EL PAíS › MACRI DIFUNDIO UN COMUNICADO SOBRE LA VILLA 31

Una “solución definitiva”

El jefe de Gobierno electo señaló que para él es prioritario detener el crecimiento del lugar y que buscará llegar a un consenso de los “vecinos históricos”. Durante la campaña había anticipado que su plan era erradicar esa villa.

La “erradicación de la Villa 31” pregonada por el macrismo durante la campaña se transformó en “una solución satisfactoria y definitiva para ese asentamiento”. Con ese giro discursivo se refirió ayer el jefe de Gobierno porteño electo, Mauricio Macri, a los planes que analiza aplicar sobre el barrio cuando asuma. Lo hizo a través de un comunicado difundido por sus voceros, en el que también aseveró que para su futura gestión será “prioritario detener el crecimiento del lugar”.

El lunes, este diario publicó una nota con la polémica que habían desatado entre los propios vecinos los planes de erradicación que el macrismo había anunciado para el histórico asentamiento de Retiro. El día siguiente, los voceros de PRO habían señalado que las medidas su gestión las daría a conocer “cuando asumamos, y no antes”. El final de la semana mostró otra cosa. “El gobierno electo de la ciudad propondrá el diálogo y el consenso con los vecinos de la Villa 31, como herramienta vital en la búsqueda de una solución satisfactoria y definitiva a la compleja situación de ese asentamiento”, marcó el comunicado que se difundió ayer.

Las palabras suenan más suaves, pero no aclaran si la forma de terminar con la “compleja situación” será o no la pala de una topadora. Por el contrario, en el siguiente párrafo, el texto difundido por Macri sostiene: “Para PRO es prioritario detener el crecimiento del lugar, particularmente en la zona conocida como Villa 31 bis, ya que allí no existen los mínimos servicios necesarios para que los habitantes lleven una vida digna”.

Antes de la segunda vuelta, Macri había anunciado un programa de urbanización para las villas de emergencia porteñas, pero había dejado afuera al barrio ubicado en Retiro. Para él tenía reservado algo más drástico: la erradicación. Eso desató una polémica, que tuvo como base el rechazo de una parte de los habitantes del barrio y también de los curas del Equipo de Sacerdotes para las villas de emergencia de la ciudad.

Con la victoria ya asegurada, los asesores de PRO buscaron bajarle el tono a la cuestión. “Fue una frase de campaña”, enarbolaron. Pero eso no desactivó la polémica, y al comienzo de esta semana el tema volvió al tapete junto con los reclamos de Macri al gobierno nacional, que incluyeron la cesión de parte de las tierras que hoy ocupa la 31, hoy en manos del Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (Onabe).

Los medios recordaron el destino que el propio Macri les había reservado durante la campaña a esas tierras, destino que no incluía las viviendas precarias que hoy las ocupan, y entonces sus voceros salieron a intentar cerrar el tema. Pero en el asentamiento ya se habían desatado las especulaciones, que llevaron a Norma Gutiérrez, una de las punteras más viejas del barrio, a decirle a Página/12: “Somos 22 mil personas. ¿A qué lugar nos van a llevar?”.

Frente a ese escenario, en el comunicado de ayer Macri empezó a tender líneas para negociar con los habitantes del barrio, muchos de ellos irritados. En el texto se asegura que se tomará a “los vecinos históricos de la villa como interlocutores válidos, a fin de encontrar juntos alternativas de vivienda que contemplen los derechos y dignidades de los ciudadanos que allí viven”.

El macrismo ya designó a legisladores y asesores para tantear el terreno en la villa, para empezar a conocer las posibilidades. Guillermo Torres, el cura de la capilla del barrio, contó al respecto en la semana: “Los muchachos vinieron a verme, están intentando llegar, están buscando por dónde, que se les allane el camino, pero nosotros no les vamos a abrir las puertas del barrio”.

Sobre el final del comunicado, el jefe de Gobierno electo habla de su “preocupación por las situaciones de especulación y de desinformación que se han generado” alrededor de este tema. Y promete mantener “informados a los vecinos respecto de los planes a futuro”. Distinto al “cuando asumamos, y no antes” de principio de semana.

Compartir: 

Twitter
 

En la Villa 31 hay especulaciones y polémica porque Macri anunció que pensaba erradicarla.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.