EL PAíS › BONFATTI CON LOS FAMILIARES

Marcha y reunión

 Por Lorena Panzerini

Desde Rosario

En medio del dolor y la congoja que generó la masiva marcha convocada por el Frente Darío Santillán para pedir justicia por la masacre de Villa Moreno, el gobernador Antonio Bonfatti prometió “respaldo y trabajo comprometido” a los padres de los jóvenes asesinados el 1º de enero pasado. “Confiamos en la palabra del gobernador. Estamos satisfechos y expectantes sobre lo que sucedería en las próximas horas, ya que los autores están identificados”, dijo Eduardo Trasante, papá de Jeremías, una de las tres víctimas, junto con Claudio “el Mono” Suárez y Adrián “Patóm” Rodríguez.

En tanto, el ministro de Seguridad, Leandro Corti –que participó del encuentro–, ratificó el apoyo y prometió que se trabajará “codo a codo con las organizaciones” en los barrios. Además, acordaron abrir un “espacio de encuentro periódico con los familiares”. Corti aseguró que “existen líneas de investigación firmes” sobre los presuntos autores. También adelantó que será “enfático” sobre las irregularidades que cometa la policía, cuyo accionar será controlado de cerca. Para la Justicia, hay dos testigos claves, y se está “a un paso” de dar con los autores del hecho.

Minutos antes de la marcha que convocó a un amplio abanico de organizaciones sociales y políticas, los padres de los tres pibes asesinados la madrugada de Año Nuevo se entrevistaron con el juez de la causa, Juan José Pazos, en los Tribunales Provinciales. “Nos dijo que se está a un paso de resolver esto”, señalaron con las fotos de sus hijos entre las manos.

Durante la movilización por calle Oroño hasta llegar a la sede de gobierno, hubo momentos de emoción, gritos por justicia y silencios. En el escenario dispuesto frente a la gobernación, los padres de los tres militantes sociales asesinados se expresaron ante la multitud que los seguía con pancartas y fotos de los pibes de 17, 19 y 21 años. “Nos parece mentira que esta marcha sea por la muerte de nuestros hijos. Cuando llevamos al cementerio a Jeremías dije al lado de su tumba que no lo estábamos sepultando, sino que lo estábamos sembrando para la vida de tantos jóvenes”, dijo Trasante, atravesado por la tristeza.

“Queremos que algo cambie en Rosario. Esta suerte tiene que cambiar y no hay mejor forma de hacerlo que con el pueblo moviéndose. Y esto lo haremos le pese a quien le pese; le toque a quien le toque”, dijo. En tanto Ignacio, el padre de Patóm, y Lita Gómez, la mamá del Mono, se acercaron hasta el micrófono, pero casi no pudieron expresarse con palabras: el llanto los invadió y contagió a los presentes.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Marcha y reunión
    Por Lorena Panzerini
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.