EL PAíS › LA SALA JUZGADORA DE ANIBAL IBARRA REEMPLAZARA A OCHO LEGISLADORES

Renovación parcial de los jueces

Entre los treinta nuevos legisladores porteños, se sorteará a los ocho nuevos integrantes de los quince totales de la Sala Juzgadora. El suspendido jefe de Gobierno seguirá dando pelea política.

 Por Santiago Rodríguez

El juicio político a Aníbal Ibarra quedará finalmente en manos de la próxima Legislatura. Así lo determinaron ayer los propios legisladores, quienes establecieron que los ocho miembros de la Sala Juzgadora que pasado mañana terminan sus mandatos deben ser reemplazados por aquellos que entrarán en funciones el próximo sábado. Las vacantes serán cubiertas ese mismo día, mediante un sorteo entre los recién llegados que garantizará la proporcionalidad resultante de las últimas elecciones. Aunque va en contra de su pretensión de ser juzgado por los actuales legisladores, el jefe de Gobierno no apelará la decisión ante la Justicia y por el momento seguirá dando pelea en el terreno político.
“Ibarra va a seguir trabajando en su defensa y dejará hecha la reserva de recurrir a la Justicia. La vía judicial es una posibilidad que está abierta desde hace tiempo, pero Ibarra va a tomar ese camino cuando lo considere oportuno”, explicó anoche a Página/12 uno de sus allegados, justo en el momento en que la Legislatura cerraba definitivamente la puerta a la eventual prórroga de los mandatos de los actuales integrantes de la Sala Juzgadora que cesan en sus funciones.
Si bien considera que ya tiene elementos suficientes para presentarse en Tribunales, Ibarra evalúa que no es lo mismo retornar a la jefatura de Gobierno por disposición de la Justicia que en virtud de una buena defensa en el terreno político. Por lo tanto, sólo judicializará su juicio político en caso de verse perdido en el Legislatura.
El análisis de Ibarra es que aún con la modificación de la Sala Juzgadora sigue teniendo chances de salir airoso del proceso al que será sometido. Esa Sala está integrada por quince legisladores y lo que se aprobó fue sólo el reemplazo de los ocho integrantes que al término de esta semana dejan la Legislatura. Quienes seguirán en sus lugares son el socialista Norberto La Porta, el kirchnerista Helio Rebot, la radical independiente Florencia Polimeni, la macrista Silvia Majdalani y los izquierdistas Héctor Bidonde y Beatriz Baltroc.
De los reemplazantes falta definir sus nombres, pero ya se sabe de qué fuerza provendrán: el sorteo que se hará para cubrir las vacantes debe respetar la proporcionalidad consagrada en las elecciones de octubre pasado y por lo tanto se acordó un cupo para cada una de las listas que entonces obtuvieron representación legislativa. De los ocho lugares disponibles, tres serán para el macrismo, dos para el ARI, otros dos para el kirchnerismo y el restante se sorteará entre la socialista Verónica Gómez y Gerardo Romagnoli, de Autodeterminación y Libertad.
De la suma de los que seguirán en funciones de la actual composición de la Sala Juzgadora, y de los que se sumarán el próximo sábado, surge que entre los jueces de Ibarra habrá cuatro macristas, tres kirchneristas, dos legisladores del ARI, dos del Interbloque de Izquierda, una ibarrista, una radical independiente y un socialista. La nómina la completarán Gómez o Romagnoli. Si Ibarra consigue mantener su esquema de alianzas, lograría retener su cargo.
Esa renovación parcial fue propuesta por el macrista Santiago de Estrada, pero los legisladores más cercanos a Mauricio Macri no la acompañaron: el bloque de Compromiso para el Cambio –encabezado por Gabriela Michetti– votó la propuesta de la izquierda de sortear nuevamente a todos los integrantes de la Sala Juzgadora entre los sesenta legisladores que quedarán a partir del próximo sábado.
En ese caso, el macrismo podía llegar a sumar siete jueces y la izquierda hasta tres, número suficiente para destituir a Ibarra. Desde el entorno del jefe de Gobierno remarcaron: “Ese voto confirma que el macrismo es el que diseña la estrategia y la izquierda es funcional a los deseos de Macri”.
La propuesta de De Estrada reunió 31 votos. La avalaron los macristas de Juntos por el Cambio, pero también los ibarristas, el Partido de la Ciudad y el kirchnerismo. Así el ibarrismo y sus aliados aseguraron que fuera aprobada porque de lo contrario se hubiese impuesto el proyecto de la izquierda, que obtuvo 21 votos.
Definida la integración de la Sala Juzgadora, ya no quedarían obstáculos para comenzar el juicio político a Ibarra. En función de la notificación a las partes que oportunamente cursó el juez Julio Maier, quien en su carácter de titular del Tribunal Superior debe conducir el proceso, el debate debería empezar la próxima semana.

Compartir: 

Twitter
 

La propuesta del macrista Santiago de Estrada se impuso a pesar de la disidencia de su fuerza.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.