EL PAíS › KIRCHNER Y LA PELEA DE SAN VICENTE

“Avergüenza a todos”

“Dios quiera que nunca más las cámaras de televisión muestren a los argentinos disputarse, sean del partido que sean, con violencia; el general Perón no merecía semejante irresponsabilidad de los que hicieron un acto que nos avergüenza a todos los argentinos”, afirmó ayer el presidente Néstor Kirchner, en referencia a los incidentes del martes pasado, durante el traslado del cuerpo del ex primer mandatario a San Vicente. En las declaraciones, hechas en la provincia de La Pampa, el Presidente reiteró su convocatoria a una “concertación plural”, con intención de calmar los ánimos tras el enfrentamiento que protagonizaron algunos sectores gremiales antagónicos. “Lo importante es lo que hacemos, lo que construimos, las respuestas que damos”, señaló.

Kirchner no hizo ayer referencia a la hipótesis de que los incidentes “no fueron casualidad” y que apuntaban en su contra para evitar los cambios que lleva adelante su administración, tal como aseguró al día siguiente que se produjeran cuando habló en un acto en José C. Paz. El Presidente se limitó a repudiar la violencia que le robó el protagonismo al General –a quien calificó como “un gran hombre, un gran dirigente, que fue tres veces presidente”– y dijo que la gente está “harta y cansada” de ver a los dirigentes “pelearse para tratar de llegar a algo” (en este caso, a ocupar una posición preferencial en el palco). Por su parte, la senadora Hilda “Chiche” Duhalde sostuvo que el Presidente “parece que tuviera miedo a enfrentar las realidades” y de “hacerse cargo de las cosas que suceden en el país”, al tiempo que afirmó que tiene “un discurso esquizofrénico”.

El Presidente aprovechó la celebración del centenario de la localidad pampeana de Trenel para pedir una continuidad en “la tarea de construcción de una Argentina para todos” y que “desde una concertación plural, abramos los brazos a todos los argentinos”. Para ello, estimó, es necesario “terminar con las contradicciones que a veces anulan y no permiten crecer” por considerar que “Argentina necesita de la verdad relativa de cada uno y de la posibilidad de tener ideas constructivas”.

Acompañado, entre otros, por los ministros de Planificación, Julio De Vido; de Interior, Aníbal Fernández; el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, y el senador nacional Rubén Marín, Kirchner anunció la financiación de diversas obras públicas, como la segunda etapa del acueducto Río Colorado. Tras los anuncios, Kirchner instó a los políticos a proponer “ideas positivas y constructivas”, advirtiendo que la campaña electoral dura apenas “60 días”.

Sobre el final del acto y en referencia a la filmación que mostró los disparos hechos por Emilio Quiroz –empleado del Sindicato de Camioneros y chofer de Pablo Moyano, hijo del líder de la CGT–, el mandatario comentó, reciclando una metáfora bíblica que utilizó más de una vez, que “a veces se producen estos arrebatos; es el infierno del que no podemos salir porque habíamos caído muy bajo”, luego reafirmó su anhelo de que en 2007, cuando finalice su mandato, pueda decir que Argentina “llegó al purgatorio”.

Desde Córdoba, el vicepresidente, Daniel Scioli, también se refirió ayer a los incidentes entre grupos del Sindicato de Camioneros y de la Uocra, que representa a los obreros de la construcción. “Fue un hecho muy lamentable, que no tiene nada que ver con el espíritu del traslado de los restos del general Perón”, dijo a periodistas después de dar por cerrada la 12ª Conferencia Industrial Argentina. Scioli señaló que el “hecho se está investigando” y convocó a la sociedad a “afrontar los desafíos del crecimiento”.

Compartir: 

Twitter
 

“Perón no merecía semejante irresponsabilidad”, dijo Kirchner.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.