EL PAíS › ENTIDADES CON MODELO PROPIO

Este país ya no les sirve

Los cuatro titulares de las organizaciones que encabezan la protesta agropecuaria participaron de un acto en la provincia del Chaco para volver a criticar la política del gobierno nacional de retenciones a la exportación. “Queremos un nuevo país, uno que nazca desde el interior; por eso, será fundamental el diálogo con los intendentes y los gobernadores”, proclamó Mario Llambías, de CRA, pero informó que esperarán “un tiempo para comunicarse con el gobernador Jorge Capitanich, a quien esperamos ver lo más pronto posible”. Los dirigentes habían solicitado la entrevista el viernes 2. De inmediato, Capitanich se la concedió para ayer a las 15, pero las entidades pidieron cambiar la cita debido a que se superponía con los actos organizados por los dirigentes locales para esa misma tarde en Sáenz Peña, a 170 kilómetros de la capital, Resistencia. “No era el momento oportuno para reunirnos con él”, fue toda la explicación que dieron los ruralistas, en boca de Mario Llambías.

La jornada se inició con una concentración en la Ruta Nacional 16, frente a la Cooperativa La Unión, donde alrededor de las 15 comenzaron a reunirse productores de varias localidades chaqueñas y de provincias vecinas. Montados en dos tractores, los presidentes de las entidades rurales encabezaron la movilización, que se extendió por más de veinte cuadras.

Los dirigentes de Federación Agraria, Coninagro, Confederaciones Rurales y Sociedad Rural dieron una conferencia de prensa en el Hotel Presidente y posteriormente participaron de una movilización, encabezada por tractores y sembradoras. La marcha tuvo una extensión de alrededor de diez cuadras, arribando a la Ruta Nacional 16 para concluir en el Club Acción, donde miles de productores los aguardaban para el acto de cierre de la jornada.

Llambías hizo una caracterización del enfrentamiento político entre las cuatro entidades y el Gobierno y señaló que “Argentina venía en los primeros días de marzo en una etapa de crecimiento, de desarrollo. Avanzaba pese a los inconvenientes, venía encontrando participación con sus productos agropecuarios; a partir de la medida que se toma el 12 de marzo parece que se ha enfriado la economía”. Llambías dijo que “no queremos volver a lo que alguna vez vivimos. Nuestros productores aportaron para la recuperación nacional a partir del 2001 y 2002, cuando estábamos al borde de una situación muy difícil. Colaboramos para que el país creciera”. El ruralista proclamó luego que “queremos un nuevo país, uno que nazca desde el interior; por eso, será fundamental el diálogo con los intendentes y los gobernadores para informarles del problema”. Ayer se entrevistaron con el intendente radical de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini, pero desistieron del encuentro con Capitanich.

Luciano Miguens, titular de Sociedad Rural, también aportó su enfoque al perfil político que ahora impulsan las organizaciones que encabezan la protesta. “De acá en más queremos un nuevo concepto de país, porque hoy al campo se lo ve distinto, porque se instauró en la sociedad y hoy no es el reclamo de dos o tres dirigentes, sino de todo el campo”, expresó el representante de la emblemática entidad.

Eduardo Buzzi, de Federación Agraria, insistió en el argumento de que la crisis de la actividad está afectando a sectores industriales del interior, como la maquinaria agrícola, la construcción y los frigoríficos. Pero moderó sus expresiones con respecto a los días anteriores, cuando daba cifras de ventas suspendidas y la cantidad de plantas paradas. Ayer, en cambio, expresó que “empieza a haber señales de una actitud de precaución, hay una expectativa confusa para los próximos tiempos”. En el medio, un informe del Indec había reflejado un aumento del 21 por ciento en las ventas de máquinas agrícolas en el primer trimestre, con respecto al año pasado.

“Estamos peleando por la retenciones móviles, pero con el gran objetivo de una política agropecuaria nacional”, remarcó. “Esto no es, como se dijo, un problema de 50 mil sojeros angurrientos de los piquetes de la abundancia”, señaló Buzzi. La realidad del campo en el Chaco muestra otra cosa (ver nota central). “En esta provincia buscamos la fuerza para seguir atravesando el país, para demostrar que dejó de ser una pulseada por algunos puntos más o menos de retenciones, sino que ya pretende ser parte de una discusión mucho más amplia, para discutir un nuevo modelo de distribución de la producción agropecuaria”, prosiguió Buzzi.

La caravana finalizó en el Club Acción, donde los ruralistas realizaron una asamblea para ratificar la continuidad de las medidas de fuerza “hasta tanto el Gobierno no muestre intenciones serias y claras de rediscutir una política agropecuaria con mayúsculas, en el marco de un país grande, federal y con perspectivas para todos los argentinos”, dijo Buzzi.

Durante todo el fin de semana los productores rurales tienen previsto realizar nuevos “tractorazos” de protesta contra la política oficial para el sector. Los titulares de las entidades concurrirán hoy a la asamblea de productores de Gualeguaychú, al mediodía, para acompañar a Alfredo De Angeli. Para mañana, domingo, prometen “una concentración multitudinaria” en el centro del país, a la altura del kilómetro 420 de la Ruta 9, justo en el límite entre las provincias de Santa Fe y Córdoba.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.