EL PAíS

Un entorno con prontuario

Michel Temer asumió como presidente de Brasil luego de que el Congreso le realizara un proceso de impeachment a Dilma Rousseff. El supuesto proceso de “depuración política” que, según Temer, es un ejemplo que dio Brasil al mundo, no se verifica en los funcionarios que lo acompañaron en su asunción. De los seis parlamentarios que lo acompañaron, sólo Mara Gabrilli (PSDB) no tiene causas judiciales en su contra. Entre los cinco restantes suman 76 causas, de acuerdo a los datos aportados por la agencia brasileña Lupa publicados ayer por Chequeado.com. El diputado Beto Mansur (PRB) acumula 54 causas, incluyendo una por la utilización de mano de obra esclava. En tanto, el presidente del Senado, Renan Calheiros (PMDB), el senador Romero Jucá (PMDB) y el diputado Waldir Maranhao (PP) tienen causas relacionadas con la operación Lava Jato. Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (DEM), quien quedó ayer a cargo del Ejecutivo brasileño por la ausencia de Temer, tiene una causa por irregularidades en el Fondo Partidario, el fondo que da asistencia financiera a los partidos políticos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.