EL PAíS

El juez Antelo viaja en papelito sin escalas hacia la Cámara

La Comisión de Acuerdos del Senado avaló el ascenso de Guillermo Antelo a la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Su nombre apareció para ser “cajoneado” en un papel que recibió Alfonsín.

La Comisión de Acuerdos del Senado avaló ayer la designación de Guillermo Antelo como integrante de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial. Antelo no es otro que el candidato a juez cuyo nombre aparecía en el papel que recibió el senador Raúl Alfonsín durante la sesión en que se trató la Ley de Quiebras y en el que se indicaba que su pliego debía ser “cajoneado”.
Para despejar cualquier tipo de sospechas a partir de ese episodio, el presidente de la Comisión de Acuerdos del Senado, el peronista Jorge Busti, dispuso que Antelo fuera el primero de los aspirantes a jueces en exponer ante los miembros de ese cuerpo y brindar detalles de sus antecedentes profesionales. Y aún antes de escucharlo, Busti lo definió como “un destacado profesional para ser camarista” para después anunciar que propondría que su pliego fuera aprobado en la primera sesión que realice la Cámara de Senadores.
Con esas circunstancias jugando a su favor, Antelo pasó sin mayores inconvenientes su reunión con los senadores que se dieron cita en el Salón Eva Perón de la Cámara alta interesados en escucharlo. Los únicos legisladores que le hicieron preguntas fueron los peronistas Eduardo Menem y Sonia Escudero.
Menem le preguntó por qué había decidido postularse como juez de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial. “Porque es una excelente Cámara que se destaca por estar al día”, contestó Antelo.
Escudero quiso saber cuál era su opinión sobre la llamada ley “tapón” que sancionó el Congreso para frenar el goteo de depósitos del corralito bancario como consecuencia de los amparos judiciales. Antelo explicó que en la Justicia esa norma “fue bienvenida” y opinó que “contribuyó a descongestionar” la actividad de los tribunales, sobrepasados por las demandas presentadas contra la confiscación de los depósitos bancarios.
Otros senadores que estuvieron presentes durante la exposición de Antelo en el Senado fueron los radicales Horacio Usandizaga y Gerardo Morales. De todos modos, ninguno de los dos correligionarios de Alfonsín se mostró interesado en profundizar acerca de la trayectoria de Antelo.
Por cuenta propia, Antelo recordó que ingresó como prosecretario letrado de la Corte Suprema en 1991 y un año después pasó a ser secretario letrado en la vocalía del titular del cuerpo, Julio Nazareno. El candidato a camarista tiene también abundantes antecedentes como abogado, una función que desempeñó para la petrolera Shell, la Cámara de Petroleros y la Unión Industrial Argentina y en la cámara de petroleros. Una de sus especialidades es el derecho marítimo internacional y la legislación sobre marcas y patentes.
Tal como establece la Constitución, Antelo integró la terna de candidatos que, como resultado de un concurso de oposición y antecedentes, surgió del Consejo de la Magistratura para cubrir la vacante de camarista en lo Civil y Comercial. Posteriormente el Ejecutivo decidió impulsarlo para ese cargo y ahora el Senado debe convalidar su designación.

Compartir: 

Twitter
 

El senador Raúl Alfonsín recibió el papelito con el mensaje de “cajonear” el ascenso de Antelo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.