EL PAIS

Los socialistas discuten con cuál de sus pretendientes se quedan

El PS comenzará a debatir su plataforma y también su política de alianzas para el 2007. La prioridad es fortalecer las posibilidades de Binner en Santa Fe. Hay posturas variadas.

 Por Miguel Jorquera

El Partido Socialista comenzará hoy a debatir no sólo su plataforma programática, sino las eventuales alianzas políticas de cara a las elecciones presidenciales del año que viene. Aunque toda la discusión estará condicionada por no generar inconvenientes a la estrategia trazada por los santafesinos que aspiran a fortalecer el Frente Progresista que puede consagrar a Hermes Binner como el primer gobernador socialista del país. Pero no todos los dirigentes del PS coinciden en la estrategia nacional que allanaría el camino de Binner a la Casa Gris: la variedad de posturas oscila desde conceder “libertad de acción” a cada distrito hasta la conformación de una fórmula presidencial propia. En el medio están quienes proponen un frente de las fuerzas de izquierda democráticas, los que no descartan todavía un acuerdo con el kirchnerismo, los que consideran que hay que abrir el diálogo con Roberto Lavagna y los que aseguran que apoyar al ex ministro de Economía en “impensable”.

La reunión de hoy de la Comisión de Acción Política (CAP) en la sede nacional partidaria –la vieja casona de Entre Ríos al 400– será el primer testeo entre los propios dirigentes socialistas sobre futuras coaliciones para las presidenciales de 2007. Nadie aventura dificultades a la hora de delinear los ejes centrales de la plataforma programática, pero tampoco definiciones trascendentes en materia de alianzas políticas.

“Es una discusión abierta y de difícil pronóstico. Hay que escuchar todas las opiniones para empezar a definir una postura que seguramente se hará pública recién el año que viene”, dijo Norberto La Porta a Página/12. Sin embargo, el legislador porteño, que oficiará de coordinador en la reunión de la CAP, admitió que la expectativa de los socialistas por lo que sucederá en Santa Fe “obliga a todo el PS a tomar en cuenta esta cuestión para fijar una determinación a nivel nacional”.

El candidato a gobernador Hermes Binner también participará del debate. El diputado nacional y ex intendente de Rosario es partidario de postergar hasta el año que viene cualquier pronunciamiento del socialismo sobre la estrategia electoral a nivel nacional. Binner no quiere generar cortocircuitos con el Gobierno, con el que mantiene una relación amigable, aunque la alianza que lo lleva como candidato nuclea a gran parte del arco opositor santafesino y aspira a arrebatarle la gobernación al Frente para la Victoria.

Pero el coqueteo permanente, desde el oficialismo y la oposición, al que son sometidos los socialistas empezó a generar algunas definiciones personales. El senador y presidente del PS, Rubén Giustiniani, dijo que “ni siquiera se está evaluando” un posible respaldo a la candidatura presidencial de Lavagna y aseguró que “primero queremos tener un programa, y esto es lo que hemos planteado para el 2006 sin hablar de candidaturas”.

El secretario general del PS, Oscar González, fue más contundente sobre este tema: “Para el socialismo es impensable un respaldo a Lavagna”, aseguró. “No es una alternativa al kirchnerismo”, sostuvo el ex diputado Héctor Polino sobre la eventual postulación del ex ministro de Economía. “Esa candidatura (de Lavagna) es inviable para los socialistas”, dijo Rivas a este diario y volvió a insistir en la posibilidad de “coordinar el espacio de la izquierda democrática por fuera del gobierno”.

Pero no todos en el partido comparten este criterio. Algunos dirigentes consultados por Página/12 –que prefirieron el anonimato– consideran que “hay que abrir el diálogo con todas las fuerzas, incluido Lavagna, para evaluar todas las posibilidades”, aunque no les provoca ninguna simpatía la presencia de ex duhaldistas entre quienes promueven su candidatura. Otros, que pretenden una “alternativa progresista”, comenzaron a mirar con más atención la interna del ARI, aunque aseguran que cualquier frente “deberá tener un mayor protagonismo del PS para no repetir viejas experiencias”: la Alianza que llevó a Fernando de la Rúa a la presidencia y Fuerza Porteña que consagró a Aníbal Ibarra como jefe de Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

El porteño Héctor Polino, el rosarino Hermes Binner y el titular del PS, Rubén Giustiniani.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.