EL PAIS › DOS CHICAS DE 15 Y 18 AñOS EN UN HOSPITAL DE SANTA FE

Abuso en una guardia

Los hechos sucedieron con un año de diferencia y los relatos de las víctimas, que habían asistido para tratarse de cuadros respiratorios en el Hospital Iturraspe, son coincidentes.

 Por Mariana Carbajal

Otros casos de abuso sexual en un consultorio médico fueron denunciados en Santa Fe. La Justicia investiga a un médico de guardia del Hospital Iturraspe, acusado de haber manoseado los pechos de dos adolescentes, una de 15 y otra de 18 años, que acudieron a atenderse con cuadros respiratorios. Los hechos habrían sucedido casi con un año de diferencia, pero los relatos de las presuntas víctimas son coincidentes: mientras las ausculta, el profesional les desabrocha el corpiño, y les toquetea los senos. A una de ellas, además, se los habría chupado, según la denuncia. El médico es ginecólogo.

“Pasaron casi dos meses desde que la dirección del hospital se enteró de la denuncia hasta que decidió separar al médico de la atención de pacientes”, reveló a Página/12 Mariano Figueroa, representante de la Comunidad en el Consejo de Administración del hospital. El Iturraspe es el mismo hospital provincial en el que murió la joven Ana María Acevedo, luego de que le negaran un aborto terapéutico en 2007.

El médico denunciado se llama Roberto Sterli. La primera denuncia en su contra la presentó la madre de una muchacha de 18 años en la seccional 4ª de la policía santafesina, desde donde fue derivada al Centro de Orientación a la Víctima de Violencia Familiar y Sexual. Según la denuncia, la adolescente concurrió a la guardia porque tenía un cuadro respiratorio el 14 de abril de 2009. En ese ámbito se habría producido el abuso sexual. La adolescente estaba acompañada por su pequeña hija de 2 años. El caso se conoció públicamente en agosto en Santa Fe, a través de Rosario/12. Poco después, apareció otra mujer que denunció que a su hija, de 15 años, le había sucedido una situación similar, en la misma guardia y con el mismo médico, pero casi un año antes: el 6 de mayo de 2008 a las 8 de la mañana. La mujer, incluso, había hecho una presentación en el Iturraspe, que fue archivada, según confirmó Figueroa a este diario, quien se enteró recién este año que ya había otra acusación contra el profesional. La denuncia quedó radicada en un libro de quejas de la Dirección y fue desestimada por las autoridades hospitalarias. “‘Yo ya lo juzgué’, me dijo el director Edgardo Monteverde cuando le pregunté qué había pasado con aquella denuncia”, dijo Figueroa.

Los hospitales provinciales en Santa Fe tienen un Consejo de Administración integrado por el director, el presidente y un representante de los profesionales, uno de los trabajadores, otro de la cooperadora y uno de la comunidad. Figueroa propuso rescindirle el contrato al médico denunciado. Pero su moción no concitó apoyos: perdió en el Consejo de Administración por 5 votos a 1. Como el ginecólogo es un profesional contratado, absorbido por el Estado tras la liquidación del Hospital Italiano de Santa Fe, podría ser despedido sin inconvenientes, explicó Figueroa. El Ministerio de Salud de la provincia compartía la misma postura que Figueroa. Pero primó la decisión mayoritaria del Consejo de Administración y se lo reubicó en tareas que no implican atención de pacientes. “La representante de los trabajadores, la enfermera Griselda Torres, recibió dos denuncias verbales de abuso contra el mismo profesional. No sólo no las hizo públicas, ni las expresó en el Consejo de Administración, sino que además votó en contra de interrumpir el contrato”, cuestionó Figueroa.

A las dos jovencitas que habrían sido víctimas de abuso sexual en la guardia las está patrocinando legalmente el equipo de abogadas de la Multisectorial de Mujeres de Santa Fe, formado por las abogadas Paula Condrac, Mirta Manzur y Lucila Puyol, quienes llevan adelante el juicio contra el Iturraspe por la muerte de Acevedo. La adolescente de 18 años está recibiendo asistencia psicológica a partir de una decisión del Ministerio de Salud provincial.

“Las dos chicas son muy tímidas. Y fueron a la consulta con sus respectivas madres. A la segunda, de 16 años, que en realidad sufrió el primer episodio de abuso, el médico no la dejó ingresar al consultorio con su mamá, que quedó afuera. Cuando salió, la mujer notó que algo le había pasado”, señaló Puyol a este diario. Según el relato que la madre presentó a la Justicia –y había elevado al Iturraspe en un primer momento–, su hija salió del consultorio con cara de enojada. “Le pregunté qué le pasaba y empezó a llorar, porque el médico le dijo que si no tenía boca, para qué tenía que pasar con la mamá. Cuando mi hija le dio los datos, él le comentó que con 15 años estaba para ir a Tinelli, con el cuerpazo que tenía. Luego la acostó, le levantó la remera, le metía las manos en los pechos de una manera que no era normal, y le decía que no se pusiera nerviosa, porque mi hija temblaba”, dice el relato de la mujer, según le refirió la adolescente.

La mujer consideró que “no es un trato adecuado hacia la persona de mi hija, que se acuerda y llora. Está deprimida, asustada, y dice que no va a ir a un hospital nunca más”. Esta denuncia fue remitida al juzgado en lo Penal de Instrucción de la 8ª Nominación de Santa Fe, de turno en el momento en que habría ocurrido el abuso, a cargo de Jorge Patrizi, informó la abogada Puyol. La otra denuncia había comenzado a ser investigada por el Juzgado de 1ª Nominación, pero luego fue derivada al de Patrizi.

La abogada de la Multisectorial cuestionó la actuación de las autoridades del Iturraspe: “Se debió iniciar el sumario administrativo desde el momento de la primera presentación, pero no se hizo”, indicó. “Creemos que debe haber más víctimas del mismo médico”, evaluó Puyol.

Compartir: 

Twitter
 

“Luego la acostó, le levantó la remera, le metía las manos en los pechos de una manera que no era normal.”
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared