EL PAíS › CRíTICAS DEL GOBERNADOR

La crisis en Chaco

El gobernador del Chaco, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, denunció ayer que algunos policías les dijeron a los delincuentes que iba a haber “zonas liberadas” durante las protestas en demanda de mejoras salariales. El mandatario criticó, además, a los funcionarios judiciales por disponer un “asueto” en medio de saqueos, que ayer habían provocado dos muertos en la provincia. “Participamos de un hecho delictivo grave que afectó la institucionalidad de la Nación, con amotinados con armas dadas por el Estado, en total desigualdad, ya que contamos con 900 oficiales frente a 5000 suboficiales en situación de rebeldía, algunos hasta en estado de ebriedad”, afirmó Bacileff Ivanoff, que cuestionó al gobierno nacional por el envío acotado de fuerzas federales a la provincia, al considerar que los dejó en “situación despareja” respecto de otras provincias.

Bacileff, que como vicegobernador reemplazó a Jorge Capitanich tras su asunción en la Jefatura de Gabinete, aseguró que muchos funcionarios debieron “esconder” a las familias anoche porque recibieron amenazas en medio de incidentes en Resistencia y Sáenz Peña. “Fuimos desbordados, se nos venía una masacre”, sostuvo Bacileff, actualmente enfrentado a Capitanich. El mandatario reveló que le dijo al jefe de Gabinete “que esto recordaba el golpe militar de Allende, en manos de los carabineros”.

A criterio del funcionario, “fue una cuestión que se extendió por todo el país y que se puede vincular con múltiples causales, no es una cuestión salarial exclusivamente”. Y confirmó la firma de un acuerdo con las fuerzas policiales locales para llevar al salario mínimo de bolsillo a los 8 mil pesos desde el 1º de diciembre.

Bacileff dijo que ayer se comunicó en ocho ocasiones con Capitanich para requerir el envío de tropas federales y se quejó de que las fuerzas habían sido desplegadas a otras provincias y los gobernadores se habrían negado a derivar efectivos a Chaco. “En Santa Fe todavía hay 2500 gendarmes apostados, además de 500 efectivos de Prefectura Naval”, mientras que “nosotros teníamos menos de 100 gendarmes, desarmados y sin instrucciones de actuar o apostarse”, señaló. Según precisó, “recién anoche a las 22 (por el lunes) vinieron 150 gendarmes desde Corrientes, sin armas y sin orden de actuar, luego de que (el gobernador, Ricardo) Colombi solucionó su situación, y esta mañana (por ayer) llegaron otros 250 efectivos de la fuerza federal provenientes de Buenos Aires”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.