EL PAíS › MARCHA K POR LA APERTURA DE SESIONES

Congreso con clima

Esperan convocar mañana a más de 25 mil personas al Congreso cuando hable Kirchner.

 Por Diego Schurman

Si el candidato a presidente es “pingüina” en vez de “pingüino”, Néstor Kirchner participará mañana de su última Asamblea Legislativa. Por eso, un entramado de intendentes y organizaciones sociales le prometieron al mandatario una despedida “a lo grande”, lo que en la jerga peronista significa mover el aparato partidario hasta copar la plaza Congreso.

La concentración tendrá un claro predominio bonaerense. Los líderes del distrito reconocen cierto apego a este tipo de manifestaciones y lo han demostrado en las anteriores aperturas de las sesiones ordinarias. “Vamos a meter más de 25 mil personas, será un acompañamiento al Presidente en lo que se supone podría ser su última participación en el Congreso de la Nación”, señaló a Página/12 un conspicuo referente kirchnerista.

En el imaginario K sobrevuela la idea de que allí se producirá una suerte de “operativo clamor” por Cristina Kirchner. Es probable que la primera dama retribuya con un saludo –y quizás algunas palabras– el respaldo que le prodiga la gente. Pero no saldrá de allí la confirmación de ninguna candidatura.

Si bien la consigna que se bajó, como tantas otras veces, fue la de llevar únicamente banderas argentinas (en verdad, está previsto que los organizadores las repartan allí mismo), será casi un milagro que frente a la explanada del Palacio Legislativo, sobre la calle Entre Ríos, no se exhiban los estandartes de los distritos que manifiestan su fidelidad al Presidente.

Aunque el Gobierno se ha esmerado en mantener un bajo perfil sobre el tema, difícilmente se haga carne la idea de una manifestación espontánea: mucha “gente que mueve gente” –según la calificación mundana de un operador oficial– ha recibido instructivas de la Casa Rosada de cómo, cuándo y dónde trasladar a los manifestantes.

Los encuentros informativos se han desarrollado en el cuarto piso del edificio de 25 de Mayo 145, ex sede del Banade, donde tiene oficinas el Ministerio del Interior. Kirchner ha delegado la coordinación del acto a su secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Las columnas llegarán a la plaza Congreso poco antes de las 12, la hora en que se prevé el discurso de Kirchner. Habrá allí representantes de tres sectores: los intendentes, los movimientos sociales y los llamados “sin techo”, es decir, aquellos referentes del Frente para la Victoria que en las últimas elecciones disputaron intendencias contra los candidatos de Chiche Duhalde.

Entre los intendentes dirán presente los que han sido correa de transmisión en sus pares de la provincia: Julio Pereyra, de Florencio Varela, y Alberto Descalzo, de Ituzaingó. Aunque también se aguarda la presencia de algunos radicales K como Gustavo Posse, de San Isidro, y Enrique “Japonés” García, de Vicente López. Incluso se asegura la asistencia de gobernadores, entre ellos el de Chubut, Mario Das Neves.

Los movimientos sociales estarán representados por el Movimiento Evita, la Federación de Tierra y Vivienda, Libres del Sur y el Frente Transversal Nacional y Popular. En tanto, de los llamados “sin techo” se espera la presencia de Oscar Laborde (Avellaneda), Darío Giustozzi (Almirante Brown) y Fernando “El Chino” Navarro (Lomas de Zamora). Tampoco faltará alguna identificación de Compromiso K, la corriente ultrakirchnerista que responde a las órdenes del secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

Compartir: 

Twitter
 

Los Kirchner saldrán a la puerta del Congreso luego del discurso.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.