EL PAIS › EL PERFIL DE GABRIEL MARIOTTO

Una vida de militante

Militante, periodista, docente universitario y funcionario, en ese orden dicen que no le disgustaría ser presentado. Gabriel Mariotto, actual presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), fue la cara visible del equipo que trabajó e impulsó la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, ex candidato a intendente por el Frente para la Victoria; director, guionista y productor de cine, conocedor de tango, poesía e historia, su vida está atravesada por algo así como la quintaesencia de lo nacional y popular.

Sus amigos lo definen como una bestia de trabajo, pero el flamante candidato a vicegobernador de la provincia de Buenos Aires encuentra tiempo para ir a la cancha con su hijo Matías, a ver a Banfield, e incluso para practicar sus dotes de parrillero. En 1999 ganó el Cóndor de Plata por el film Padre Mugica, nombre que lleva el centro cultural de su bastión, donde hay clases de música y literatura, recitales gratuitos, y resuenan Scalabrini Ortiz, Jauretche y Marechal.

Juan Gabriel Mariotto nació el 9 de noviembre de 1964 en Lomas de Zamora, y allí desarrolló su carrera docente y política. Es licenciado en Periodismo y Comunicación Social por la Universidad de Lomas de Zamora, donde comenzó como docente en 1994 y empezó a militar en la Agrupación Peronista Universitaria (APU). Sus alumnos recuerdan el énfasis con que relataba las experiencias de comunicación alternativa en América latina, tales como las radios mineras de Bolivia, entre otras. Ya entonces Mariotto insistía con la necesidad de cambiar la Ley de Radiodifusión heredada de la dictadura.

Lo decía, además, por experiencia propia. En los fondos de su casa paterna, en la calle Garibaldi, de Lomas, había montado una de las tantas FM libres que aparecieron en los ’80, y eran perseguidas. Se llamaba FM Ciudades, y la armó con quien luego sería uno de sus mejores amigos, Miguel “El Negro” González. En 2002 la vendió y se fue a España en su rol de productor cultural. Mariotto recaló en Marbella, adonde llevaba espectáculos de tango y teatro argentinos. Allí estaba cuando tras el triunfo de Néstor Kirchner lo llamó José Albistur y lo entusiasmó con volver a la política. Así fue como se convirtió en subsecretario de Medios. Tiempo después, el entonces presidente reparó en él, decidió probarlo en “pequeños encargos”, y le asignó trabajar la ley de medios. Mariotto se sacó la grande, era un especialista y el cambio de la norma era su reivindicación desde siempre. Dio respuesta rápida y ganó espacio. Uno de los colegas con los que había trabajado el proyecto del ex diputado Quique Paz, que en 1991 no llegó al recinto por pocos votos, recordó que ese día Mariotto le dijo: “El primero que llega a algún lado lo llama al otro y hacemos la ley”. A juzgar por quienes fueron los autores de la ley, cumplió su palabra. Luego vino la estatización del fútbol, en la que él también estuvo involucrado. Pero eso ya es historia conocida.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared