EL PAíS › EL FINO PALACIOS SE COMUNICABA CON GALEANO, CORACH Y KOHAN

Dime con quién hablas y te diré cómo eres

 Por Irina Hauser
y Raúl Kollmann

En la época en que estaba al Frente de la Policía Metropolitana y que era inminente su procesamiento por encubrimiento del atentado a la AMIA, Jorge “Fino” Palacios se comunicaba con el ex ministro menemista Carlos Corach, el ex juez Juan José Galeano, los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia y la abogada de la DAIA Marta Nercellas. Todos ellos están implicados en la causa sobre las irregularidades en la investigación del ataque terrorista. El Fino también hablaba con Alberto Kohan. Los datos surgen del listado de llamados de Palacios que analizan en el juzgado de Norberto Oyarbide como parte de la causa sobre el espionaje al gobierno de Mauricio Macri.

El intercambio telefónico de Palacios con sus compañeros de causa es de larga data, pero se intensificó cuando todo indicaba que el juez Ariel Lijo dictaría procesamientos por el encubrimiento del ataque terrorista. Fue entre agosto y septiembre últimos, un período que coincide, además, con la gestión y puesta en marcha de las escuchas ilegales a Sergio Burstein, integrante de la agrupación de Familiares de las Víctimas del atentado a la AMIA.

De acuerdo con la lista de llamados que tiene en estudio el magistrado, entre noviembre de 2007 y septiembre de este año, el Fino Palacios habló 201 veces con Corach, 67 con Barbaccia, 50 con Mullen, 88 con Galeano, 7 con Kohan y 112 con Nercellas. Con la abogada incluso tuvo una comunicación de algo más de cuatro minutos un rato después de que fuera detenido Ciro James.

Palacios fue procesado junto con Galeano, el ex presidente Carlos Menem y el ex titular de la SIDE Hugo Anzorreguy por encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA –ya que cuanto menos ayudaron a un sospechoso, Alberto Jacinto Kanoore Edul– y porque participaron en el ocultamiento y la desaparición de pruebas. Los ex fiscales Mullen y Barbaccia habían sido procesados en 2006, acusados de armar con Galeano una investigación falsa sobre el atentado, por los delitos de peculado, prevaricato, privación ilegal de la libertad, coacción y falsedad de documento público.

En tribunales todo el mundo da por sentado que Barbaccia trabajaba cerca del ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, con quien puso un comedor infantil y comparte una amistad de largo tiempo. En la Legislatura el ministro negó el vínculo laboral y señaló que son muy amigos. A Mullen le atribuyen un contrato con la empresa de subtes del gobierno porteño.

Corach todavía sigue imputado en la investigación del encubrimiento, aunque Lijo no resolvió su situación procesal. Según declaró el ex secretario de Galeano, Claudio Lifschitz, fue una reunión que tuvo su entonces jefe en la Casa Rosada con Corach lo que volcó definitivamente la causa AMIA hacia la pista que apuntó a los policías bonaerenses. En su sentencia, el Tribunal Oral Federal N° 3 la calificó como una pista falsa.

Nercellas también está imputada, básicamente por haber ido a entrevistar a un imputado, el policía bonaerense Bautista Alberto Huici, cableada con un micrófono oculto. El objetivo de la entrevista era que declarara y comprometiera a otros policías.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.