EL PAíS › SERGIO MASSA NO SE PRONUNCIO EXPLICITAMENTE, PERO HABLO DEL “CAMBIO”

“No somos dueños de los votos”

La alianza UNA presentó un documento con algunas de sus “propuestas” para que Daniel Scioli y Mauricio Macri digan si están dispuestos a implementarlas. “La Argentina necesita un cambio, pero no cualquier cambio”, dijo Massa.

“Los argentinos no tenemos que elegir, tenemos que optar. Y nosotros queremos dejar bien clara nuestra opción porque la Argentina necesita un cambio, pero no cualquier cambio”, señaló ayer Sergio Massa, en la conferencia de prensa de la alianza Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) con la que consiguió acaparar atención a pesar de haberse quedado afuera del ballottage. Como era de esperar, el Frente Renovador no se pronunció explícitamente por ninguno de los dos candidatos que sí quedaron en carrera, aunque las declaraciones estuvieron más encaminadas a mostrar una preferencia por Mauricio Macri por sobre Daniel Scioli. Lo que hicieron Massa, el cordobés José Manuel de la Sota y Roberto Lavagna fue presentar un documento con “propuestas” para el próximo gobierno. Dijeron que el candidato que esté dispuesto a llevarlas a la práctica podría quedarse con los cinco millones de votos que se inclinaron por UNA.

“Sabemos que no somos los dueños de los votos de la gente. No tenemos ninguna duda de que la gran mayoría de los argentinos ya eligió por un cambio”, aseguró el ex intendente de Tigre después del encuentro que realizó con los dirigentes de su espacio político en Puerto Madero. El líder del Frente Renovador destacó que no había mantenido contacto telefónico ni había estado personalmente ni con Scioli ni con Macri. “Nosotros no buscamos cargos. Los cargos los peleamos en la elección, buscamos cambios en las políticas públicas”, dijo al intentar bajar el guiño hacia el macrismo, a pesar de que al momento insistió en que “entre el cambio y la continuidad ya ganó el cambio”.

El referente del FR ratificó su “compromiso con los más de 5 millones 200 mil argentinos”, que lo acompañaron con el voto el domingo pasado y se comprometió a “defender con uñas y dientes los sueños que los argentinos depositaron al momento de elegir”. A su vez, explicó su posición sobre el ballottage al señalar que “los argentinos no tenemos que elegir, tenemos que optar. Y nosotros queremos dejar bien clara nuestra opción porque la Argentina necesita un cambio, pero no cualquier cambio”. Massa intentó poner fin a la discusión acerca de quién representa al peronismo al opinar que “el peronismo no se declara, se ejerce”, y advirtió que “la Argentina termina una etapa política a partir del 10 de diciembre”. Es que Massa imagina que ante una derrota de Scioli, quedará en condiciones de reagrupar el peronismo –que aspira a que sea conducido por De la Sota– y que sea su espacio político el que defina los proyectos de leyes con un eventual gobierno de Macri.

El líder del FR reunió a la mayoría de los integrantes de UNA en territorio porteño para presentar el documento que elaboraron entre el domingo y ayer por la mañana los distintos grupos de trabajo. El martes ya había hecho lo propio con los integrantes del FR, pero en Rincón de Millberg, en Tigre, donde realizaron un análisis y balance del comicio. Allí terminaron de definir su posición contraria a apoyar a Scioli.

El documento llegó a manos del asesor económico y dirigente renovador Roberto Lavagna, que le pegó una leída antes de su presentación en Puerto Madero. “El próximo gobierno tendrá que estar dispuesto a dialogar con todas las fuerzas políticas y con los distintos sectores de la sociedad, para propiciar la Cultura del Encuentro, pero principalmente, tendrá que estar dispuesto a defender con firmeza el interés de todos los argentinos”, apuntan los dirigentes de UNA en el escrito consensuado entre los distintos espacios internos de la alianza. Entre las propuestas que plantearon están “construir un país federal”, “la reducción del treinta por ciento de la presión tributaria”, una “eliminación de las retenciones a los productos regionales”, “paritarias libres”, “eliminar el Impuesto a las Ganancias”, y “pagar a los jubilados el 82 por ciento móvil”.

Antes de Massa hablaron los referentes de UNA De la Sota, Lavagna y Gustavo Sáenz, intendente electo de Salta. El caudillo cordobés destacó que no eran “dueños de los votos de la gente”, y continuó con la línea que llevaron al encuentro al indicar que “sugerimos el cambio”. Por su parte y para no dejar dudas Lavagna retrucó que no iban a “votar la continuidad de la inflación, la continuidad de la inseguridad. No nos interesa. Por eso esa continuidad está excluida de nuestro voto”, a diferencia de Sáenz que intentó volver a la posición ambigua del comienzo: “Voy a votar a aquel que me convenza de que va a llevar adelante las propuestas de nuestra campaña. Si me convence Macri, lo acompañaremos. Si me convence Scioli, lo acompañaremos”.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Massa con Roberto Lavagna, José Manuel de la Sota y Gustavo Sáenz en el hotel Hilton de Puerto Madero.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.