EL PAíS › TENSIóN EN UNIóN-PRO POR EL ARMADO DE LAS LISTAS

Una discusión de nunca acabar

 Por Werner Pertot

La tensión volvió a Unión-PRO después de algunos días de paz. El motivo es, una vez más, la negociación por las listas. No se trata en este caso de la boleta de diputados nacionales, en la que ya prácticamente acordaron todos los lugares, sino de las listas provinciales. Desde PRO acusaron a Francisco de Narváez de querer habilitar colectoras en diversos distritos bonaerenses “como parte de una estrategia del duhaldismo”. “Tanto Felipe como Mauricio están calientes por esto”, aseguran. En el entorno de De Narváez dicen que él no quiere habilitar la dispersión en colectoras, pero admiten que en algunos distritos podría resolver las internas locales.

“De Narváez propone habilitar colectoras en la mayor cantidad de lugares posible. Plantea que garantiza una mayor cantidad de votos para la lista de diputados nacionales”, confió a este diario uno de los dirigentes bonaerenses de PRO, ofuscado por un nuevo estancamiento de las negociaciones. “Las colectoras están habilitadas por ley. Por lo tanto, no hay discusión posible”, respondió, seco, uno de los consiglieri de De Narváez. “En los grandes distritos, no sería conveniente llevar colectoras. Tienen que ser la excepción”, se preocupó un negociador de Solá. “Una colectora no te garantiza más votos, esto lo están planteando para mantener la relación con los intendentes. Lo que blanquea es que Eduardo Duhalde quiere ser candidato a presidente en 2011 y por eso quiere mantener a los intendentes en sus lugares, para que después jueguen con él”, arriesgaron en PRO.

En el entorno de De Narváez intentaron bajarle el tono a la polémica. Plantearon que algunos conflictos entre referentes locales se podrían resolver con colectoras, pero que no serían la norma. Incluso citaron una declaración que hizo De Narváez en una recorrida por Tres de Febrero: “Vamos a procurar que no haya colectoras, pero aun así puede ocurrir que las haya en algún distrito en particular”, admitió el dirigente.

En la mesa de negociaciones, en tanto, siguen las discusiones por los lugares. Los macristas reclaman más puestos en la primera y tercera sección electoral. Tras volver al ruedo, Jorge Macri sería la cabeza de la tercera, un lugar por el que compite con Osvaldo Mércuri, que hoy revista en el espacio de Solá. El ex gobernador bonaerense estaría dispuesto a ceder, pero no les daría el quinto y sexto puesto en la lista. Los macristas, por supuesto, insisten en que esos lugares les corresponden.

“En la primera, estamos convencidos de que tenemos que poner el candidato a senador y ellos no nos lo quieren dar”, rechinan los dientes en PRO. Si no entra en la lista nacional, De Narváez propondría para ese puesto a Eugenio Burzaco, que era macrista pero se pasó al equipo del Colorado luego de pelearse con Jorge Macri (el mismo salto, pero en dirección contraria, hizo en esa ocasión el ex SIDE Juan José Alvarez). Los negociadores de Felipe Solá ironizan y dicen que a Burzaco lo ven más “como candidato a concejal de San Isidro”.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri.
SUBNOTAS
  • Una discusión de nunca acabar
    Por Werner Pertot
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.