EL PAIS › CRECE EL TEMOR A LA DESOCUPACION Y LA INFLACION Y SE MANTIENE ALTO EL MIEDO A LA INSEGURIDAD

No todo lo que sube son globos amarillos

Una encuesta de CEOP advierte que, a menos de 20 días de iniciada la gestión de Macri, se duplicó la preocupación por el desempleo, que hasta ahora se mantenía baja, y creció el temor a la situación económica. La inseguridad se mantiene como principal problema.

 Por Raúl Kollmann

Mauricio Macri mantiene los índices de buena imagen que tenía en los dos últimos meses de la campaña electoral –57 por ciento lo ve con buenos ojos–, pero a menos de 20 días de gestión, en la opinión pública se encienden alarmas de distinto tipo. Hay un crecimiento muy notable –se duplicó– de la preocupación por la desocupación, algo que ranqueó muy bajo en los últimos años. Y en este terreno, el de las preocupaciones, sigue fuerte el de la inseguridad, pero se reforzó el temor al aumento de la inflación, al crecimiento de los conflictos sociales y hay dudas sobre la calidad institucional. La mayoría de las medidas del gobierno tienen aprobación, aunque hay dos que tienen más rechazo que aprobación: la devaluación y el decreto con el que se pretende designar dos jueces de la Corte Suprema. Cuando se le pregunta a los ciudadanos si con el gobierno de Macri estarán mejor, hay seis de cada diez que son optimistas. Del otro lado, una clara mayoría sostiene que “las primeras medidas de Macri favorecen más a las grandes empresas que a los trabajadores”.

Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1200 personas en todo el país, respetando la proporción por edad, sexo y nivel económico-social. La metodología fue telefónica.

Imágenes

“La imagen positiva del actual presidente se mantiene en los niveles obtenidos en los dos últimos meses de la campaña –señala Bacman–. Allí permanece en el 56 o 57 por ciento, un valor alto. Si uno mira un poco más a fondo, es una imagen que tensa la sociedad: la mayor parte considera esa imagen como muy positiva (41 por ciento) o, por el contrario, como muy negativa (26 por ciento). El término medio es un componente que hasta el momento posee menos peso estadístico”.

Lo cierto es que, como la mayoría de los nuevos mandatarios, Macri arrancó con buenas expectativas. De las medidas que puso en marcha, tiene amplia aprobación el bono para jubilados (77 por ciento), curiosamente una medida que solían tildar de populista, la eliminación del cepo (61 por ciento) y la eliminación de retenciones (59 por ciento). Bacman remarca que hay dos medidas que tienen más rechazos que aceptaciones. La primera, es contradictoria con el elogio a la apertura del llamado cepo: casi la mitad de los consultados están en contra de la devaluación. La otra medida que tiene algo más de rechazo que de aprobación es el decreto que pretende designar a dos nuevos integrantes de la Corte.

Preocupaciones

“Hay que mirar las preocupaciones como un contexto en el que se desarrollan las cosas –explica Bacman–. No hay nada nuevo con respecto a la inseguridad y no es fácil un cambio en tres semanas. Seis de cada diez personas dicen que sigue siendo su principal desvelo. A continuación se enciende el primer semáforo amarillo: la preocupación por la economía argentina en su conjunto. Eso trepa al 45 por ciento. Otro dato de contexto que no debe tomarse a la ligera es la preocupación por la desocupación. Esto se instala siempre en el imaginario colectivo de los argentinos cuando la marcha de la economía preanuncia tiempos con posibilidad de turbulencias. Al día de hoy, la preocupación por el desempleo subió al doble, desde el diez por ciento al veinte”.

Para Bacman “hay semáforos amarillos que están tornando al naranja. Tres cuestiones ocuparán el pensamiento de los argentinos a la hora de levantar las copas para recibir el nuevo año. En primer lugar, el aumento de la inflación (82,2 por ciento está preocupado), el aumento de los conflictos sociales (74,3 por ciento) y regresa el temor por la calidad institucional (61 por ciento)”. Como se ve, en el marco de un inicio con buenos índices de aprobación, hay luces amarillas encendidas.

Expectativas

Nada menos que seis de cada diez consultados dicen que la Argentina estará mejor en 2016. Los optimistas duplican a los pesimistas. Incluso hay un 40 por ciento que sostiene que vendrán inversiones al país: no es una mayoría contundente, pero muestra a una franja de la población que está esperanzada.

Respecto de las expectativas de cambio, Bacman responde: “para la mayor parte, casi el 68 por ciento, Macri demostró en estos primeros días de gestión ‘vocación por el diálogo y el consenso’. ¿Eso alcanza? Seguramente no, pero por el momento les está rindiendo suculentos dividendos políticos. Sin embargo, por debajo de lo manifiesto navega inexorable lo subyacente. Cuando se pregunta si las medidas económicas que tomó la actual gestión favorecen más a las grandes empresas que a los trabajadores, la respuesta es extremadamente contundente. Ya el 57 por ciento expresa que está de acuerdo con esa frase, es decir que las medidas favorecen a los que tienen más poder económico. No queda duda que, para Macri, el riesgo está presente”.

“Exitos, paradojas y fuertes riesgos coexisten en la opinión pública –concluye Bacman–. Y eso ocurre cuando la gestión de Mauricio Macri ni siquiera ha cumplido su primer mes. Desafíos que se le presentan para transitar el tiempo que le falta para cumplir los primeros cien días de gestión. Allí las cartas estarán echadas: allí es donde el perfil de un gobierno queda más al descubierto y, por ende, más expuesto”.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared