EL PAíS › LANZAMIENTO DEL MORENA EN LA CAPITAL FEDERAL

Desembarco alfonsinista en la ciudad

 Por Sebastian Abrevaya

Ricardo Alfonsín lanzó ayer la línea interna que impulsará en la ciudad de Buenos Aires su candidatura a presidente. Acompañado por el diputado Ricardo Gil Lavedra; el titular del Comité Capital, Carlos Más Vélez, y el dirigente Guillermo Hoertz, el hijo del ex presidente Raúl Alfonsín deslizó que quizá los peronistas “van a votar a otro Alfonsín” en 2011, como había sucedido con su padre en 1983. Entre los presentes, lo escuchaba el ex jefe de Gobierno porteño Enrique Olivera, recientemente reincorporado a la militancia radical de la mano del Morena y ubicado entre los primeros candidatos del sector para pelearle al PRO de Mauricio Macri. “Vamos a trabajar incansablemente para hacer una realidad: que Ricardo Alfonsín sea el próximo presidente”, sentenció Gil Lavedra, otro de los eventuales aspirantes a la Jefatura de Gobierno.

En un hotel cercano al Congreso Nacional, los radicales agrupados en el Movimiento de Renovación Nacional (Morena) plantaron bandera en la Capital Federal para empezar a trabajar por la candidatura presidencial de Ricardo Alfonsín. La Ciudad y la provincia de Buenos Aires, dos de los distritos más importantes del país, son a su vez los dos distritos donde la UCR tiene su mayor debilidad.

Conscientes de esas dificultades, los radicales del Morena –que a nivel nacional comandan entre otros el jujeño Gerardo Morales, el cordobés Mario Negri y el chaqueño Angel Rozas– decidieron avanzar con el lanzamiento de su espacio en la Ciudad y ganarle de mano al vicepresidente Julio Cobos, quien el próximo 19 de octubre protagonizará junto a Rodolfo Terragno el lanzamiento de un espacio cobista para competir internamente en las elecciones del año próximo.

“Vuelve la política a la UCR y ese viento renovador de Ricardo Alfonsín es un punto de inflexión que significa el fin del macrismo. Vamos a reconstruir la centroizquierda en la Ciudad. Aquí está el próximo jefe de Gobierno y vamos a ganar la interna si es necesario”, se envalentonó Hoertz, el primero en hacer uso de la palabra. Lo siguió el titular del Comité Capital, con un discurso menos encendido pero en el mismo sentido: “Tenemos la responsabilidad de tributar al proyecto nacional para que el próximo presidente sea radical y sea Ricardo Alfonsín”, afirmó Más Vélez.

Sentados en las primeras filas del salón escuchaban, además de Olivera, Negri; el auditor general de la Nación, Leandro Despouy; el defensor adjunto del Pueblo, Juan Mínguez; el titular del Comité bonaerense, Miguel Bazze; el diputado Juan Pedro Tunessi y el constitucionalista Félix Loñ. “La UCR va a competir en cada una de las comunas y por el Gobierno de la Ciudad. Tenemos con qué hacer una propuesta superadora del macrismo”, aseguró Gil Lavedra.

Lo cierto es que hasta ahora el radicalismo acumula dos legisladores y pocos dirigentes instalados públicamente para convertirse en una alternativa de poder que supere al PRO, al Proyecto Sur de Pino Solanas o a la Coalición Cívica. En ese contexto llamó la atención la aparición de Olivera como posible candidato, en un distanciamiento definitivo de la líder de la CC, Elisa Carrió.

El acto fue cerrado por Alfonsín, quien repitió una vez más su discurso sobre la moral y la política, la dignidad del hombre, la salud, la educación y el trabajo. “Nosotros no necesitamos una pata peronista. Necesitamos los votos peronistas. Y nos van a acompañar los peronistas. En el ’83, lo votaron los peronistas a Alfonsín. Quién dice que en 2011 no voten a otro Alfonsín”, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.