EL PAíS

Solá designó a Adriana Puiggrós en Educación y a Mate en Salud

Del gabinete nacional no se sabe nada, pero en el bonaerense ya hubo novedades. La pedagoga que asesoraba al saliente Oporto ascendió para manejar la educación de 4,5 millones de alumnos. Claudio Mate pasará de subsecretario de Adicciones a ministro de Salud.

 Por Martín Piqué y Nora Veiras

Cuando toda la atención estaba puesta en el gabinete nacional, el gobernador Felipe Solá se dio el gusto de primerear al Presidente. Ayer anunció los primeros cambios de su administración, en las carteras de Salud y Educación. Los flamantes ministros son el psicólogo Claudio Mate, actual subsecretario de Atención a las Adicciones, y la reconocida pedagoga Adriana Puiggrós, cuya designación debe ser aprobada por el Senado bonaerense. Solá prepara más cambios. Página/12 pudo confirmar que el ministro de Desarrollo Humano, Juan Pablo Cafiero, dejará su área, una de las más disputadas por la dirigencia bonaerense. Es casi un hecho que su reemplazante será el intendente de Campana, Jorge Varela, uno de los primeros caciques de la provincia que se animó a secundar a Solá en su decisión de “despegar” de Eduardo Duhalde.
El anuncio de Solá se pareció a la banda telonera que debe preparar el clima para la estrella principal del show. La atención periodística, sin discusión, está depositada en los inminentes cambios del gobierno nacional. Y todavía no hay noticias. El gobernador bonaerense aportó un aperitivo para calmar la ansiedad. Y sorprendió.
En Salud nombró a un funcionario joven, cuando algunos imaginaban a un intendente en ese cargo: Mate se especializó en Administración de Salud y Seguridad Social en la Universidad de La Plata e hizo una maestría sobre el mismo tema en la Fundación Isalud. Este último dato no es menor, ya que Isalud está presidida por el ministro de Salud, Ginés González García. Sectores del kirchnerismo bonaerense esperaban ubicar allí a un hombre de la Corriente Sanitaria Nacional, alineada en el Movimiento Evita y que no tiene buena relación con Ginés. Mate responde a otra lógica.
El caso de Puiggrós es muy diferente. Una de las especialistas más conocidas en Educación, con un doctorado en Pedagogía de la Universidad Autónoma de México (UNAM), desde hace tres años estaba trabajando como asesora de Mario Oporto, el funcionario saliente. Desde el 2002, Puiggrós estaba desarrollando el plan de gestión 2004-2007, que implica una profunda revisión de la reforma educativa implementada por la actual vicegobernadora Graciela Giannettasio. El plan busca reconvertir el tercer ciclo de la educación general básica en una educación secundaria básica, seguida por una secundaria superior en reemplazo del Polimodal. Para lograrlo, están revisando los programas de las materias y las formas de evaluación.
Más allá de los tecnicismos, cerca de Puiggrós resumen el objetivo con una frase que suena irónica y realista al mismo tiempo. “Que las escuelas funcionen, que los chicos aprendan y que los maestros enseñen”, es la consigna. En ese sentido, la educación secundaria superior debería preparar a los alumnos para la universidad y también para el mundo del trabajo. “Eso no significa supeditar la escuela al mercado, sino preparar a cada persona para que pueda desarrollar un puesto de trabajo. Trabajo como desarrollo humano, como lo pensaban los viejos socialistas”, dicen los colaboradores de Puiggrós cuando se les pregunta por ese punto.
La llegada de la nueva directora general de Escuelas comenzó a gestarse el viernes, con un llamado de Solá y un almuerzo en la residencia de la gobernación. En esa charla se definió el nombramiento. Tras un nuevo llamado telefónico, Puiggrós volvió ayer a reunirse con el gobernador: la acompañó el flamante ministro de Salud y los funcionarios salientes de ambas áreas, Oporto e Ismael Passaglia. Vecino de San Nicolás como José María Díaz Bancalari, hombre cercano a Ginés, Passaglia fue electo diputado y será el presidente de la Cámara baja de la Legislatura. Puiggrós, Mate, Oporto y Passaglia se sacaron fotos con Solá.
Puiggrós tiene un vasto currículum en la materia. Fue decana de la Facultad de Filosofía y Letras durante la breve presidencia de Héctor Cámpora, más de veinte años después fue diputada por el Frepaso y se dedicó sobre todo a la educación. Durante la presidencia de Carlos Menem, fue muy crítica de la reforma educativa, aunque después tuvo un acercamiento con una de sus impulsoras, Cecilia Braslavsky. El perfil de los recién llegados generó rápidas lecturas políticas en la dirigencia bonaerense. “No parece que vaya a ser un gabinete de intendentes”, analizó un funcionario bonaerense en diálogo con Página/12.
La frase no es casual. Uno de los comentarios más escuchados en La Plata era que Solá premiaría a los intendentes que lo ayudaron a “despegar” del duhaldismo. En ese contexto se mencionó al intendente de la Costa, Juan De Jesús, como posible ministro de Salud. No fue así. El único que parece tener asegurado su arribo al gabinete es “el Gordo” Varela, de Campana. El lunes, el propio Solá le dijo que desembarcará en el Ministerio de Desarrollo Humano, que Cafiero dejará en forma inminente. Juampi podría desembarcar en la Jefatura de Gabinete, aunque el enroque está en estudio.

Compartir: 

Twitter
 

El saliente Mario Oporto, Adriana Puiggrós, Felipe Solá, Claudio Mate e Ismael Passaglia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.