EL PAíS › DANIEL SCIOLI SALIO A MARCAR DIFERENCIAS CON MAURICIO MACRI

“Lo otro es la vuelta al neoliberalismo”

El candidato del Frente para la Victoria advirtió que el cambio que plantea su adversario en el ballottage “es que todo vuelva a estar en manos del mercado”, porque “tiene una mirada privatizadora”. Hoy se reunirá con gobernadores peronistas en Tucumán.

 Por Nicolás Lantos

Daniel Scioli reapareció en un acto público, tres días después de las elecciones generales. Fue en Mar del Plata, donde inauguró un complejo de cines donde antes funcionaba la antigua terminal de ómnibus. Allí dio un discurso breve en el que pidió “cuidar el trabajo argentino y que haya cada vez más mercado interno”. Antes, dio varias entrevistas a la prensa audiovisual y radial, el principal medio de comunicación elegido por el candidato del Frente para la Victoria en estos días. Hoy, en Tucumán, donde asistirá a la asunción del gobernador electo, Juan Manzur, tendrá un cónclave con otras figuras del peronismo territorial para terminar de definir los parámetros de la campaña que volverá a comenzar oficialmente la semana próxima.

“Yo soy el responsable de mi campaña y de mi candidatura”, dijo Scioli en una entrevista televisiva, ayer al mediodía. “Con Cristina hablamos permanentemente cuando es necesario y nos reunimos cuando las circunstancias lo ameritan. Yo soy el responsable de mi campaña y de mi candidatura, y ella es la Presidenta hasta el 10 de diciembre. Cada uno hace su trabajo”, dijo, consultado por su relación con Cristina Fernández de Kirchner. Una reunión entre ambos, voceada para ayer, no se llevó a cabo y tanto en el equipo de campaña como en el gobierno nacional niegan que haya estado en los planes. “Daniel y la Presidenta hablan todo el tiempo, no hace falta que vaya a Olivos”, relativizaban en el sciolismo.

En esa entrevista televisiva, el candidato del Frente para la Victoria descartó rupturas hacia el interior de ese espacio pero también aseguró que, en caso de llegar a la presidencia, no cederá poder a la mandataria. “Si el pueblo lo decide, a partir del 10 de diciembre ejerceré el cargo en plena libertad y con total independencia de implementar mis políticas”, dijo. “Yo sé los cambios que quiero introducir. Si los cambios son los estilos, la manera de hacer, yo soy el original y sé cómo hacerlo –agregó–. Lo otro es la vuelta a una política del neoliberalismo, es el endeudamiento, el ajuste, el recorte de salarios”.

Más temprano, por radio, había dicho en el mismo sentido que “el cambio” que propone su contrincante Mauricio Macri “es que todo vuelva a estar en manos del mercado” porque “tiene una mirada privatizadora” e insistió en que “entusiasma la palabra cambio, pero la discusión que tiene que dar la sociedad es qué tipo de cambio” quiere. “Hay grandes diferencias en la forma en que queremos gobernar. Yo garantizo proteger y expandir los programas sociales; él, cuando habla de eliminar retenciones, Ganancias e impuestos, lo que quiere hacer es recortar esos programas”, dijo.

“Pregúntenle a algún economista serio si se pueden sacar todas las retenciones, sacar todos los impuestos, bajar todos las Ganancias y además mantener la inversión social y la política de subsidio a los que más lo necesitan –agregó–. Hablan de la revolución de la alegría y venden espejitos de colores, pero los cambios reales en el país están reflejados en los 3 millones y medio de jubilados que incluimos y en las miles de viviendas que se están construyendo con el Pro.Cre.Ar”.

Por último, acusó a Macri de cambiar su mensaje en los últimos meses de campaña, para engañar a los votantes. “Macri ahora acomoda su discurso, pero cuando se votó la recuperación de YPF, la creación de la Asignación Universal por Hijo, la recuperación de los fondos de las AFJP, el proyecto del Arsat, los votos no los puso él, sino el FpV. No es que el PRO cometió un error y no votó cosas que ahora apoya, sino que ahora están actuando; si no observen cómo corrieron de la campaña a los economistas que decían lo que realmente iban a hacer”, a la vez que se definió como “un candidato sólido que no ha ido cambiando de posición de acuerdo al ánimo de la sociedad”.

Esta mañana, Scioli encabezará un mitin de más de diez gobernadores y gobernadores electos que lo respaldan y viajarán a Tucumán con la excusa de la asunción de Juan Manzur como mandatario de esa provincia. Con varios de ellos, el candidato ya mantuvo reuniones, en privado, en los días que pasaron desde la elección del domingo. A otros, los verá por primera vez. El plan es reagrupar fuerzas para llegar enteros al relanzamiento oficial de la campaña, una vez que concluya el escrutinio definitivo, la semana próxima. En el sciolismo interpretan que Macri cometió un error al haber salido tan fuerte los primeros días después del comicio y que “va a quedarse sin nafta” antes del 22 de noviembre, por lo que el candidato peronista debe “administrar fuerzas para imponerse en la recta final”.

Compartir: 

Twitter
 

En su primer acto público tras las elecciones, Scioli inauguró un complejo de cines en Mar del Plata.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.