EL PAíS › LA ARMADA URUGUAYA CONFIRMO QUE OPERABA CON MILITARES ARGENTINOS

Hermanos en armas en el Plan Cóndor

Un nuevo informe presentado por la armada uruguaya al gobierno de Tabaré Vázquez reveló detalles sobre los operativos que esa fuerza realizó en coordinación con los militares argentinos como parte del Plan Cóndor. Se trata del segundo documento que, a pedido del Ejecutivo, entregan los marinos sobre los crímenes cometidos durante la dictadura. El documento, que será dado a conocer la semana que viene, contendría datos sobre algunos casos de desaparecidos. Entre ellos se mencionaría al argentino Oscar De Gregorio, el dirigente montonero secuestrado en Colonia y trasladado ilegalmente a Buenos Aires en 1977.
Con la entrega del documento, la Marina uruguaya cumplió con lo acordado con la administración de Vázquez, que viene motorizando las investigaciones sobre los delitos cometidos por el terrorismo de Estado. Como resultado, hace dos meses las tres fuerzas tuvieron que presentar un informe sobre esos hechos. Sin embargo, en ese entonces la armada prácticamente no aportó datos. Sólo se limitó a mencionar que se realizaron varios vuelos entres los dos países para trasladar detenidos, pero no dio más información al respecto. Este silencio generó la reacción de varios sectores, más cuando se comprobó la conexión que existió entre la fuerza naval uruguaya y los militares argentinos. Ante la presión, los marinos accedieron a profundizar las investigaciones, incluyendo la desaparición de los uruguayos que integraban los Grupos de Acción Unificadora (GAU) y que estuvieron detenidos en la ESMA. En este sentido, fuentes oficiales informaron que el nuevo informe incluiría datos sobre la conexión entre ese centro de detención y las fuerzas uruguayas, más precisamente con la unidad de fusileros navales conocida como Fusna.
Las operaciones que Uruguay llevó a cabo con Argentina en el marco del Plan Cóndor ya habían sido mencionadas en el informe de la fuerza aérea. Puntualmente en dicho documento se hace referencia a dos vuelos clandestinos que se realizaron entre julio y octubre de 1976 para trasladar ciudadanos uruguayos detenidos en Buenos Aires. En realidad, dicha información no hizo más que ratificar una investigación que el periodista Roger Rodríguez había dado a conocer hace tres años. Sin embargo, fue de gran valor simbólico, ya que se trató de la primera vez que las fuerzas militares reconocen haber participado en delitos cometidos durante la dictadura. Mientras tanto, las expectativas siguen puestas en las excavaciones que se llevan a cabo en el Regimiento 14 para hallar los restos de la nuera de Juan Gelman. La búsqueda, que comenzó hace dos meses, todavía no arrojó ningún resultado y ya despertó la preocupación en la administración de Tabaré, donde no se descartó la posibilidad de que para la semana que viene se conozcan nuevas medidas sobre el tema.
Informe: Carolina Keve.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.