EL PAIS

Investigan un cuarto ataque a balazos en la zona de Belgrano

La policía investiga las similitudes y diferencias en cuatro ataques indiscriminados que se produjeron desde marzo en la zona de Belgrano. El menos conocido fue el 16 de junio, cuando descargaron una ráfaga sobre un tren cerca de la estación de Belgrano R.

 Por Raúl Kollmann

Un cuarto hecho de tiroteo indiscriminado, con calibre 9 milímetros y en la zona de Belgrano, está siendo analizado por los investigadores de lo ocurrido en la avenida Cabildo el jueves pasado. El 16 de junio, en las proximidades de la estación Belgrano R, a las 23.41, un desconocido disparó una ráfaga de proyectiles que impactaron en tres vagones. Los otros dos antecedentes se produjeron el 2 de marzo en la confitería de Crámer y Juramento y un mes antes contra un colectivo que circulaba por Cabildo, a pocas cuadras de Puente Pacífico. Por otra parte, pese que la jueza del caso mantiene la prohibición de publicar el identikit del hombre que disparó en la avenida Cabildo, la producción del canal América y el conocido perito, comandante retirado de la Gendarmería, Eduardo Frigerio, armaron un identikit que fue dictado por los mismos testigos que dictaron el identikit oficial. Es más, el programa usado en ambos casos tiene su origen en el FBI. El principal testigo que ayudó a reconstruir el rostro del agresor, en su versión oficial y en la hecha por Frigerio, le dijo a Página/12 que hay casi total coincidencia en las dos imágenes.

Según todos los criminalistas consultados por este diario y algunos jueces en lo penal, la difusión del identikit tiene mucha importancia porque si, como todo lo indica, se verifica que quien disparó es un psicópata, es urgente su detección y un vecino, un amigo o cualquiera que lo conozca pueden aportar una pista decisiva, con lo que se evitaría el peligro de que repita lo que hizo el jueves.

Para realizar el identikit, la producción de América aportó los testigos y el perito Frigerio toda su experiencia y el programa diseñado por el FBI. El joven testigo que vio nítidamente al atacante fue quien suministró los elementos fundamentales para recrear el rostro, tanto en el identikit oficial como en el realizado por América-Frigerio, pero lamentablemente la jueza María Dolores Fontbona de Pombo no autorizó la difusión del trabajo realizado por los peritos oficiales.

Como se ve por la imagen, el perfil que surge en forma inicial es el de un skinhead, cabeza rapada, tez blanca, algún rasgo femenino en el rostro y, además, mide entre 1,80 y 1,85 m, mostró buen estado físico y práctica de tiro. Tal como adelantó Página/12, el hombre abrió su campera negra del estilo Alfa, cruzó su mano derecha hacia el sector izquierdo de la cintura, de allí sacó el arma, giró, apuntó con las dos manos, realizó los primeros disparos y luego siguió disparando mientras caminaba hacia atrás. “A primera vista, estamos ante una personalidad psicopática, con buena destreza en el tiro, al punto que acertó casi todos los disparos –le dijo Frigerio a este diario–. La posición que adoptó muestra experiencia, porque se utiliza para darle firmeza y estabilidad a la trayectoria del tiro.” Los criminalistas consultados por este diario coinciden en que posiblemente sea un hombre que vive solo, con ideología nacionalista, pasión por las armas, casi seguro concurre a un polígono de tiro y a un gimnasio, puede ser vigilador privado, integrante o ex integrante de una fuerza de seguridad o miembro de una agrupación skinhead.

La otra prueba importante del caso es la comparación entre los proyectiles que usó el agresor de la avenida Cabildo con los proyectiles que se dispararon en otros tres hechos anteriores:

- El ataque contra una confitería de Crámer y Juramento, en el que resultó con dos heridas de bala una joven.

- Otra agresión que se produjo en la avenida Cabildo, cerca del Puente Pacífico, y consistió en un ataque a un colectivo. Inicialmente se pensó que fue un solo disparo, pero luego se comprobó que fueron varios.

- Página/12 accedió a elementos que tienen que ver con un cuarto hecho, ocurrido el 16 de junio, en las proximidades de la estación de trenes Belgrano R del Ferrocarril Mitre. Allí también hubo una ráfaga deproyectiles 9 milímetros, en los coches 2603, 1071 y 1077. El ataque, sin motivo, se produjo a las 23.41. Hay características similares en todas esas agresiones: el calibre del arma y, sobre todo, la zona, Belgrano.

Para realizar el cotejo de los proyectiles hay todo un proceso burocrático-legal que demora la pericia. El pronóstico es que el cotejo recién va a estar mañana o el jueves.

Compartir: 

Twitter
 

El identikit del francotirador realizado por el perito Eduardo Frigerio.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.