SOCIEDAD › FALLECIO UNA GRANJERA CONTAGIADA POR LA GRIPE AVIARIA

Primer caso fatal en China

 Por Emilio De Benito *

El gobierno chino admitió ayer que una granjera de 24 años que vivía en la provincia de Anhui falleció el 10 de noviembre contagiada por la gripe aviaria. Además, el Ministerio de Sanidad atribuye al virus H5N1 que infecta a las aves otra muerte, pero no lo ha podido confirmar porque la fallecida –una niña de 12 años de la provincia de Hunan– ha sido incinerada. El país ha sufrido once brotes epidémicos en animales en el último mes.
En menos de 24 horas las autoridades chinas han pasado de negar casos de humanos infectados por el virus de la gripe aviaria a reconocer dos fallecidos y, al menos, otro caso infectado –un niño de nueve años hermano de una de las víctimas–. La Organización Mundial de la Salud (OMS) no había incluido estos casos en la relación de víctimas que mantiene, pero un portavoz del organismo, Dick Thompson, confirmó el diagnóstico. Los tres casos –los dos confirmados y el sospechoso– se produjeron en regiones donde en el último mes se han dado algunos de los once brotes de gripe aviaria en pájaros de granja –sobre todo pollos y patos–, informó el periódico China Daily. Esta cercanía a los animales parece descartar que se haya producido un contagio entre personas, por ejemplo entre los dos hermanos infectados. Esta es la situación más temida por la OMS, porque podría ser el síntoma de que el virus había mutado y adquirido la posibilidad de transmitirse entre humanos, lo que podría ser el comienzo de una pandemia. Con los dos casos confirmados, el número de afectados por la gripe aviaria desde 2003 es de 128 personas, de las que han fallecido 65 en Tailandia, Vietnam, Indonesia, China y Camboya, según la OMS.
El riesgo de que la enfermedad se extienda entre los animales y salte desde ahí a sus cuidadores ha llevado a las autoridades a anunciar un programa para vacunar contra el virus H5N1 a las 14.000 millones de aves domésticas que existen en las granjas chinas, aunque no han dado detalles sobre cómo van a llevar a cabo este gigantesco proyecto. Entre los retos que deben vencer están la necesidad de producir el número suficiente de vacunas y de repartirlas hasta la última granja del país, que tiene 9,5 millones de kilómetros cuadrados. La tarea será la mayor campaña de vacunación puesta en marcha en el mundo.
Otro de los problemas a los que se enfrentan las autoridades chinas es que los campesinos intentan no acudir a los hospitales cuando enferman, ya que no pueden pagar los tratamientos. Para evitar que se encubran casos, las autoridades han decidido abonar los cuidados recibidos por los dos hermanos de la provincia de Hunan: 1800 dólares, una cifra inalcanzable para una familia media de campesinos chinos.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.