EL PAIS › CRISTINA KIRCHNER INAUGURO UNA PLANTA DE ENRIQUECIMIENTO DE URANIO EN RIO NEGRO

“Sin soberanía y autonomía no hay nada”

La Presidenta recordó cuando, por presiones externas, en el país se detuvo la investigación en materia científica. Inauguró una planta de enriquecimiento de uranio, la misma tecnología que se utiliza para las bombas atómicas.

“Sin pasión por la patria, sin pasión por lo que uno hace, sin pasión por el otro, es imposible modificar las cosas. Con pasión, patriotismo, y mucha confianza por nuestro pueblo, es que vamos a poder seguir creciendo”, señaló ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a pocos días de finalizar su mandato. Al inaugurar una planta de enriquecimiento de uranio en Bariloche, la jefa de Estado apuntó que “no podemos volver a perder autonomía científica y energética”, haciendo foco en las modificaciones que podrían llegar a partir del 10 de diciembre cuando asuma el nuevo gabinete macrista.

“Nunca más permitamos los argentinos que exigencias externas limiten nuestra autonomía y fundamentalmente nuestro desarrollo científico”, destacó Fernández de Kirchner al poner en funcionamiento la Planta de Enriquecimiento de Uranio en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu, en la capital de Río Negro. La mandataria defendió las políticas en materia energética y desarrollo de la ciencia y la tecnología desplegadas durante los doce años de kirchnerismo. “Sin soberanía y autonomía nacional no hay nada, no hay emprendimientos mineros, no hay actividad comercial ni de compra, no hay laboratorios, no hay Pilcaniyeu, no hay nada”, agregó.

Criticó que “hay cosas que no salen en los medios porque hay estrategia de mantener en ignorancia a los argentinos sobre lo que somos capaces de hacer. Nadie cuenta que entre los empleados que tenía la Comisión Nacional de Energía Atómica muchos me decían que necesitaban sangre nueva y hoy, de aquellos tres integrantes, tenemos ingenieros técnico científicos que aseguran capacitación y que aseguran que van a defender lo logrado en estos años”.

Después de un fin de semana largo en el que viajó a Santa Cruz para estar con su familia, la Presidenta arribó por la tarde a la ciudad de Bariloche para trasladarse después en helicóptero hasta el centro que depende de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Allí llegó acompañada del ministro de Planificación, Julio De Vido; el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, y el senador Miguel Angel Pichetto. CFK recordó que la CNEA se creó en 1950, “pero en 1974 cuando nos convertimos en constructores de reactores nucleares, Estados Unidos nos deja de vender uranio enriquecido. Te quitaban autonomía, porque no podías construir el combustible de los reactores. Nos limitaba en los mercados”, explicó. Señaló como una “paradoja” que el proyecto de Pilcaniyeu haya sido iniciado en 1978 durante la dictadura, pero apuntó que fue a fines de los años ochenta que “bajo el pretexto de que la economía no daba, se deja sin efecto la producción de uranio enriquecido”, a lo que se suma que “en el 94 se interrumpe la construcción de la central atómica Atucha II”.

“Sin pasión por la patria, sin pasión por lo que uno hace, sin pasión por el otro, es imposible modificar las cosas”, insistió la Presidenta destacando los pilares sobre los que se paró el kirchnerismo para desarrollar sus políticas cuando llegó a la presidencia en 2003. “Y esto de autonomía, que a mí me gusta llamar razonable autonomía en un mundo cada vez más interdependiente, es lo que tenemos que seguir construyendo los argentinos. Es el único reaseguro para seguir creciendo, la única garantía de que vamos a seguir teniendo más y mejor trabajo”, señaló.

Antes del acto en Pilcaniyeu, Fernández de Kirchner mantuvo comunicación por videoconferencia con Santa Cruz, ciudad de Buenos Aires y la localidad bonaerense de Pilar. Cerca de Perito Moreno inauguró el emprendimiento Cerro Negro, una explotación minera subterránea de vetas de cuarzo que contienen oro y plata. En Tortuguitas inauguró una sede de la empresa Avenida.com, una empresa de comercio electrónico donde trabajan 260 empleados y se desarrollaron once locales donde la gente puede retirar la mercadería. Finalmente se comunicó con la nueva sede del Instituto de Fisiología y Biología Molecular y Neurociencias en la sede de Ciudad Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, donde quedó habilitada la primera parte del edificio.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner se sacó fotos con los empleados de la nueva planta.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.