EL PAíS › UN DURO DOCUMENTO PARA QUE DISCUTAN LOS RADICALES

Terragno pasa a la ofensiva

Hoy hay una reunión cerrada de dirigentes de la UCR, de cara al peor escenario electoral del partido desde 1983. Terragno preparó un documento para debatir y avalar su candidatura.

 Por Eduardo Tagliaferro

Los radicales se encaminan hacia el peor de los escenarios. Si tal como todo indica, la elección nacional termina polarizada entre Elisa Carrió y el peronismo, quizá representado por Carlos Menem, y en noviembre el partido centenario no supera el porcentaje de un dígito de intención de voto que hoy ostenta, las alternativas serán las peores: o bien una diáspora como nadie recuerda, o lisa y llanamente su no participación en los comicios. Parte de estos temas serán discutidos hoy en una quinta ubicada en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, por cerca de trescientos dirigentes partidarios.
El aviso del encuentro fue mantenido en una rigurosa semiclandestinidad. Para justificarlo, las autoridades partidarias aseguraron que se trataba de permitir un extenso debate en el que nadie estuviera condicionado por la presencia de la prensa. Uno de los puntos al que se enfrenta la UCR será priorizar la definición del perfil ideológico-político o la unidad partidaria. Otro tema que no es menor es la definición frente a los próximos comicios.
El único precandidato lanzado a la arena electoral es Rodolfo Terragno. Con el apoyo del bonaerense Federico Storani, el ex ministro de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa, presentará un documento con el que pretende aportar a la definición partidaria. Bajo el título, “Un nuevo radicalismo; una nueva esperanza”, el candidato avanza sobre las posiciones que, a su juicio, deben asumir los seguidores de Leandro Alem. En él se muestra partidario de una reforma constitucional para implementar la caducidad de los mandatos, medida muy resistida por Leopoldo Moreau y otros radicales. “El argumento de que no hay tiempo para una reforma constitucional aparece como excusa para ocultar la resistencia a la renovación total”, afirma Terragno en el documento al que Página/12 tuvo acceso.
Para el senador porteño, si en noviembre hay algún candidato que alcanza una intención de voto que llegue a los dos dígitos, seguramente no habrá interna. Aunque no lo menciona, está hablando de sí mismo. Por eso repite que a diferencia de Carrió, él sí tiene un proyecto para enfrentar a Menem. También reconoce que le faltan los votos necesarios. Un pequeño detalle.
Para colmo, el principal referente partidario que lo apoya, Federico Storani, no las tiene todas a favor. Hablando frente a los cuadros de Franja Morada, el sábado pasado en el camping que los gastronómicos tienen en Ingeniero Maschwitz, el mismo en el que Eduardo Duhalde aceptó devolver el respaldo del dueño de casa Luis Barrionuevo con la incorporación de Graciela Camaño al gabinete, Storani sufrió un fuerte desaire. La mitad de los jóvenes universitarios presentes en el encuentro se retiraron luego de su fuerte discurso antialfonsinista y del convite que les formuló para apoyar la candidatura de Terragno.
Una gran parte de esos jóvenes está pensando en dar su respaldo a la titular del ARI. “Nosotros tenemos un estilo en el que las definiciones político-ideológicas están teñidas de un gran discurso ético. El diskette de ese formato se lo llevó Carrió”, aseguró a este diario un destacado dirigente de la UCR. También se ocupó de precisar que hay otro “diskette que no se llevó y es el de la capacidad organizativa y de construcción”. Para explicarlo precisó que la chaqueña “luego de un año tiene los mismos vicios que ellos después de cien”. “¿Acaso Mario Cafiero y Laura Mussa o Jorge Rivas son lo mismo?”, se preguntó tratando de mostrar la fuerte diversidad ideológica que tiene el ARI.
Aunque por su fuerte resfriado, la presencia de Raúl Alfonsín no está garantizada, no son pocos los radicales que afirman que el ex presidente está destinado a ocupar un rol destacado en ese debate que aseguran “debe darse el partido”. Hay un punto que, dicen, puede impedir esa discusión yno es otro que se imponga el criterio de quienes decidan postergar las diferencias en nombre de la unidad partidaria. Lo que sí está seguro es que no se hablará de precandidaturas. Porque el único que parece interesado en ella es precisamente Terragno y el chaqueño Angel Rozas si por, alguna extraña razón, el porteño diera un paso al costado.

Compartir: 

Twitter
 

Rodolfo Terragno cuenta con el apoyo de Federico Storani y con el odio de Raúl Alfonsín.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.