el partido empieza con el resultado. A uno la ciudadanía le da la responsabilidad de ser oficialismo y a nosotros nos da la enorme responsabilidad de ser oposición, vamos a trabajar para honrar ese compromiso”, señaló anoche Lousteau, dando a entender que trabajará por convertirse en el líder de la oposición porteña. Sin embargo, no faltaron quienes señalaron que a partir de anoche “Lousteau ya es un dirigente nacional”. Fueron las palabras del socialista Roy Cortina, que dieron a entender que el ex ministro de Economía en un futuro podría, en todo caso, competir por la candidatura presidencial de 2019.

El discurso del diputado y líder de Sumá Más también permitió pensar en esa línea: “No tenemos que caer en los pensamientos mágicos. Argentina no cambia porque cambiemos un gobernante. Argentina no cambia por el resultado de una elección. Argentina cambia si en los próximos cuatro años tenemos las prioridades correctas, recuperemos la decencia, así vamos a construir un futuro mejor, vamos a recuperar una administración pública que nos pueda garantizar a todos que cada vez tengamos más bienes y servicios, que cada generación sepa que puede gozar de más seguridad, más salud, más educación, y más igualdad”, afirmó Lousteau, en referencia a la cuestión nacional.

En el bunker de Palermo remarcaron la evolución de los resultados de ECO. En las PASO, Lousteau, Ocaña y Andrés Borthagaray habían sumado el 22,2 por ciento frente al 47,4 de Larreta y Michetti, y el FpV, con sus 6 candidatos, alcanzó el 18,7 por ciento. En primera vuelta, Larreta sólo cayó a 45,4, mientras ECO se estiró al 25,5 y Mariano Recalde trepó al 21,9. Con el FIT y Recalde fuera del ballottage, el ex ministro de Economía logró capitalizar gran parte del voto de las otras fuerzas. El voto en blanco pasó del 1,85 en primera vuelta al 5,05 en la segunda. Si bien aumentó casi un 300 por ciento, en ECO remarcaron que era un número mucho más bajo de lo que pretendían otros dirigentes.

Durante su discurso, Lousteau les agradeció no sólo a los militantes, sino a los partidos sobre los que pudo construir su candidatura: “Para esos enormes partidos que construyeron en la ciudad ECO; la UCR; el socialismo, la Coalición Cívica, Confianza Publica y el Partido Socialista Auténtico, para esos partidos también nuestro agradecimiento y reconocimiento”, dijo. Durante la noche recibió llamados para felicitarlo tanto de Daniel Scioli como de Hermes Binner y Ricardo Alfonsín, entre otros. A pesar de las consultas, evitó nuevamente definirse sobre su candidato presidencial. “Voy a acompañar a los tres precandidatos que integran ECO en la ciudad”, repitió.

Compartir: 

Twitter
 

“¿A dónde están los que decían que nos íbamos a bajar?”, cantaban los militantes.
Imagen: Carolina Camps
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.