EL PAIS › EL FISCAL CONSIDERO QUE ES CORRECT0 NO DEJAR ASUMIR AL REPRESOR

A Patti se le cierran los caminos

El ex subcomisario se presentó ante la Justicia para que se revea la decisión de la Cámara baja de impedirle asumir por su prontuario durante la dictadura. El fiscal Di Lello rechazó el planteo.

El ex subcomisario Luis Patti sufrió ayer un nuevo revés en la Justicia: el fiscal electoral Jorge Di Lello recomendó a la jueza María Servini de Cubría rechazar su planteo en contra de la decisión de la Cámara baja de impedirle su jura como diputado. El fiscal argumentó que los legisladores tienen “atribuciones para emitir juicio sobre la idoneidad técnica y moral” de quienes se incorporan al Congreso y destacó también que el “discurso y la conducta” de Patti no “permiten caracterizarlo como un enfático defensor” de los derechos humanos.

La recomendación de Di Lello deja a Servini de Cubría en condiciones de resolver si corresponde o no que Patti ocupe su banca de diputado. El ex subcomisario pretende que la Justicia le abra la puerta que le cerró la Cámara baja, cuando le negó su ingreso por entender que carece “de idoneidad ética y moral”. Eso ocurrió en una extensa sesión el 23 de mayo último en la que el oficialismo, el ARI y los ex duhaldistas cercanos al Gobierno reunieron 162 votos e impusieron su criterio de que las graves a acusaciones por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar que pesan en su contra le impiden desempeñarse en ese cuerpo. La UCR, el macrismo, los otros partidos de derecha y los duhaldistas incondicionales juntaron 62 votos a favor de Patti.

Di Lello puntualizó que la Cámara de Diputados tiene “facultad para analizar y rechazar títulos de sus miembros”. “El constituyente al investirla como juez de las elecciones, derechos y títulos de sus miembros, le atribuyó competencia específica para decidir, en el sentido amplio del término, sobre aspectos que hacen a la habilidad de sus integrantes”, añadió el fiscal.

En un dictamen de más de treinta páginas, Di Lello adhirió al criterio del procurador general de la Nación, Esteban Righi, en una causa similar que impulsó el represor Antonio Domingo Bussi cuando le negaron también su ingreso a la Cámara de Diputados. El caso del ex gobernador de Tucumán está en estudio en la Corte Suprema de Justicia.

No es la primera vez que Di Lello rechaza un planteo de Patti: el pasado 29 de mayo se opuso también a que se hiciera lugar a la “medida cautelar” que reclamaba el ex policía con el propósito de impedir que en su lugar jurara como diputado Dante Camaño.

Patti fue elegido como diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en las elecciones del 23 de octubre pasado. Entonces se presentó como candidato de su Partido Unidad Federalista y compartió boleta con la postulante del peronismo bonaerense, Hilda “Chiche” Duhalde.

Uno de sus argumentos en contra de la decisión de vedarle el ingreso a la Cámara baja fue que así se desconocía lo que los bonaerenses habían votado. Di Lello remarcó que aun cuando el represor haya contado con la “legitimación” que proviene “del voto de la soberanía popular”, los diputados tienen atribuciones para impedir que ocupe una banca. El fiscal –quien subrayó que los antecedentes de Patti “no permiten calificarlo como un enfático defensor de los derechos humanos”– concluyó: “La decisión ha sido tomada razonablemente en el ejercicio de sus facultades privativas no excediendo el marco fijado por el artículo 64 de la Constitución nacional, por lo que la revisión judicial en modo alguno amerita modificar su contenido”.

El pronunciamiento de Di Lello va en línea con la respuesta que en el pasado 13 de junio dio la misma Cámara de Diputados a la demanda de Patti. En contra de la pretensión del ex subcomisario sostuvo entonces que la “cuestión planteada no constituye una causa susceptible de control judicial”. Apeló así al conocido argumento de la “cuestión política no judiciable” por el cual la Justicia no interfiere en las decisiones de esas características tomadas por cuerpos políticos colegiados.

Los abogados de Patti, encabezados por el constitucionalista Gregorio Badeni, replicaron ese argumento e insistieron en que la Justicia le devuelva la banca a su cliente. El expediente está en manos de Servini de Cubría, quien aguardaba la recomendación de Di Lello para avanzar con su resolución. El fiscal ya se expidió y sugirió que Patti debe quedar fuera de la Cámara de Diputados. La palabra la tiene ahora la jueza.

Compartir: 

Twitter
 

El ex subcomisario Luis Abelardo Patti cada vez más lejos de la Cámara baja.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.