EL PAíS › EL SENADO SE APRESTA A APROBAR LOS SUPERPODERES

Tensando la cuerda al límite

El oficialismo tiene mayoría para imponer la ley de Administración Financiera en ambas Cámaras. El radicalismo debilita su oposición en Diputados por el apoyo de los gobernadores al Gobierno.

A pesar de que la bancada mayoritaria cuenta con los números necesarios para la sanción de la ley de Administración Financiera, el debate de la iniciativa promete dejar huellas profundas entre oficialismo y oposición. La voz cantante del kirchnerismo la tendrán los mismos que fundamentaron la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia: el senador Jorge Capitanich, la senadora Cristina Fernández de Kirchner y el titular de la bancada, Miguel Angel Pichetto. Las pocas voces que en voz baja cuestionan algún que otro aspecto, no serán un obstáculo. Si bien se espera la disidencia del salteño Marcelo López Arias, no habrá mayores cuestionamientos. El radicalismo plantará bandera y se opondrá como un solo bloque. Bloque que en Diputados puede resquebrajarse por el apoyo que algunos legisladores que se identifican con los gobernadores conocidos como radicales K pueden dar al proyecto. “Eso puede adelantar la fractura de la UCR”, dijo a este diario el titular del bloque radical en la Cámara alta, Ernesto Sanz, al evaluar el probable apoyo de algunos diputados radicales a la propuesta del Gobierno.

Junto al radical independiente Rodolfo Terragno, el mendocino Sanz participó de una conferencia que el radicalismo porteño promovió anoche en la sede central del Comité Capital bajo la consigna: “Superpoderes para qué”. Además de adelantar que recurrirán a la Justicia, si es que la ley denominada de superpoderes sale tal cual la remitió el Gobierno, sin aceptar ninguna modificación, Sanz señaló que “pocas veces se dio en la historia un debate constitucional como este”. Para el radical, “siempre que la Corte Suprema reconoció afectaciones constitucionales fue porque se dieron en el marco de la emergencia. Ahora los dos proyectos salen por primera vez fuera de una situación de emergencia y modifican las reglas de juego por ley, es decir para siempre”.

Entre las dos iniciativas, la modificación de ley de Administración Financiera y la reglamentación de los DNU, el titular del bloque radical no duda en sostener que “más letal es la reglamentación de los decretos de necesidad y urgencia”. A la hora de explicarlo, el mendocino vincula ambos temas y los califica “como una contrarreforma constitucional”. Aclara que la regulación de los DNU, tal como se aprobó en la Cámara alta, es más grave ya que “los superpoderes del jefe de Gabinete es un manejo que se da dentro de los totales votados por el Congreso. Con los DNU y con recursos subestimados, se maneja todo el excedente de recaudación. Calculando el promedio de los últimos tres años, estamos hablando de 15 mil millones de pesos”.

Para Terragno, el uso de los decretos de necesidad y urgencia del actual gobierno “se han convertido en una práctica perversa”. Para el radical independiente, “es imposible de sostener que dos veces por semana se da una necesidad y urgencia para sancionar normas que no pueden seguir el procedimiento habitual previsto por la Constitución para la sanción de las leyes”.

El oficialismo insistirá el miércoles en un argumento que ya desarrolló la semana pasada cuando el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, concurrió al Senado. Allí se insistió con que no se trata de superpoderes y en que no se está pidiendo ninguna facultad que no esté siendo utilizada por la mayoría de los gobernadores provinciales e incluso por muchos intendentes. La disidencia del salteño Marcelo López Arias apunta a poner un tope en la masa de dinero posible de reasignar o bien incluir un informe trimestral al Congreso o tal vez especificar partidas no afectables, entre ellas las que les corresponden a las provincias por coparticipación. En el recinto el tema tendrá un fuerte desborde verbal. Desborde que en Diputados, por la ajustada mayoría del oficialismo, quizás obligue a alguna negociación. Algo que el kirchnerismo no propicia, ni alienta.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, defendió en el Senado sus atribuciones.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.