EL PAíS › SEGUN LA FISCAL, NO HAY INDICIOS DE UN CRIMEN POLITICO EN LA MUERTE DE VELASQUEZ

“El tinte político no es relevante”

Mientras Macri y Sanz aprovecharon para criticar a CFK y Scioli, Silvia Farall afirmó que “no hay absolutamente nada” que lleve a pensar en un móvil político del homicidio. El candidato del FpV condenó la “utilización” electoral del caso.

Los dirigentes de Cambiemos, Macri y Sanz, salieron a cuestionar al kirchnerismo tras la muerte de Velásquez.

La fiscal Silvia Farall ratificó ayer que “no hay absolutamente nada” que indique que el crimen del joven jujeño Ariel Velásquez “ha sido una cuestión política”. La funcionaria judicial detalló que el viernes los tres sospechosos detenidos se “abstuvieron” de declarar y que se les informaron las causas por los que se encuentran con prisión preventiva.

“Lo que hay que determinar aquí es quien ha sido el responsable de la muerte de Ariel Velásquez”, repitió Farall al ser consultada por las acusaciones del candidato a gobernador radical, Gerardo Morales, quien insiste con responsabilizar a la agrupación Tupac Amaru que conduce Milagro Sala (ver solicitada de Sala en página 13). Más allá de la cuestión judicial, desde la oposición, los dirigentes de Cambiemos, Mauricio Macri y Ernesto Sanz, salieron al cruce de la presidenta Cristina Fernández, quien había criticado la utilización de la muerte. En la misma línea, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió “no politizar” el hecho.

El joven jujeño de 22 años falleció el miércoles último en el Hospital Pablo Soria, de Jujuy, luego de haber sido baleado por la espalda la madrugada del sábado 8 de agosto, un día antes de las PASO. Según relató ayer la responsable de la investigación, Velásquez fue atacado cuando se dirigía desde la casa de su cuñada y su hermano a la de un amigo. “La investigación está abierta, va a ser amplia, pero en principio, el tinte político no es relevante”, informó ayer Farall en declaraciones radiales. La funcionaria explicó que, según el testimonio de quienes lo llevaron al hospital esa noche, Velásquez dijo que había sufrido un intento de robo de su celular. Se ordenaron peritajes sobre un arma calibre 22 para determinar si se trata del arma homicida y a quién pertenece.

Luego de las acusaciones de la dirigencia radical de Jujuy, la organización Tupac Amaru replicó que Velásquez estaba afiliado desde enero de 2013 al Partido para la Soberanía Popular, que lidera Sala. Además, desde marzo de 2014 asistía al centro educativo Germán Abdala, también a cargo de la misma agrupación. Juan Manuel Esquivel, director del centro donde estudiaba Velásquez, negó que se les prohíba el ingreso a quienes no estén afiliados a la agrupación y remarcó que se había unido al partido un año antes de sumarse a la institución.

La presidenta Cristina Fernández remarcó la afiliación de Velásquez el jueves y le reclamó a la oposición que no busque rédito con la muerte del joven. Inmediatamente desde el radicalismo ratificaron que era militante radical y mostraron fotos del joven en actividades de la UCR.

Los opositores se valieron de eso para insistir en el eventual crimen político y para cuestionar a Milagro Sala y CFK. “Su muerte se produce en una provincia que vive en un clima de conflictividad política, de autoritarismo y de clientelismo principalmente por el accionar de la Tupac Amaru, amparada por el gobierno provincial y nacional”, escribió ayer Macri en su cuenta de Facebook, donde cargó contra la mandataria: “¿Hubiese reaccionado de la misma forma si el joven militaba en La Cámpora?”, dijo y la acusó de “tratar de encubrir a sus socios de la Tupac difundiendo mentiras”.

En la misma línea, el ex precandidato de Cambiemos y titular del Comité Nacional, Ernesto Sanz, afirmó que “no hay nada más genuinamente kirchnerista que la intolerancia y el desprecio por el que piensa distinto”. Para el senador, “Sala no es una dirigente periférica del kirchnerismo, ella y sus métodos son la propuesta de Cristina Kirchner y Daniel Scioli para todos los argentinos”.

En contraposición, Scioli envió sus condolencias y pidió ayer que no haya “utilización política en situaciones desgraciadas”. El candidato presidencial del FpV aseguró que “no fue del lado del Gobierno” que se quisieron “instalar” las implicancias políticas del caso, sino “de otro lado”, en referencia a la oposición.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.