EL PAíS › IBARRA CUESTIONO LA CONTINUIDAD DEL JUICIO POLITICO

“Se tendría que terminar ya”

El suspendido jefe de Gobierno consideró que el fallo de la Cámara del Crimen, que alivió la imputación contra ex funcionarios por el caso Cromañón, “pone racionalidad” y le quita sustento al juicio en su contra.

El ibarrismo continuó ayer su ofensiva contra el juicio político tras el fallo de la Cámara del Crimen que redujo la imputación contra los funcionarios porteños por el incendio del boliche Cromañón. El suspendido jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra, consideró que el fallo le pone “racionalidad” al caso y cargó contra los legisladores: “Si acá hubiera seriedad, esto se tendría que terminar ya”. “El macrismo tiene un objetivo político detrás de esto, entonces no le interesa lo que digan jueces, ni peritos judiciales, ni lo que diga la gente, solamente van por la destitución como una cuestión de botín político”, disparó. El macrismo rechazó de plano la posibilidad de cerrar el juicio.
El jueves, la Sala V de la Cámara del Crimen revocó el cargo de homicidio culposo e imputó un delito más leve –incumplimiento de los deberes de funcionario público– para la ex subsecretaria de Control Comunal Fabiana Fiszbin; su segunda, Ana María Fernández, y el director de Fiscalización y Control, Gustavo Torres. “Lo central del fallo es que dice que ningún funcionario del gobierno tuvo responsabilidad en relación con el incendio, los muertos y las lesiones”, señaló Ibarra. “El fallo empieza a poner racionalidad en todo esto”, consideró y fustigó a “un grupo de legisladores que dicen que eso no importa y que siguen adelante”.
El secretario de Cultura porteño, Gustavo López, secundó a Ibarra en las críticas. Sostuvo que el fallo “desmorona y le quita sentido” al juicio político e insistió con que los legisladores tienen “intención de golpe”.
“La causa se había encarrilado con una culpabilidad que incluía a funcionarios del Gobierno de la Ciudad, pero ahora la Cámara dice que el estrago y las muertes se debieron a la única responsabilidad de (Omar) Chabán, de Callejeros y de los policías procesados por cohecho”, puntualizó López. “Nadie quiere judicializar el tema del juicio político, pero si los legisladores avanzan con el juicio, uno sabrá qué medidas tomar”, remarcó. El ibarrismo viene mostrando la carta de una presentación judicial, pero aún no se ha decidido a usarla. Por su parte, el jefe de Gabinete porteño, Raúl Fernández, insistió con que “no tiene ningún sentido que continúe ni un minuto más” el juicio y sostuvo que el fallo desvirtúa los argumentos de la acusación.
Desde PRO, varios integrantes de la Sala Juzgadora contraatacaron frente a las declaraciones de Ibarra. El legislador de Recrear, Marcelo Meis, sostuvo que “es una locura y un absurdo archivar la causa y no hay que confundir a la gente”. “El fallo judicial no tiene nada que ver con las causas del juicio político”, interpretó. “La Legislatura es una institución distinta e independiente al Poder Judicial y el juicio político es una herramienta de la democracia”, abundó. El legislador macrista Roberto Destéfano coincidió con Meis: “El juicio político y la vía judicial no se cruzan. Una cosa no altera la otra”.
En tanto, la Sala Juzgadora se reuniría el martes a las 14 en la Sala Eva Perón de la Legislatura. Los integrantes tenían dudas sobre el carácter oficial de la sesión, ya que no fue convocada por el titular de la Sala, Julio Maier, sino desde el despacho del vicepresidente primero Santiago De Estrada. Cerca de Estrada, comentaron que el legislador macrista tuvo una reunión con Maier el jueves y que la convocatoria “es lo mismo que si la hiciera Maier”. También aseguraron que habrá “cupo limitado para el público” dada la capacidad del lugar, lo que podría generar rispideces con los familiares de las víctimas.
En la sesión deberán resolver la recusación que planteó Ibarra contra Gerardo Romagnoli, por comparar al jefe de Gobierno con el ex comisario Alfredo Fanchiotti. El legislador zamorista ya adelantó que rechazará la recusación. De los 15 integrantes de la Sala, se reunirían 14, porque el socialista Norberto La Porta estará convaleciente unos días tras una operación. “El macrismo está acelerando el proceso para hacer la sesión sin La Porta y dejarnos en minoría. Si esperaban un par de días más, La Porta estaba repuesto”, sospechaba un allegado de Ibarra. Con tironeos e intrigas de ambas partes, el juicio a Ibarra continuará el martes.

Informe: Werner Pertot.

Compartir: 

Twitter
 

El suspendido jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, defendió el fallo de la Cámara.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.