EL PAIS

El delito de quemar urnas

El director nacional electoral, Alejandro Tullio, explicó que la quema de urnas es un delito, pero no se lo puede tipificar como fraude. “Para que haya fraude tiene que haber un conjunto de maniobras ilegales cuya finalidad sea alterar el resultado electoral”, dijo. “Quemar urnas no es fraude porque no altera el resultado, se tienen que hacer las elecciones complementarias y ese resultado se suma al anterior; es otro delito pero no fraude –precisó–. Lo que sí sería fraude es si hubiera sustitución de urnas o de sobres dentro de la elección, y en las presentaciones realizadas no habría ninguno de estos casos.” El director nacional electoral estimó que en el escrutinio definitivo iniciado ayer se deberá determinar si los documentos son “discordantes con la confección de las actas. Hasta ahora nada indica que pueda haber fraude en términos técnicos”, afirmó. Tullio consideró que la quema de urnas es “un hecho inaceptable que solamente perjudica a los electores involucrados”. El funcionario subrayó que “es intolerable que haya habido hechos de violencia” y opinó que en la provincia se ha producido “una bifurcación: por un lado, hay un proceso electoral, y por el otro, un proceso político que salió de cauce y esto enturbia la percepción de la ciudadanía respecto de la transparencia de las elecciones”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.